Emprendedores

5 presentaciones de Steve Jobs que te inspirarán

El fundador de Apple sabía contar historias de sus nuevos productos que impresionaban a las personas.
5 presentaciones de Steve Jobs que te inspirarán
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Las presentaciones de Steve Jobs eran eventos que todo el mundo esperaba con ansiedad y que el empresario coreografiaba exhaustivamente pues el fundador de Apple transformó el lanzamiento de productos en una nueva forma de arte.

Los emprendedores de hoy pueden aprender algunos trucos para atrapar a las audiencias a través de las cinco presentaciones más significativas de Jobs.  

1. El lanzamiento de Mac
Cada keynote de Steve Jobs tenía un momento clave que serían el tema de conversación al día siguiente. Estos “momentos” estaban programados, escritos y ensayados con exhaustividad. En esta presentación en particular, que se dio antes de la existencia de Power Point o Apple Keynote, podemos ver que el gusto por el drama de Jobs no necesitaba de diapositivas.

El 24 de enero de 1984 Steve Jobs presentó la primera Macintosh como si fuera un mago mostrando su mejor truco. Mostró una serie de imágenes y dijo “Todo lo que ven fue creado por lo que está en la bolsa”. Con esa frase, Jobs se paró al centro del escenario donde se encontraba una mesa con una bolsa abierta de dónde sacó la Mac, introdujo un disco floppy y se alejó mientras sonaba el tema de “Carros de Fuego”.

La lección: una presentación no siempre necesita diapositivas para impactar a una audiencia.

2. El iPhone
La regla de tres es uno de los conceptos de escritura más poderosos ya que indica que el cerebro humano sólo puede retener tres o cuatro “pedazos” de información. Jobs conocía este principio muy bien  por lo que dividía sus presentaciones en tres bloques.

Por ejemplo, el 16 de febrero de 2007 Jobs le dijo a la audiencia que esperara tres productos: un nuevo iPod, un teléfono y un “dispositivo para comunicarse por internet”. Después de repetir los tres productos varias veces, hizo la gran revelación de que los tres dispositivos eran en realidad un solo aparato, el iPhone.

La lección: presenta tres beneficios de tu producto, no 23.

3. La primera MacBook Air
Cuando Jobs presentó la “computadora portátil más delgada del mundo”, la MacBook Air, se paró en el escenario y sacó un sobre manila del podio y dijo “Es tan delgada que incluso cabe dentro de uno de estos sobres”. Después sacó una de las computadoras del papel con una gran sonrisa.

La mayoría de los presentadores hubiera mostrado imágenes del producto. Jobs lo llevó un paso más allá pues sabía cómo atrapar la atención de la gente. Casi todos de los blogs, periódicos, revistas  y páginas web que cubrieron la presentación mostraron la fotografía de Steve Jobs sacando la computadora del sobre.

La lección: no sólo hables de tu producto, muestra qué hace y hazlo con estilo.

4. La tienda de iTunes
Todo gran drama necesita un héroe y un villano. Steve Jobs era un maestro para crear protagonistas y antagonistas en una misma presentación. El 28 de abril de 2003, el empresario convenció a los usuarios de pagar 99 centavos por una canción.  Jobs comenzó con un breve debate sobre Napster, Kazaa y demás sitios que “ofrecen gratificación instantánea” en forma de descargas gratuitas. En la siguiente diapositiva mostró el “lado oscuro” de la ecuación:

-Descargas poco confiables.
-Calidad dudosa.
-Sin vistas previas.
-No tener el arte oficial del álbum.
-Es robar (“Es mejor no generar mal karma”)

En la siguiente parte de la presentación, Jobs remplazó cada uno de estos problemas con los beneficios de la música de pago:
-Desacargas rápidas y confiables.
-Vistas previas de cada canción.
-Arte de portada de los álbumes.
-“Buen karma”.

La lección: las grandes presentaciones tienen un antagonista – el problema-  seguidos de un héroe – la solución-.

5. La genialidad en la locura
En 1997, el empresario regresó a Apple luego de 12 años de ausencia. La empresa estaba cerca de la bancarrota y se le estaba acabando el tiempo para hacer un cambio de dirección.

Casi al final de su presentación en el Macworld de agosto de 1997, Jobs bajó el tono de su voz, redujo su paso y dijo “Pienso que tienes que ser un poco diferente para comprar una computadora de Apple. Creo que las personas que adquieren una son los espíritus libres del mundo. Son las personas que no sólo buscan cumplir con su trabajo, sino que quieren cambiar al mundo. Nosotros hacemos herramientas para las personas que muchos califican como locos, pero que ahí tienen cierto  están locos, pero en esa locura tienen un tipo de genialidad”.

La lección: no olvides motivar a tu audiencia interna, es decir, a tus empleados, socios y compañeros. Dales un motivo para que apoyen tus productos.

No hay duda que Steve Jobs era el mejor narrador de historias que una marca podría desear.