Marketing

Hombre se arriesga para promover su negocio

El dueño de una pizzería hizo que todo el mundo conociera su negocio al hacer una entrega especial para el Papa Francisco.
Hombre se arriesga para promover su negocio
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El dueño de un pequeño negocio napolitano se arriesgó a ser arrestado con tal de llevar su producto a una celebridad.  La pequeña pizzería “Don Ernesto” logró hacer que todo el mundo conociera su nombre con sólo hacer una entrega al Papa Francisco.

Muchos emprendedores buscan hacer que sus negocios sean reconocidos al hacer que celebridades conozcan y recomienden sus productos. Este tipo de acciones puede hacer que una marca se vuelva muy conocida gracias a la influencia que las personas famosas tienen entre sus seguidores, sobre todo en esta época de redes sociales.  Sin embargo, contar con la recomendación de una figura pública puede resultar costoso y quitar mucho tiempo.

Sin embargo, esta semana un emprendedor italiano decidió que nada se interpondría para lograr entregar una pizza a una de las personas más conocidas del mundo: el Papa Francisco.

Enzo Cacialli, dueño de “Don Ernesto”, había escuchado que una de las cosas que más extrañaba el Sumo Pontífice desde que fue elegido jefe de la Iglesia Católica era poder comer un pedazo de pizza sin ser reconocido.

Cacialli decidió aprovechar la visita del Papa a Nápoles, por lo que preparó una pizza de tomates cherry amarillos con la palabra “El Papa” escrita con harina. En lugar de mandar la pizza a ciudad del Vaticano, se abrió paso entre la gente hasta alcanzar el “Papamóvil” para entregar la pizza directamente a Jorge Mario Bergoglio.

Aunque no sabemos qué le pareció la pizza al Papa, Cacialli logró hacer product placement internacional de manera gratuita pues sitios de noticias de todo el mundo hablaron de su negocio al describir su extraña entrega.