Consultoría

5 preguntas para saber si debes emprender

Antes de lanzar tu negocio, descubre si eres capaz de darle prioridad a tu empresa.
5 preguntas para saber si debes emprender
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Tienes una gran idea, pero ésta es sólo el comienzo. Además, ten por seguro que hay ciertas señales que indican que serás un emprendedor exitoso. Debes descubrir cuáles son tus consumidores potenciales, solidificar tu plan y hacer del negocio tu prioridad número uno. Hazte las siguientes preguntas y las respuestas revelarán tus probabilidades de triunfar:

1. ¿Estás realmente involucrado en el negocio?
Si no sabes exactamente qué está pasando con tu nueva empresa, las probabilidades son que no obtendrás ganancias. No puedes terminar todos los pendientes, seguir con tu trabajo actual y pensar que tu idea funcionará.

2. ¿La gente necesita tu producto o servicio?
¿Tu nuevo negocio tiene un nicho real? ¿Tus consumidores realmente necesitan lo que estás desarrollando? Aunque lo que ofrezcas no sea completamente nuevo, asegúrate de que tenga algo que te diferencie para que resaltes de entre la competencia.

3. ¿Estás listo para los cambios?
Habrá desviaciones que tendrás que enfrentar sin importar qué tan bien salga el plan. Una cosa es tener un plan de negocios detallado, pero es otra tratar con las realidades del día a día. Debes estar preparado para lo inesperado y asegurarte de que puedes improvisar.

4. ¿Has definido una manera de aumentar los ingresos?
Para lograr esto necesitas un modelo de negocios y definir a tus clientes meta. No sólo porque tengas una buena idea quiere decir que triunfarás. Debes saber quién va a querer tu servicio o producto y asegurarte de que eso te genere ganancias.

5. ¿La empresa es una prioridad en tu vida?
Las preocupaciones de la familia pueden arruinar el negocio, pero, ¿qué pasa con lo demás? ¿Estás listo para renunciar a tus fines de semana para estar en la oficina?

No hay forma de construir una compañía sin hacer ciertos sacrificios en otras áreas de tu vida. Si no estás listo para hacer eso, no vas a poder avanzar y será más difícil que alcances el éxito.