Marketing

9 habilidades básicas para vender

Estas recomendaciones te ayudarán a resolver problemas y a relacionarte mejor con los clientes de tu PyME.
9 habilidades básicas para vender
Crédito: Depositphotos.com

Aprender a comunicarnos de manera correcta, clara y precisa es una habilidad indispensable para nuestra vida profesional, y más si se trata de alguien que está en el área de ventas en una micro, pequeña o mediana empresa pues su efectiva participación puede hacer la diferencia en el negocio.

Independientemente de la industria a la que se enfoque la PyME, el vendedor que cuente con habilidades de comunicación podrá relacionarse mejor con los clientes y le permitirá atraer nuevos. Asimismo, le ayudará a resolver problemas, a dar a conocer de mejor manera sus ideas y proyectar una buena imagen profesional.

Aquí unas recomendaciones para mejorar tus habilidades de comunicación:

1. Hacer contacto visual. Ver a una persona a los ojos es la mejor manera de transmitir confianza. De esta manera podemos hacerle saber a nuestro cliente que nos interesa lo que nos dice y que estamos escuchando de manera atenta.

2. Gesticular. Especialistas señalan que 90% de la comunicación es no verbal. Es decir, nuestros movimientos corporales comunican más de lo que creemos. Es por ello que debemos observarnos y practicar, ya que un gesto puede persuadir, convencer y crear confianza más que un discurso elaborado.

3. Ir al grano. Tener dominio en nuestra comunicación no se traduce en hablar mucho, hacer presentaciones interminables o enviar correos electrónicos kilométricos. La recomendación para transmitir nuestros mensajes de manera eficaz y precisa es enfocarnos en ser claro en nuestras ideas y eliminar el relleno.

4. Escuchar. Para ser un buen comunicador hay que ser un buen escucha. La persona que sabe escuchar no pierde información, hace preguntas oportunas y comprende a su interlocutor. Aprende a escuchar al cliente para poder atender sus necesidades.

5. Preguntar. Uno de los problemas de comunicación que presentan las empresas son los malos entendidos. En ocasiones se evita hacer preguntas por miedo al ridículo, sin embargo, ser capaz de expresar de manera abierta las dudas y admitir cuando no comprendimos una idea nos permite lograr un mejor entendimiento.

6. Leer. Tener el hábito de la lectura de manera regular nos ofrece múltiples beneficios como mejorar nuestra comunicación oral y escrita, tener una mejor ortografía y ampliar nuestro vocabulario. Leer noticias e información relevante de tu industria te brindará, además, temas de conversación interesantes para establecer contactos y conocer clientes potenciales.

7. Elegir los canales correctos. ¿Tu medio de comunicación es siempre el correo electrónico? Podrías obtener mucho más si te acercas a platicar de manera personal con algunos clientes. En ocasiones una llamada telefónica puede ser más personal y efectiva que un mail. Usa tu percepción para identificar cuál es el canal más conveniente para cada cliente.

8. Ser profesional. Utilizar un lenguaje casual con tus colegas está bien, sin embargo, es importante identificar los momentos en los que tu lenguaje debe ser formal.

9. No interrumpir. Evita completar el discurso de las otras personas con tus propias ideas o desviar el tema de una conversación. Permite que las personas comuniquen sus ideas sin interrumpir y después expresa tus dudas o comentarios.

Aplicar estas recomendaciones en tu interacción con los clientes te permitirá establecer una mejor conexión y crearás un canal de comunicación y confianza con ellos. Ponlas en práctica y observa cómo te ayudarán a proyectar una buena imagen, además de posicionar a tu PyME en el mercado y atraer nuevos clientes, lo que se traduce en ganancias, prestigio y crecimiento.