Columnas

México en busca de una cultura innovadora

La innovación es un pilar para la competitividad y en nuestro país es necesario realizar un cambio para aumentar el valor de las empresas.
México en busca de una cultura innovadora
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

A finales del año pasado, el Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés) publicó su informe 2014 sobre competitividad, donde puso la lupa a 144 países de todo el mundo. Los cinco primeros lugares de este análisis quedaron de la siguiente manera:

1. Suiza
2. Singapur
3. Estados Unidos
4. Finlandia
5. Alemania

Los países mejor calificados en Latinoamérica fueron:

1. Chile (33)
2. Panamá  (48)
3. Costa Rica (51)
4. Brasil (57)
5. México (61)

Si comparamos este análisis con el reporte del Índice Global de Innovación (GII2014), del cual hablamos en el mes de septiembre, podemos ver que el acomodo en Latinoamérica es exactamente el mismo en ambos.

No cabe duda que la innovación es un pilar para la competitividad. Como ya vimos, México tanto en competitividad como en innovación ocupa el sexto lugar en Latinoamérica y más del sexagésimo lugar mundial, situación que está en nuestras manos cambiar.

¿Cómo podemos hacerlo?
Primero que nada, hay que entender que las cosas ya no son las mismas, antes, los cambios estructurales de los países eran provocados por políticas de gobierno. Por ejemplo, la política de China de cerrarse al comercio internacional por varias décadas, detonando la fortaleza de su ecosistema interno para luego abrirse con fuerza en años pasados, o la recuperación de Alemania después de la Segunda Guerra Mundial, son ejemplos de acciones de gobiernos que aumentaron el valor y la competitividad de los países.

Hoy, los grandes cambios se están dando de movimientos sociales que detonan en adaptaciones de los gobiernos para facilitarles temas que aumenten su impacto. Ejemplos de esto es el, ya mil veces mencionado, efecto Silicon Valley, el cual nació como un movimiento social de jóvenes creativos y talentosos que empezaron a crear grandes cosas, lo cual provocó que la iniciativa privada creara un ecosistema a su alrededor y el gobierno se adaptó a éste y apoyó su crecimiento. Otro ejemplo es el gran crecimiento de desarrollo tecnológico que está teniendo Israel en temas de innovación.

Hoy en día ya no existe el pretexto para tener educación de calidad, proyectos como Khan Academy o los cursos en línea de universidades como Harvard o Stanford nos permiten obtener educación de calidad en una gran variedad de áreas de estudio. Duolingo es una aplicación de un joven guatemalteco que te permite aprender más de tres diferentes idiomas, todos de manera gratuita. Aplicaciones como Uber o YAXI están logrando mejorar las opciones de transporte de los ciudadanos que demandan una forma de trasladarse más eficiente y segura.

Otra cosa que debemos mencionar es todo lo que se está creando en temas de las famosas “Smart Cities”. Estos movimientos están provocando que el gobierno se adapte a ellos y que su obligación sea la de provocar que existan más, además de facilitar el terreno de juego adecuado para ello.

Es importante que busquemos un cambio de cultura empresarial en donde dejemos de luchar por mantener las condiciones actuales y apostemos por arriesgar más buscando un mayor beneficio para la empresa. Como decía Peter Drucker, “la innovación no es difícil, lo que es difícil es dejar de hacer lo que ha funcionado en el pasado”.

Por último, es vital promover una mentalidad global. Se ha mencionado que México tiene un poder de exportación mayor al doble de más de cinco países en Latinoamérica juntos, la mayoría de este potencial es de empresas maquiladoras.

Es necesario que analicemos, incluso desde las etapas tempranas de nuestros emprendimientos, la posibilidad de impactar en otros mercados fuera de México o de soluciones que puedan replicarse de manera sencilla en éstos. Si apostamos en grande, con los pies en la tierra, podemos detonar un mayor impacto.

Hoy más que nunca está en nuestras manos cambiar el mundo. ¿Cuál será tu aportación?

   *Miguel Carrillo es especialista en innovación, creador del Magic Innovation Model. Director General Creatima Consutling

       @MiguelCarderi