Cómo superar el fracaso

6 verdades sobre el fracaso

Toma en cuenta estos puntos para que aprendas a aceptar el miedo como una herramienta poderosa para triunfar.
6 verdades sobre el fracaso
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Todos creemos que a los emprendedores no les da miedo el fracaso. El típico estereotipo de los empresarios exitosos es que se aproximan a los negocios con el mismo entusiasmo que una persona que disfruta de los deportes extremos.

El miedo al fracaso no es algo de lo que debamos avergonzarnos, sino algo que debemos aceptar y usar como motivador para el éxito.

Aceptar ese miedo no es fácil y puede ser un gran obstáculo para muchos cuando persiguen nuevas oportunidades.

Con las expectativas adecuadas, el miedo al fracaso puede ser un arma poderosa en tu campo de batalla:

1. El éxito sólo viene del fracaso. Así como cuando nos rompen el corazón aprendemos a apreciar el amor, lo mismo pasa cuando fracasamos y apreciamos el éxito. A través de los errores evolucionamos en nuestras carreras.

2. La curiosidad te lleva a los fracasos. Por naturaleza, los emprendedores somos curiosos. Perseguimos nuestros intereses y pasiones con los negocios nuevos porque no encontramos las respuestas por los medios tradicionales.

Esa insaciable duda muchas veces nos lleva a perseguir varias oportunidades que las personas a nuestro alrededor no aprueban. Estos individuos deben ver por ellos mismos si el sartén está verdaderamente caliente, por eso se queman de vez en cuando.

3. El fracaso es un activo. Debido a su curiosidad, uno de los mayores arrepentimientos de los emprendedores es preguntarse “¿qué pasaría si yo hubiera...?” Esta ansia por conocimiento y respuestas nos da las herramientas no sólo para entender cómo operar mejor un negocio, sino también para ver qué debemos evitar. Los emprendedores se vuelven más valiosos con cada fracaso.

4. Nadie quiere que falles. Toma en cuenta que los inversionistas, proveedores y clientes tienen un interés personal en tu éxito, por lo que trabajarán contigo para que alcances el triunfo y ambas partes salgan ganando.

Esta relación requiere de respeto mutuo. Ser abierto y transparente respecto a tus metas y retos te asegurará no quemar puentes que podrían ser útiles en un futuro.

5. El fracaso no debe ser confundido con rendirse. Para muchos emprendedores, el miedo a equivocarse nace de ser percibido como cobarde. La verdad es que si pones toda tu energía en una tarea sólo para irte después de haber agotado todas las posibilidades disponibles, habrás ganado mucho más respeto que aquellos que no lo han intentado.

6. Cada fracaso hace que las cosas sean más fáciles. Sin duda alguna, tu primer fracaso empresarial siempre será el más doloroso, pero, con el tiempo, será más fácil de aceptar. Nadie aspira a seguir fallando, pero debes entender que tu supervivencia te hace más efectivo y seguro.  

Si el miedo al fracaso es una preocupación que ha evitado que persigas tus sueños, entiende que es un miedo compartido por muchos. Si lo aceptas y permites que te motive, te darás cuenta que es algo que te ayudará a ser un mejor emprendedor.