Marketing

El valor agregado de tu tienda virtual

Las cualidades de una plataforma exclusiva para tu negocio deben acentuar lo que éste ofrece y mejorar la experiencia del consumidor.
El valor agregado de tu tienda virtual
Crédito: Depositphotos.com

A pesar de su esencia tecnológica, el comercio electrónico consiste en negocios. Y si vas a crear tu propia tienda digital sin recurrir a marketplaces, tus cualidades emprendedoras son vitales (como la creatividad y la visión estratégica), aunque en lo “techie” te falte la maestría. Claudio del Conde, director general de Kichink!, y David Bernardo, managing partner de Lits ebusiness, te sugieren tres primeros pasos esenciales.

Antes que cualquier otra cosa: visión y originalidad. Si quieres llevar una empresa a Internet o montar un negocio ahí, analiza el potencial de tu idea (producto o servicio). Pregúntate cosas como: a) ¿los clientes objetivo de mi propuesta usan Internet?, ¿ya realizan compras on line?; b) si ya existen competidores en el nicho digital, ¿qué valor distinguirá a mi oferta: precio, cualidades del producto (diseño, material), velocidad de respuesta/entrega, personalización, etc.?

“Hay que detectar las ventajas competitivas del negocio, y no pensar que la pura presencia Web asegurará el éxito”, dice Bernardo. Así que explora la Red para evaluar las oportunidades de tu idea. Hazlo con el ánimo de inspirarte y enriquecer el concepto. Apostar por la vil copia de una tienda digital exitosa –“voy a crear el nuevo iTunes”– es pésima opción.

Recuerda: sin una audiencia identificada, sin una oferta de calidad diferenciada o sin precio competitivo, el ecommerce no trasciende. Este modelo de comercialización “puede hacer magia, pero no milagros”, señala del Conde.  

Todo bajo tu control. Puedes esquivar los marketplaces digitales; es decir, espacios Web donde, a la manera de un tianguis, conviven varios negocios (de distintos rubros, incluyendo ofertas parecidas a la tuya) y el tráfico de clientes pasa por distintos puestos sin vínculos entre sí. Crear un espacio propio para tu tienda on line garantiza un flujo de usuarios que sólo mirará a tu negocio, además de darte libertad frente a las reglas de un marketplace.

Eso sí: la independencia cuesta. Aunque hay firmas que prometen crear tiendas on line gratis o de precio accesible (menos de $500 al año), por lo general, estas opciones se limitan al diseño de la página, y a la habilitación/gestión de funciones muy básicas de comercio electrónico.

Si tu negocio digital, además de lo puramente Web implica el desarrollo de alguna infraestructura (almacén, fábrica, servicio de mensajería, cobranza, etc.), los costos pueden ir de los $60,000 hasta los $600,000, e incluso más —según la complejidad del proyecto y lo que se va a vender.

Conquista, no apantalles. Tu tienda digital debe ser un lugar organizado, cómodo y atractivo para el usuario. No diseñes una tienda-carroza de carnaval: miles de botones, cientos de animaciones y videos, audios de fondo, infinita gama de colores y secciones o demás fruslerías que no ayudan al usuario en su experiencia. Todo debe ser un argumento de venta, no de satisfacción audiovisual para el dueño.

La mejor opción son los diseños sencillos e intuitivos donde el cliente –sin grandes esfuerzos o habilidades técnicas– puede observar la oferta, ubicar el precio y las promociones, entender las opciones de pago, etcétera. Antes de salir al mercado Web, prueba la página (con amigos o clientes potenciales), confirma que es fácil de usar y no confunde o desespera a los visitantes.

Finalmente, enriquece tu exhibidor digital con buenas fotos, recursos de información (textos, ligas a otros medios, blogs, newsletters), aplicaciones de atención al cliente (vía chat, email) e intensa actividad en redes sociales.

Estos elementos se encargan de lo que tú harías personalmente en un negocio: mostrar la calidad y belleza de la mercancía, recomendar la compra con base en referencias serias, escuchar al cliente, comunicar nuevas líneas o promociones.

Herramientas para punto de venta digital
Existen algunas soluciones que te pueden ayudar en este proceso para facilitar que tú te concentres en lo más importante: la experiencia de usuario y la mercadotecnia.

Medio de pago: Paypal
Soluciones para que tu negocio digital acepte pagos con tarjeta de crédito (Visa, MasterCard y American Express) y débito (Bancomer, Banamex, Banorte, HSBC y Santander). Las operaciones implican el pago de una comisión: 4% más $4 en transacciones dentro de México (también hay planes preferenciales donde a mayores ventas baja la tasa). PayPal opera en 190 mercados y con 25 divisas globales.

Seguridad: Verisign (de Symantec)
Tecnología que garantiza la seguridad de las operaciones en línea, utilizando certificados SSL (que abarcan autenticación de identidad, detección de fraudes, monitoreo de vulnerabilidades y amenazas, etcétera). Las firmas que te ayudan a crear una tienda digital, generalmente, incluirán el costo de la herramienta en el presupuesto. Esta solución es usada en 90,000 sitios Web de 160 países.

Hosting: Suempresa.com
Firma mexicana que brinda servicios de hosting, así como una solución para construir tiendas digitales en donde se incluye el hospedaje. Esta última opción incorpora: sección de registro de clientes, notificación de transacciones vía email, categorías de producto ilimitadas, reporte de estadísticas, etc. Sin considerar IVA, el servicio tiene un costo de $599 por seis meses; y de $979 por un año.  

Analítica: Google Analytics
Indispensable para medir el progreso y las áreas de oportunidad de tu negocio on line, ya que te da parámetros como: qué productos se venden más, cuánto tiempo pasa el usuario en el sitio, cuáles son los ingresos por mercancía, cuántas visitas realizó el cliente antes de convencerse de comprar, entre otros. Datos que te permiten definir las mejores estrategias para tu tienda.