12 tips para valorar a tu equipo

Los empleados felices son más productivos, creativos y leales. Invierte en su felicidad para que a largo plazo obtengas buenos resultados en tu negocio.
12 tips para valorar a tu equipo
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Una empresa es tan fuerte como su gente. Detrás de cualquier marca y compañía exitosa hay personas que producen, operan y atienden al cliente, transformando en una realidad la visión del emprendedor. En Finmex (empresa que ofrece crédito y soluciones de financiamiento) creemos en nuestro equipo, en sus habilidades y desarrollo pleno. Creemos también en las mentes creadoras, en los proyectos de nuestros clientes y en las oportunidades que México nos brinda para llevarlos a cabo.

Al tratar con tantos emprendedores, de diferentes ámbitos y trayectorias, hemos notado el gran esfuerzo que implica arrancar un proyecto y que la actitud ganadora es clave para el éxito. Sin embargo, también muchas veces hemos descubierto que en el ajetreado día a día de un empresario, es común que éste olvide a aquellos que hacen realidad sus sueños.

Es por eso que entre las inversiones que realiza un emprendedor (entre tecnología, equipo, desarrollo y más) debe estar la felicidad del personal. Esta inversión tiene retornos en el corto plazo y genera beneficios que perduran en el tiempo: el bienestar pleno de todos los miembros de la empresa proporciona un crecimiento eficaz, constante y natural.  

En Finmex lo hemos comprobado. Al poner un mayor enfoque en satisfacer las necesidades de nuestro equipo hemos logrado grandes resultados. Por ello, queremos compartir algunos consejos que te permitirá aprovechar tu “activo” más valioso: tu gente. ¡Tomen nota!

Cree en tu equipo
La base de cualquier equipo es la confianza. Sin confianza no hay empoderamiento ni grandes resultados. Delega cuanto puedas y cree en la gente con la que trabajas; sólo así se sentirán lo suficientemente seguros para tomar decisiones y generar ideas. Evita actitudes como el micro-managing: deja que tu gente trabaje y se sienta cómoda. Te lo aseguramos, ¡te sorprenderán!  

Valora la esencia, diversidad y voz de cada uno
Busca gente con personalidades e ideologías diferentes. Los ambientes donde hay diversidad son los que producen mejores soluciones y estrategias de crecimiento. Aprende a escuchar y no pretendas que todos piensen de la misma manera. Ten una política de “puertas abiertas” y motiva la participación de todos los que forman parte de tu empresa. Nunca sabes de dónde vendrá tu próxima gran idea de producto o servicio.

Provoca una dinámica de “Planear menos, actuar más”
Haz que tus empleados sean más eficientes. Motívalos a actuar y a deshacerse de la “parálisis por el análisis”. Los equipos más creativos son aquellos que permiten el error: entienden que está bien equivocarse, siempre y cuando se actúe con rapidez y se aprenda del error. Este tipo de dinámica le dará empuje y velocidad a tu empresa; poco a poco verás que las cosas comienzan a suceder y que las buenas ideas no se quedan sólo en papel.

Mantén una comunicación abierta, libre y espontánea
La comunicación es la base de cualquier relación. Si quieres crear una relación estrecha con tu equipo es esencial que abras canales adecuados de comunicación. Escúchalos y anímalos y a compartir sus preocupaciones e ideas contigo. Desecha los trámites burocráticos y de las divisiones en los escritorios. Impulsa un ambiente colaborativo donde todos participen y sean libres de expresarse y demostrar su talento.

Sintonízate al modo “todo es posible”
Es muy común que en las startups los emprendedores y su equipo se sientan intimidados por el tamaño de otras compañías. Y es cierto: no es fácil competir en un mundo de gigantes o en un mercado saturado. Sin embargo, si motivas a tu equipo y los haces creer que pueden alcanzar sus metas (y, claro, creyéndolo tú también) llegarán muy lejos. Como Walt Disney dijo: “Recuerda que todo esto comenzó con un ratón”.

Utiliza simultáneamente la creatividad, lógica e intuición
Estos tres atributos son esenciales para el éxito de un negocio. Impulsa la creatividad, ya que te ayudará a ahorrar y encontrar nuevas soluciones a tus problemas. Haz que tu equipo adopte un pensamiento lógico; esto te hará aprovechar mejor los recursos y tener menos errores. Y, por último, no subestimes el poder de la intuición: escucha lo que los demás y tú mismo tienen que decir.

Genera un lugar de trabajo de primer nivel
El espacio donde trabajamos influye en nuestra productividad y desempeño. Decora tus oficinas de una manera amigable; usa colores, evita los cubículos tradicionales y coloca imágenes que inspiren. Asegúrate que tus instalaciones sean seguras y estén limpias. Ofrece a tus empleados lugares de descanso y convivencia.

Escucha con atención a cada persona
Aprende a cultivar la habilidad de escuchar activamente y presta atención a lo que tus colaboradores dicen con sus palabras, gestos, posturas y actos. Tener bien en claro estas señales te ayudará a mejorar tu clima laboral y crear incentivos de motivación personalizados para cada colaborador.

Promueve un ambiente generador de ideas
Atrás quedaron los días donde las personas sólo trabajaban para un área o proyecto. En el entorno de negocios actual, es importante la colaboración y la generación de ideas, independientemente de dónde o de quién surjan. Invita a tus empleados a trabajar en equipo y a tener una comunicación abierta.

Mantén un clima laboral positivo y cálido
Al contratar personal procura elegir en base a actitudes, más que a conocimientos. Las personas con pasión y buena actitud son las que brindan mayor valor en una empresa. Evita los rumores con comunicación abierta e impulsa las relaciones. Pocas cosas son más efectivas en un lugar de trabajo que la existencia de amistades, admiración y respeto.

Sé un líder en paralelo
Siendo autocrático, imperativo e impaciente no llegarás a tus metas; tampoco si tratas a tus colaboradores como subordinados. Elimina las jerarquías innecesarias y dales un lugar a tu los miembros de tu equipo. Haciéndolos parte del trabajo y empoderándolos a tomar decisiones es la mejor manera de ganar su respeto.

Contagia tu pasión
Como líder, no hay nada más efectivo que guiar con el ejemplo. Si quieres que tu gente se emocione por ser parte de tu empresa, emociónate tú primero. Haz que todos los miembros de tu equipo se sientan orgullosos y felices por trabajar en tu startup.

Por Finmex