Finanzas

6 tips para recuperarse de un “resbalón” financiero

¡No entres en pánico! Te decimos qué debes hacer cuando enfrentas una crisis económica.
6 tips para recuperarse de un “resbalón” financiero
Crédito: Depositphotos.com

No importa en qué punto te encuentres en tu camino al éxito, siempre enfrentarás algunos baches que puedan provocar malos tiempos financieros. Lo más importante es recordar que estos “resbalones” económicos son temporales, pero si decides hundirte en la autocompasión, jamás podrás superarlos.

Aquí te dejamos 6 estrategias que puedes implementar la próxima vez que tu situación económica se complique.

1. Agota todas tus relaciones y contactos
Tienes amigos, familiares y contactos de negocios. Úsalos. No quiero decir que les pidas dinero, sino que debes pedirles que te abran puertas nuevas a relaciones que podrían ser rentables.

Manda simples correos electrónicos o llama por teléfono a tus contactos haciéndoles saber que estás abierto a nuevas oportunidades. Les encantará escuchar de ti y tal vez conozcan a alguien que te pueda ayudar. Recuerda ser simple, honesto y directo. No necesitas hacer una presentación especial, basta con hacerles saber de una manera amigable que estás disponible. La clave está en asegurarse de ayudar a alguien cuando tu situación mejore.

2. Trabaja el doble de todos los demás por un tiempo
El multimillonario Mark Cuban aseveró: “Necesitas trabajar pensando que allá afuera hay alguien trabajando 24 horas al día para quitarte lo que tienes”. Este es un gran consejo que te ayuda a llevarte a los límites necesarios para poner en orden tu situación financiera.  

Puedes empezar estudiando nuevas oportunidades aún antes de tener un problema financiero. Así, cuando la situación se complique tendrás opciones más rápidamente.

Por otro lado, deberás hacer sacrificios. Por ejemplo, deja de ver televisión pagada o jugar en línea por dinero cuando llegues a casa. Antes de irte a dormir establece un plan de acción para el siguiente día.

Déjame ser franco: NO hay garantías de que si trabajas más duro tendrás mejores resultados, pero si te esfuerzas más y agotas todas las oportunidades y contactos que tienes, tendrás mejores posibilidades.

3. Sé mucho más sencillo
Muchos agujeros pequeños pueden hundir hasta al barco más poderoso. Cuando estás en una situación económica crítica cada centavo cuenta. Revisa tus gastos normales y redúcelos a solo lo más absolutamente necesario. Prepara comida en casa, corta la televisión por cable, reduce tu consumo de energía eléctrica. Estos pequeños ahorros pueden hacer toda la diferencia.

4. Prioriza las deudas
Esta estrategia requiere que tengas mucha cabeza fría. Antes de continuar, permíteme decirte que jamás debes dejar de pagar tus deudas, pero este tip puede ser útil en momentos de crisis financiera.

Primero, debes proteger tus créditos así que debes ver cuáles de tus deudas son reportadas al Buró de Crédito y con cuánto tiempo cuentas después de que se registra un pago vencido antes de que se refleje la morosidad en el sistema.

Después, trata de definir cuáles son las cuentas que soportan más tiempo sin pago antes de que afecten tu calificación en el Buró de Crédito. Una vez hecho esto, prioriza cuáles son las deudas que debes pagar inmediatamente  - como servicios de luz y agua-. En cuanto tengas capital podrás cubrir el resto de tus cuentas.

5. Planta semillas
Trata de mantener en buen estado tus relaciones para evitar problemas en momentos de crisis.  Nunca sabes cuál contacto puede ser vital para tu negocio en tiempos de crisis, por lo que es bueno mantener una buena relación con tus colegas. Pueden pasar meses o años antes de que un amigo pueda ser la clave para sacar a tu empresa de la crisis, pero si sucede, estarás contento de haber cuidado esa relación.

6. Aprovecha la urgencia para crear otro flujo de ingresos
Aunque no lo creas, una crisis financiera puede ser una bendición. Cuando estés experimentando una urgencia económica, aprovecha el momento para generar otra fuente de ingresos. Tal vez puedes empezar otro negocio desde casa; tal vez es momento de invertir en bienes raíces. Como sea, tener otro ingreso te protegerá si llega otro “resbalón económico”.