Consultoría

4 formas de aprovechar tu semana laboral

Para sacar el máximo de tus días (sin trabajar en exceso) sigue estos consejos y aprende a trabajar inteligentemente.
4 formas de aprovechar tu semana laboral
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

En el mundo actual, ¿es posible tener una semana laboral de 40 horas o es un sueño? Es posible, sólo necesitamos trabajar inteligentemente, no más. ¿Cómo pueden otros negocios implementar esta ideología? Necesitan tener un plan de acción. Para resolver el código sobre cómo tener una semana eficiente de 40 horas, aquí hay cuatro métodos para trabajar de forma inteligente:

1. Ignora la trampa de la visibilidad. A través de los años, he observado una acción consistente que extiende la semana laboral: la búsqueda interminable de la visibilidad. La señal número uno es que vas a demasiadas juntas y justo a las que no necesitas ir. ¿Por qué es tan común esta trampa? Me he dado cuenta de que la gente se siente olvidada o rechazada si no está en todas las juntas con sus colegas. Sé que puede ser difícil, pero si estás en todas las juntas, no vas a trabajar.

¿Cómo puedes ignorar esto? Las juntas son caras, así que no gastes minutos valiosos en las que no debas estar. ¿La reunión realmente debe durar 60 minutos? ¿Cuáles son las metas? Si no tienes una agenda estructurada, los participantes no tendrán un rol claro y es probable que desperdicies tu tiempo.

2. Los resultados sobre las actividades. A través del día necesitas preguntarte, ¿estoy produciendo resultados tangibles o sólo estoy participando en actividades que creo que son importantes? Si no tienes metas en mente para la semana, no sabrás si estás en el camino correcto y dándole valor al negocio. Cuando esto pase, no sabrás si tuviste éxito en la semana.

¿Cómo haces esto? Establece tus prioridades semanales y apégate a ellas. Comunícate a diario con tu jefe para asegurarte de que estás en el camino correcto. ¿Estás teniendo el apoyo y los recursos necesarios? ¿Necesitas cambiar tus cosas en la lista de prioridades? Si te enfocas en los resultados sobre las actividades de la semana estarás a la mitad del camino.

3. Tú eres tu propio jefe. Sólo tú puedes controlar tu destino en la semana. Sí, pueden surgir cosas que no planeaste, pero si estás enfocado en trabajar con tu gerente en los resultados ideales podrás enfocarte en cumplir con las tareas. Si permites que la gente te lleve por el camino equivocado perderás el enfoque.

¿Cómo hacer esto? Al principio del día piensa lo que vas a hacer. ¿Qué DEBE hacerse? ¿Qué necesita pasar para cumplir tus metas diarias?

4. Vuela más allá del ruido. Cuando de verdad necesites hacer tu trabajo, no importará nada más que encontrar una forma de volar lejos del ruido. Puedes fácilmente atrasarte si pasas mucho tiempo platicando en los pasillos con colegas o comiendo.

¿Cómo haces esto? Mantén la cabeza abajo. Aléjate de Facebook y Twitter. No te involucres en cadenas de chismes. Ignora los objetos luminosos. Si puedes hacer esto podrás tener una semana productiva con grandes resultados.