Consultoría

Dile adiós al estrés en 60 segundos

Conoce algunas posturas y ejercicios que te ayudarán a disminuir el desgaste y la ansiedad, ¡incluso en la oficina!
Dile adiós al estrés en 60 segundos
Crédito: Depositphotos.com

Dirigir un negocio, sin importar cuál sea su tamaño, requiere de saber manejar situaciones difíciles todos los días. Desde la falta de financiamiento hasta tratar con clientes molestos, los emprendedores deben resolver problemas a diario, y el estrés que esto ocasiona te puede llevar al desgaste o a una condición de salud mucho más grave.

En lugar de abrumarte, considera estas técnicas para aliviarte del estrés en menos de un minuto:

1. Ejercítate: La experta en el estrés Kathleen Hall sugiere tener una cuerda para brincar en guardada en tu oficina y sacarla para realizar un minuto de ejercicio cuando necesitas desestresarte. También, considera hacer sentadillas o dar pequeños saltos, lo cual puedes hacer en tu oficina.

“El ejercicio relaja los músculos tensos que se ponen rígidos cuando experimentas estrés”, dice Hall. “El ejercicio libera oxígeno al cerebro, a los órganos vitales y a los músculos inmediatamente y produce endorfinas que alivian tu mente, cuerpo y alma.”

2. Estírate: Hacer simples estiramientos también puede restaurar el sentido de calma, según Hall. La especialista sugiere hacer tres estiramientos de yoga que puedes hacer incluso estando sentado en la silla de tu oficina; lo ideal es mantener este estiramiento por cinco segundos.

Primero, deja los brazos a los lados, pon tu cabeza entre las piernas e intenta tocar el suelo con la cabeza. Segundo, con las manos en los muslos, estira todo tu cuerpo hacia arriba. Después, lentamente toca tu barbilla en tu pecho. Tercero, planta los pies firmemente en el piso, agarra el brazo de la silla y voltea tu cabeza hacia la pared trasera. Haz algunas respiraciones y repite la acción del otro lado.

3. Enfócate en tu respiración: Wendy Duncan, experta en el alivio del estrés, recomienda un ejercicio de respiración llamado “coherencia de corazón”, que se logra en tres pasos: Primero, pon tu mano izquierda en tu corazón, luego imagina el aire recorriendo tu corazón. Cuenta hasta cuatro para inhalar y cuatro al exhalar. Después imagina buenos sentimientos como el amor, la alegría y la compasión irradiando de ti.

“Este método fue descubierto a finales de la década de los 70 durante la investigación del trasplante de corazón”, dice Duncan. “La clave está en encontrar que tu corazón tiene su propio cerebro e inteligencia. La actividad del corazón impacta dramáticamente en ti y en los que están a tu alrededor. Sincronizar tu corazón y tu mente tiene beneficios inmediatos para aliviar el estrés”.  

4. Visualiza una imagen agradable: Cierra los ojos y ponte en una posición relajada, ya sea sentada o acostada. Después Duncan sugiere imaginar una luz de un tono lila claro moviéndose dentro de tu cuerpo, llevándose contigo todo dolor o estrés.

Otra técnica de visualización la propone la experta Cindy Kubica. Ella sugiere que pongas tu mano enfrente de ti, con la palma hacia arriba y cerrando los ojos. Visualiza un cristal asentado en tu palma, o pon una piedra en tu mano. Las propiedades curativas de los cristales se cree que tienen su origen en culturas ancestrales como los egipcios, chinos e indios americanos. Algunas de las piedras más populares son la amatista (que calma la mente), el citrino (propiedades curativas) y la variscita (reduce la ansiedad).

Visualiza la piedra brillando y desprendiendo calor en tu palma y después esparcirse por tu cuerpo, dispersando luz y color a través de tu pecho, hacia tu cabeza, baje de los brazos a las yemas de tus dedos y luego a tus piernas.

5. Relaja tus sentidos con aromas calmantes: La aromaterapia es otra medicina alternativa muy antiguas. Con esta técnica los extractos naturales de las plantas con usados para mejorar la salud física y psicológica. Los aceites para aliviar el estrés más populares son la lavanda y el olor a rosas, para eliminar la ansiedad y la mejorana para promover la relajación.

Una buena manera de usarlos para aliviar el estrés es poner primero una pequeña cantidad –dos gotas- del aceite tu esencia favorita primero en las yemas de tus dedos, dice Kubica. Después, pon tus manos debajo de tu nariz en posición de rezo, con los dedos índice descansando en tus labios, y respira lenta y profundamente el aroma relajante. Repite esta respiración de tres a cinco veces y estarás en camino de restaurar la calma y olvidarte del estrés en tu día laboral.  

¿Cuál es tu mejor técnica para relajarte? Compártela con la comunidad Entrepreneur.