Consultoría

8 errores a evitar para ser rico

Si quieres amasar una fortuna, éstas son algunas de las cosas que deberás evitar hacer. ¡Toma nota!
8 errores a evitar para ser rico
Crédito: Depositphotos.com

Existe una diferencia muy grande entre ganar mucho dinero y tener una fortuna. 

La fortuna es una abundancia tal que no hay nada que pueda destruirla. Ganar mucho dinero es una cosa, pero hacerse rico, otra muy distinta. Conformar una fortuna… eso es algo que muy pocas personas aprenden a hacer.

¿Alguna vez has escuchado el dicho "el dinero nunca duerme?" Quienes amasan una fortuna lo asumen literalmente, y creen que ese dinero debe trabajar todo el día para seguir creciendo. Los ricos respetan y procuran su dinero, pues saben que nada se multiplica sin atención. ¿Te suena alocado? Piensa en alguien que no preste atención a su dinero, y te señalaré a alguien que carece de dinero. Así de simple.

Estos son algunos errores financieros comunes que debes evitar para crear riqueza:

Buscar comodidad, no libertad

La comodidad es gran enemiga de la abundancia, y el elemento más peligroso de las finanzas. Toda la clase media se basa en la búsqueda de comodidad. Los ricos buscan libertad y una abundancia tales que les permitan que el dinero no dependa más de sus esfuerzos. “Más” es el mantra, “abundancia” la afirmación, “comodidad” no está en el menú y “libertad”, el objetivo.

Diversificar tus inversiones

Nunca podrás hacerte realmente rico si diversificas todas tus inversiones. Wall Street ha hecho un gran trabajo al convencer a la gente de que le conviene diversificar, pero la realidad es otra. De hecho, los inversionistas importantes recomiendan “poner todos los huevos en una canasta” y observarla de cerca. Si realmente quieres acumular riqueza, aprende todo lo que puedas acerca de un espacio y entra de lleno en él.

Depender de un solo ingreso

Sin importar lo grande que sea, nunca dependas de una sola fuente de ingreso. Conocí a un ejecutivo que ganaba 350 mil dólares al año. De pronto, la industria en la que trabajaba tuvo una crisis y cerró, y su único ingreso se cortó de tajo. Depender de una sola fuente de ingresos, por muy alta que sea, no implica ser rico. 

Para crear una fortuna, independientemente de tener una fuente principal de ingresos, debes hacer inversiones que generen flujos confiables de ingresos. Por ejemplo, puedes invertir en una propiedad y ponerla a la renta, o bien invertir en compañías para obtener flujos pasivos de ingresos. Así fortalecerás tu riqueza.

Compararte con otros

La gran mayoría de las personas que trabajan lo hacen para vivir al día. Comparar tus finanzas con las de otros hará que nunca logres acumular riqueza. Las finanzas de otra persona, sean buenas o malas, no financiarán tu retiro ni te proporcionarán calma. Ocúpate de tu situación y ¡deja la de las demás personas por la paz!

Invertir en tendencias

Evita invertir en las tecnologías más actuales, pues es probable que sean desplazadas por nuevos desarrollos. Warren Buffett invierte en energía eléctrica, ferrocarriles, bancos, seguros, refrescos, compañías de alimentos y dulces. Mi consejo: no te subas a la montaña rusa. Toma el paseo más largo y lento, pero que garantizará tu llegada.

Confiar ciegamente

El mayor error de mi vida financiera fue confiar ingenuamente en un grupo de personas sólo porque me caían bien y porque “tuve un buen presentimiento”. Me negué a obtener pruebas de que eran realmente como decían. En lugar de eso, confié en mis sentimientos y fui engañado. Cuando me di cuenta de que algo estaba mal, ya había perdido millones.

Al tratar con personas, haz caso omiso de tus sentimientos y busca siempre evidencia sólida. Si son personas tan cercanas a ti que no te atreves a pedirles pruebas, entonces establece una política de no hacer negocios con ellas.

Ahorrar por ahorrar

Es imposible amasar una fortuna sólo con ahorrar dinero en el banco: con las tasas de interés actuales, te tomaría 40 años hacer crecer tu dinero en un 10%. Aún más importante: el dinero que permanece inactivo siempre termina financiando alguna emergencia. Para garantizar mi riqueza, desde los 25 años coloqué mis excedentes de dinero en cuentas de inversión a largo plazo a las cuales no podía acceder fácilmente. De este modo, tuve dinero disponible para inversiones cuando tuve el conocimiento y la valentía suficientes para hacerlas.

Pretender ser rico

En el otro extremo del espectro está el “gastador” que pretende apantallar. Su finalidad es impresionar a los demás con la forma en que gasta dinero: autos deportivos, ropa cara, bolsos de diseño, zapatos, mesas VIP… la lista es interminable.

Las personas ricas no intentan impresionar a nadie: buscan libertad financiera. Sólo cuando alcanzan un estado de afluencia y abundancia comienzan a adquirir coches caros, yates, casas de vacaciones y aviones. Parecería que los millonarios gastan dinero en cosas ridículas y extravagantes, pero la realidad es que el dinero que gastan es minúsculo comparado con la abundancia que han generado.

Entonces, ¿qué decides? ¿Ser una persona promedio o crear una fortuna?