Consultoría

10 tips para mejorar tu redacción

Aunque tus ideas sean buenas, una redacción clara y concisa podría marcar la diferencia entre un escrito enriquecedor y uno tedioso.
10 tips para mejorar tu redacción
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Escribir es el arte de plasmar los pensamientos en un papel. Es un arte porque requiere tiempo de aprendizaje, esfuerzo y destreza: este proceso arduo busca llevar las ideas abstractas a un mundo tangible. 

Aunque las ideas que se encuentren detrás sean buenas, una redacción clara y concisa podría hacer toda la diferencia entre un escrito enriquecedor y uno tedioso y poco informativo.

Estas son algunas recomendaciones para que tu redacción de negocios vaya por la dirección correcta: 

Sé breve

La regla de oro: mantenlo simple. Una oración estructurada de manera simple no tiene por qué reflejar un pensamiento simplista: se trata de comunicar ideas de manera clara. Crea oraciones cortas, con las palabras necesarias. Si no necesitas una palabra, ¡quítala! Nada puede ser peor que plasmar buenas ideas en demasiadas palabras. 

Claridad ante todo

Éste no es el momento para hacer alarde de tu vasto vocabulario. Procura que tus oraciones se entiendan a la perfección en la primera lectura. Olvídate de usar palabras rebuscadas, extranjerismos o términos científicos para explicar un punto: podría parecer que te estás esforzando demasiado por quedar bien. Sé selectivo con las palabras al momento de plasmar tus pensamientos.

Sé agradable

Una excelente redacción de negocios es agradable a simple vista, pero tiene un contenido profundo: como una buena película, se puede ver una docena de veces. Deberá enganchar fácilmente al lector, y ofrecerle un contenido atractivo y útil a la vez.

Piensa en lo que quieres comunicar

Antes de poner la pluma en la hoja o los dedos en el teclado, piensa bien en lo que quieres transmitir. Cada afirmación deberá tener una tesis y una propuesta de valor.

Ve al punto 

Olvídate de darle mil vueltas al asunto antes de presentar tu tesis: de hecho, tu idea principal deberá estar en el primer párrafo. Cuando termines con un planteamiento, muévete rápido al siguiente. 

Usa frases activas

Las oraciones estructuradas de forma activa son mucho más dinámicas y fáciles de leer. Prefiere “Juan preparó la presentación” a “La presentación fue preparada por Juan”.

Usa las palabras correctas

Evita usar adverbios que terminan en “mente”: básicamente, esencialmente, completamente… asimismo, evita el uso de frases como “en otras palabras” y “por lo tanto”. Quédate con lo esencial. 

Sé honesto

No le digas a la gente cómo viajar; muéstrales fotos de tus vacaciones. Si intentas ser grandilocuente sobre temas que no dominas, podrías parecer poco sincero. En lugar de predicar, comparte lo que has aprendido de una manera honesta. A la gente le encanta escuchar las experiencias de otros.

Obtén retroalimentación

Una idea no es nada sin una reacción. Las reacciones son oxígeno para la escritura. Prepárate para recibir retroalimentación, como críticas y comentarios. Así podrás pulir tu trabajo. 

Limita los signos de puntuación

Olvídate de llenar todo el texto con signos de exclamación. Existen otras formas más efectivas de mantener a los lectores interesados en lo que les estás comunicando.