Startups

5 clichés de parejas que aplican para tu socio

Hay muchas similitudes entre encontrar al amor de tu vida y al co-fundador perfecto. Conócelas y ten una relación que dure para siempre.
5 clichés de parejas que aplican para tu socio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Tener el socio perfecto es muy parecido a encontrar a “una pareja para toda la vida”. Pero una relación requiere de trabajo, demanda la química adecuada y es posible que dure toda la vida con un poco de suerte. Muchas veces las grandes ideas de negocios se caen porque los socios no son una pareja destinada a estar junta en el mundo de los negocios. En un lugar donde los inversionistas ponen su dinero e ideas detrás de la gente, es vital aprender a dominar las relaciones para seguir adelante.

Después de varios años de trabajar juntos, es seguro decir que mi co-fundador, Charlie Good, y yo hemos dominado la harmonía necesaria para tener una relación saludable. Al recordar nuestra dinámica de trabajo, nos hemos dado cuenta que los clichés del amor son también válidos para las relaciones laborales. Así que cuando tengas asuntos laborales con tu pareja de negocios ten estos clichés en mente:

Cuando sabes, lo sabes
Cuando Charlie y yo nos conocimos en una junta, supimos que teníamos un lazo especial para los negocios al que debíamos sacarle provecho. Siguiendo nuestro instinto, nos propusimos crear una empresa basados en el hecho que queríamos trabajar juntos. No estábamos comprometidos con nuestras ideas iniciales, así que pudimos cambiar nuestro plan de negocios cuando era necesario y eventualmente creamos una compañía exitosa. Sigue tu corazón y hazle caso a tu instinto.

La larga distancia hace que el amor crezca
En el tiempo que hemos estado juntos, Charlie y yo nunca hemos vivido en el mismo estado, menos en la misma oficina. ¿Cómo hemos logrado que esto funcione? La respuesta es la misma que para las parejas que tienen una relación a larga distancia: comunicación.

Gracias a la tecnología, podemos revisar frecuentemente las cosas y estar en contacto en Skype, email y por teléfono. Así como el amor no conoce fronteras, no te apresures a rechazar la idea de trabajar con un gran socio sólo porque no está en el mismo lugar que tú.

Los opuestos se atraen
Cuando se trata de negocios, debes querer que tu pareja tenga diferentes fortalezas a las tuyas. Charlie dice que yo soy más racional, el que piensa antes de hablar, mientras que él es el geek en tecnología que dice lo primero que piensa. Juntos complementamos nuestras fortalezas para tener una empresa exitosa. Busca un socio que te complemente y que, como las piezas de un rompecabezas, encajen perfectamente para hacer realidad su visión.

El amor significa terminar las oraciones del otro
Debes ser capaz de anticipar qué pasa en la mente de tu socio. Durante las juntas, Charlie y yo sabemos lo que el otro está pensando y nos damos cuenta cuando hay un problema que debemos resolver después. Mejora tus habilidades para leer la mente para que puedan trabajar juntos y tengan claras las metas del negocio y los retos que están más cerca de su corazón.

Nunca se vayan a la cama enojados
Lo mismo pasa con tu socio. Cuando tengan un problema, éste debe ser resuelto inmediatamente. De otra forma, los pequeños conflictos se irán acumulando y tendrás cosas más graves después como una mala cultura empresarial o valores mal alineados. Elige tus batallas y entiende que ambos están en el mismo equipo trabajando para un bien en común.

Construir una empresa requiere de trabajo duro y si eres lo suficientemente suertudo como para encontrar a un socio en el que puedas confiar, vale la pena todo.