Consultoría

7 pasos para una rutina de 90 minutos

Sigue estos consejos para que no sólo tengas una mañana productiva, sino para que alcances el equilibrio entre tu vida personal y profesional.
7 pasos para una rutina de 90 minutos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Como emprendedor, no debería extrañarte trabajar 12 horas al día. Es usual quedarse en la oficina hasta las 9:00 o 10:00 pm antes de irte a tu casa para una cena rápida, un poco más de trabajo y algunas horas de sueño. Al día siguiente, te levantas y haces todo de nuevo. Esa fue mi vida durante 13 años hasta que finalmente decidí que necesitaba algo de balance.

Quería provocar un impacto con mi negocio y usar mi tiempo para tener una vida fuera de la oficina. Para transformar mi día laboral, decidí comenzar por cambiar mi mañana. Esta rutina de 90 minutos no sólo ha cambiado mi vida, sino que también me ha ayudado a tener días más productivos y exitosos:

1. Despiértate más temprano. Una rutina mañanera es más poderosa, ya que te permite tener tiempo para ti mismo. Durante las primeras horas del día todo está más calmado y hay menos gente tratando de captar tu atención. Muchos CEOs exitosos, incluyendo al de PepsiCo comienzan su día antes de las seis de la mañana.

2. Haz a un lado los mensajes y los emails. Cuando lo primero que haces es tomar tu celular, tu mente se empieza a acelerar. Si siempre revisas el teléfono, puedes estresarte porque sentirás la necesidad de responder a todo. Antes de que te des cuenta perderás el control de tu día.

En lugar de dejar que los demás dicten tus prioridades, date por lo menos una hora para enfocarte sin distracciones externas. Si luchas por soltar tu correa digital, pon tu celular en modo de avión antes de irte a la cama para que no te sientas tentado a revisar tus mensajes cuando despiertes.

3. Da las gracias. La gratitud es una poderosa forma de poner las cosas en perspectiva. Es fácil darse cuenta cuando las cosas no funcionan a nuestro favor, pero yo te recomiendo que cuando despiertes digas tres cosas por las que estés agradecido para empezar con energía positiva.

4. Lee tus metas en alto. Ya sabes la importancia de poner metas, pero leerlas te ayuda a asegurar que no las harás a un lado. Cada mes me pongo objetivos de 30 días y me escribo una carta a mí mismo como si ya las hubiera alcanzado. Cada mañana la leo en fuerte para recordarme la razón por la que estoy trabajando y preparo mi cerebro para el éxito.

5. Nutre tu cuerpo. Lo que comes en el desayuno te ayudará a determinar lo que comes el resto del día. Si empiezas con algo saludable, seguirás por el mismo camino.

6. Muévete. Hacer ejercicio en la mañana es vigorizante, especialmente si tienes buena música o algo que te motive. Yo empiezo mis mañanas con algo de CrossFit, pero correr, hacer yoga y levantar pesas puede ser bueno para tu salud.

7. Haz tiempo para ti. Esta puede ser la parte más importante de tu rutina. Tómate algo de tiempo para estar solo y disfrútalo. Puedes usar ese momento para meditar, leer y aprender algo nuevo.

Tal vez piensas que no puedes dedicarte 90 minutos, pero el retorno de esa inversión será más grande. Cuando estás feliz y tienes energía harás maravillas con tu negocio.