Finanzas

¿Qué le hace el dinero a tu cerebro?

Estudios muestran que pensar en dinero o tenerlo en exceso disminuye la empatía y la capacidad de discernir entre el bien y el mal.
¿Qué le hace el dinero a tu cerebro?
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Ethan Couch tenía 17 años cuando, manejando en estado de ebriedad, mató a 4 personas que se encontraban caminando en la calle. Pese a lo alarmante del crimen, un juez en Texas no lo castigó con la cárcel porque el joven fue diagnosticado con “afluenza”, supuesta enfermedad que sólo le da a las personas con muchos recursos monetarios, como este joven.

Según el psicólogo clínico Dick Miller ­–quien es parte de la defensa de Couch–, el muchacho no entiende de límites, responsabilidades o consecuencias, pues tal parece que haber crecido en una familia rica “lo dañó”. Por eso, las autoridades apenas le impusieron una pena de 10 años de libertad condicional y una terapia que incluye paseos a caballo, meditación y yoga.

Hay poco escrito sobre este trastorno, y menos aún en textos académicos, pero lo poco que existe se refiere a la afluenza más como epidemia social que como una enfermedad. Sería la versión moderna del ennui, supuesto trastorno que sufrían los jóvenes victorianos ricos que carecían de motivación por tener demasiado tiempo libre.

La afluenza no es una enfermedad reconocida por el manual de diagnosis de la Asociación Americana de Psiquiatría, pero los expertos reconocen que crecer en un ambiente permisivo puede ser muy dañino para una persona, pues en la adultez se tienen problemas para diferenciar el bien del mal.

Lo que sí está documentado son los cambios que el cerebro sufre cuando se enfrenta al dinero. Un estudio del científico Paul Piff encontró que los conductores con autos más lujosos son más propensos a amenazar a los peatones y a otros vehículos. Michael Kraus, autor de un estudio de la Universidad de California, encontró que tener mucho dinero afecta la capacidad de sentir empatía. Esto se debe a que las personas de clases más bajas están condicionadas a responder a diferentes amenazas y son capaces de leer mejor los rostros de las demás personas.

Otro análisis encontró que el dinero es, de hecho, un excelente distractor del dolor. Se le pidió a participantes meter su mano en agua caliente y medir el dolor que sentían antes y después de contar dinero. Sorpresivamente, el dolor percibido tras hacer el conteo fue menor.

El solo hecho de pensar en dinero puede hacer que una persona se comporte de forma poco ética. Investigadores de las universidades de Harvard y Utah encontraron que las personas eran más propensas a mentir y tomar decisiones moralmente cuestionables luego de ser expuestas a palabras asociadas con dinero. Esto se debe a que los términos económicos ponían al cerebro en “modo de negocio” y reducían el pensamiento a términos de costo – beneficio.

¿Y la agresión? Científicos de la Universidad de Berkeley encontraron que la gente es más propensa a ser agresiva cuando se tiene mucho dinero, aun dinero falso. Los psicólogos pusieron a dos personas a jugar Monopolio y a una le dieron mucho más dinero que a la otra. Al principio, el participante con más billetes se mostraba incómodo, pero pronto empezó a azotar sus piezas y a molestar al jugador con menos dinero.

Todavía hacen falta muchos estudios para identificar si algo como la afluenza puede, en realidad, afectar al cerebro de tal suerte que elimine por completo la empatía. Lo cierto es que Ethan Couch no ha pisado la cárcel ni ha mostrado señales de una compunción genuina.