Tecnología

Flipboard: La nueva era de revistas 2.0

Mike McCue y Evan Doll crearon una app que hace interactiva la experiencia de uso y personaliza el contenido.

Mike McCue pensó que su vida laboral había terminado. Esto luego de vender su startup Tellme Networks –especializada en aplicaciones para teléfonos– a Microsoft por más de US$800 millones. La transacción se concretó a mediados de 2009 cuando finalmente entregó el control de la compañía y firmó su renuncia. Al parecer, una vida de ocio le esperaba. Su idea era convertirse en inversionista de algunos proyectos, trabajar con organizaciones de beneficencia y pasar mucho tiempo con su familia.

Sin embargo, su retiro no duró más de una semana. Precisamente en un viaje familiar, tomó una revista en el avión y encontró un artículo que ya había leído en Internet. “Recuerdo que pensé: ‘así no era como se veía en línea’; la versión impresa era mucho mejor. Entre otras ventajas, en papel se pueden explotar gráficos, destacar citas y aprovechar al máximo las fotografías impresas en páginas completas”, cuenta el emprendedor.

“Otra área de oportunidad era la publicidad. En la versión impresa tenemos anuncios en páginas completas que la gente identifica como parte del contenido. No obstante, a nadie le gusta los banners en las páginas de Internet. Me di cuenta que existía un mercado potencial enorme a través de la creación de un formato novedoso para el contenido y la publicidad en la Web”, asegura. Por lo tanto, el retiro tendría que esperar. Mike empezó a esbozar ideas y reclutó a Evan Doll, uno de los ingenieros que trabajó en el iPhone de Apple en las primeras etapas de desarrollo. Ambos buscaban traducir los principios editoriales de los formatos impresos a las plataformas digitales. El resultado: Filpboard, una de las aplicaciones más importantes para iPad.

Flipboard fue lanzada en julio de 2010, unos meses después de que iPad llegara a las tiendas. Esta app reinventó la imprenta en la era digital, agregando contenido de un amplio rango de editores y redes sociales. De esta manera, surgieron miles de revistas touchscreen, con una interfaz amigable y personalizable, con un sinfín de herramientas y características multimedia que no existían antes. La publicidad también sufrió una revolución: por medio de anuncios de página completa a los que los lectores pueden dar clic, enfatizando tanto la sofisticación del diseño como la relevancia del contenido para el lector.

Cuatro años después de que Flipboard llegó a la App Store de Apple, hoy cuenta con más de 100 millones de lectores activos y suma entre 250,000 y 300,000 usuarios cada día. Además, la compañía se ha asociado de manera directa con más de 8,000 editoriales y a finales de 2013 completó una ronda de inyección de capital por US$161 millones, alcanzando un valor de mercado de US$800 millones. “Los emprendedores son buenos para detectar una oportunidad. Con Flipboard encontré un nicho con mucho potencial en el mundo móvil y social, dos tendencias muy poderosas que están cambiando todo lo que conocíamos de Internet”, afirma Mike, quien actualmente se desempeña como CEO en la empresa. “Era el momento de revolucionar la Web y mejorar la manera en que se presentaba el contenido: cómo se descubre, se arma, se distribuye y se monetiza” agrega.

Lanza, vende y repite

Décadas antes de que Mike buscara redefinir las revistas, era un adolescente obsesionado con la tecnología intentando ver su nombre impreso en algún producto de este tipo. Originario de Nueva York, EE.UU., el joven pasó años copiando códigos de videojuegos y enseñándose a él mismo a reprogramar el software. Así vendió su primer licencia por US$50. “Esa fue la primera vez que me pagaron como programador”, dice el emprendedor.

La startup con la que inició, M-Cubed Software, no tuvo éxito. Decidió no ir a la universidad y pasó cuatro años como programador de IBM antes de fundar Paper Software en 1989 en Nueva York. La empresa se dedicó, casi tres años, a desarrollar Sidebar, una serie de íconos posicionados al lado de la pantalla de las PC para simplificar la experiencia del usuario. Durante este tiempo, mantuvo la compañía con ingresos que obtuvo trabajando en otros lugares como programador y consultor.

Justo cuando Sidebar estaba lista para ser lanzada al mercado, Mike leyó una reseña en una revista acerca de una solución que competía directamente con la suya, Norton Desktop de Symantec. “Aplastaba por completo a nuestro producto y ni siquiera lo habíamos lanzado. En ese momento pensé: ‘es hora de darnos por vencidos o presionar aún más’. Decidimos continuar con el proyecto y reposicionarlo con otro enfoque. Si me hubiera rendido en aquella ocasión, no habría logrado muchas cosas grandiosas”, recuerda.

Mientras Sidebar tenía algo de éxito, Paper Software subió la velocidad y construyó WebFX, un modelador de realidad virtual que permitía al navegador de Netscape operar con gráficas más complejas. “Mike básicamente hackeó de manera inversa el navegador para crear un plug-in que permitía al usuario navegar en 3D”, explica el inversionista Danny Rimer, quien en ese entonces trabajaba en Hambrecht & Quist, un banco de San Francisco que ayudó a Netscape a salir a Bolsa. “Cuando hablé con él, quedé impresionado. Lo presenté en Netscape y, al final, ellos adquirieron la compañía de McCue”, señala Rimer. Netscape compró Paper Software en 1996 por un valor estimado de US$20 millones, y Mike se mudó a Silicon Valley. Cabe mencionar que tres años después, AOL adquirió Netscape por US$4,200 millones.

En 1999,  el emprendedor lanzó Tellme Networks junto con un ex empleado de Netscape, Angus Davis. Este software permitía a los usuarios comunicarse con los servidores de sus clientes al traducir comandos de voz a VoiceXML (un estándar de documentos digitales). Entre sus clientes se encontraban American Airlines, FedEx, Fandango y Verizon Wireless. Para 2005, más de 35 millones de estadounidenses al mes hacían llamadas usando la red de Tellme, y la empresa facturaba más de US$100 millones anuales. Además, obtuvo más de US$235 millones a través de varios inversionistas. “Mike es uno de los mejores ejemplos de cómo debe ser un emprendedor en esta industria. Tiene pasión, determinación y quiere cambiar al mundo”, opina Rimer.

Microsoft compró Tellme en marzo de 2007 y Mike pasó de ser CEO a GM (gerente general). Para cuando dejó la organización definitivamente, su software era parte integral de todos los productos de Microsoft –incluido Live Search, ahora Bing–. “Me sentí cómodo al salir, pensé que eso era todo, que ya no había nada más que hacer. Pero la vida es mejor cuando se vive con un propósito. Tengo cuatro hijos y me gusta pensar que ven a su papá como alguien que siempre va hacia delante. Y cuando conocí a Evan Doll supe que iba a iniciar otra empresa”, recuerda.

Adelántate al mercado

McCue y Doll se conocieron por medio de un reclutador. En ese momento Evan, un veterano de Apple, era ingeniero de software senior para iPhone –participando en los tres primeros lanzamientos de este modelo–, así como profesor de la Universidad de Stanford. “Quedé muy impresionado cuando lo conocí. Me di cuenta de que era mucho más que un ingeniero, que tenía potencial para ser cofundador. Me recordaba a una versión más joven de mí”, asegura Mike. La consecuencia: Evan renunció a Apple semanas después de conocer a Mike y comenzaron a desarrollar Flipboard.

La idea original era para computadoras de escritorio. “Semanas antes del lanzamiento del iPad, comenzamos a tener juntas para discutir las posibilidades de adaptar nuestra aplicación para la tablet”, explica Doll. “Fue algo arriesgado, no conocíamos a nadie que fuera a comprar un iPad y no sabíamos si iba a ser un producto exitoso. Pero las nuevas plataformas no son tan comunes y debíamos aprovechar la oportunidad”, añade. Sin embargo, los socios no sabían cómo sería el iPad, mucho menos conocían la interfaz que tendría. Trabajaron bajo la suposición de que se vería como un iPhone más grande y mejor. Con eso en mente, diseñaron las especificaciones de Flipboard, las cuales evocan a una revista impresa.

Steve Jobs reveló el iPad en enero de 2010. Por su parte, el equipo de Flipboard bajó el kit de desarrollo de software antes de que el fundador de Apple se bajara del escenario tras el lanzamiento oficial de su tablet. Arreglaron los últimos detalles y trabajaron con los códigos que lograron adivinar que funcionarían. “Esto nos dio un gran ventaja. Nuestro diseño e ideas estaban un año antes que el resto de las personas”, afirma Mike.

Autodenominada como la primera revista de interacción social, Flipboard 1.0 agrupaba historias, fotos, encabezados y ac-tualizaciones desde la plataformas de Twitter y Facebook. La aplicación hacía que los usuarios pudieran descubrir, consumir y compartir contenido de las redes sociales. “Creemos que el valor de Flipboard es ver qué es lo que está pasando en el mundo, qué genera interés de acuerdo al perfil de cada usuario para así orientarlo y enfocarlo. También buscábamos resolver el problema de la sobresaturación de la información”, apunta Evan.

A horas de su lanzamiento, Flipboard ya encabezaba la App Store en la categoría de Noticias a nivel global. Esto hizo que Apple la reconociera como la Mejor Aplicación del Año en 2010. Actualmente está disponible para otros dispositivos de Apple, así como para Android, Windows 8 y BlackBerry; de igual manera hay versiones optimizadas para Kindle Fire de Amazon y Nook de Barnes & Noble. Durante el camino, la firma ha cerrado contratos con gigantes de los medios como OWN de Oprah Winfrey, Time Inc., Condé Nast, ESPN, Hearst y The New York Times Company.

“Mike ha pasado la mayor parte de su carrera creando nuevos paradigmas para la manera en la que vemos y digerimos la información. Eso es lo que era Paper, Tellme y ahora Filpboard”, sentencia Rimer, el primer inversionista de Flipboard. “Para mí, esta aplicación nunca intentó ser un nuevo lector de noticias. En realidad el objetivo era hacer una disrupción en la industria de las revistas y las formas tradicionales de consumir información”, concluye.

Continúa innovando

Flipboard no es la única empresa que está dando que de qué hablar en esta industria. Las aplicaciones enfocadas a noticias, medios y entretenimiento ocupan el tercer lugar en popularidad tanto en el sistema iOS como en Android, sólo por debajo de juegos y redes sociales. Según la firma de análisis de apps y publicidad, Flurry, un usuario promedio en Estados Unidos pasa cerca de dos horas en aplicaciones móviles.

De acuerdo con Simon Khalaf, presidente y CEO de Flurry, algunos usuarios acceden a las apps de noticias cada hora. Además, esta categoría tiene un mayor ciclo de vida que el promedio. Todo esto se traduce en ganancias a través de la publicidad, la única fuente de ingresos para Flipboard. “Creo firmemente en apegarse a un único modelo de negocio; por lo tanto, se debe elegir el mejor y más grande”, afirma Mike. Aunque la compañía no reveló su facturación, asegura que vende la publicidad dentro de sus productos al mismo precio que en las revistas impresas, lo cual supera de manera significativa los precios de la publicidad en línea.

Algunas empresas que tienen campañas para Flipboard son: Cisco, Gucci, Levi’s, Starbucks, Toyota y Volvo, por mencionar algunas; todas ellas han obtenido un aumento significativo en número de clics al día. No obstante, Flipboard no es la única opción en el mercado. A principios de este año Facebook lanzó una aplicación muy similar para visualizar noticias, Google también decidió entrar a la competencia y creó Google Play Newstand, exclusivamente para Android. Otros productos como Circa y Trove también buscan hacerse de una rebanada del pastel.

Por su parte, Flipboard ha respondido a la presión incluyendo de manera constante nuevas herramientas y servicios. En 2013 permitió a sus usuarios recopilar historias, video, audio, contenido e imágenes para crear sus propias revistas sin importar el tema de éstas. Incluso, las revistas personalizadas pueden ser públicas o privadas. Durante los primeros 12 meses, los usuarios crearon cerca de 8 millones de unidades de este tipo. “Nos gusta sentir que tenemos un impacto en la vida de los demás. Mi abuela solía recortar artículos de los periódicos, hacer algunas anotaciones y mandármelos por correo. Mi mamá me envía textos que encuentra en Internet que considera me pueden interesar. No se trata únicamente del contenido, sino de hacer saber a alguien que pensamos en ellos”, señala Evan.

Después, Flipboard lanzó una revista estilo catálogo. De esta manera, los usuarios ahora pueden compartir una lista de regalos, look books (catálogo personalizado de ropa) o productos que desean. Mientras tanto, la empresa continúa redefiniendo y mejorando su software. Al iniciar 2013, Flipboard compró la aplicación de noticias personalizadas Zite de CNN. Esta app analiza a través de un motor de búsqueda –que utiliza algoritmos– más de 40,000 temas al día. “En un principio no sabíamos cómo lograr que las personas descubrieran todos los títulos que hay disponibles, hoy podemos hacer recomendaciones personalizadas basadas en sus intereses”, dice Mike.

El emprendedor serial asegura que Flipboard será la culminación de su carrera profesional. “Esta es mi última startup, ahora sí lo digo en serio”, promete. “Estaré aquí el resto de mi vida laboral. Hay mucha gente que ama y usa Flipboard, pero nosotros no estamos 100% satisfechos con el producto. Debe existir todo un ecosistema que sostenga el contenido, y nosotros creemos que podemos lograrlo. Así las nuevas generaciones podrán tener acceso a contenido, lo que hará de esta industria algo rentable y hermoso, como las revistas impresas actualmente”, finaliza.