Consultoría

7 secretos de Dragon Ball para emprendedores

Las aventuras de Gokú y compañía dejan lecciones importantes sobre el trabajo en equipo, el orgullo y los mentores.
7 secretos de Dragon Ball para emprendedores
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Dragon Ball fue una serie que disfruté mucho cuando era niña. Me encantaba ver las aventuras de Gokú y compañía para reunir las poderosas Esferas del Dragón y después ver cómo vencían a cuanto enemigo malvado se les plantaba enfrente.

Siempre he creído que esta serie de Akira Toriyama tiene grandes lecciones de trabajo en equipo, nobleza al pelear y la importancia de mantener la inocencia. A mis 30 años puedo incluso decir que hay grandes enseñanzas que un emprendedor puede aplicar en su vida diaria. Sitios como Roglawfitness.com enlistan algunas de estas enseñanzas. Aquí les comparto las que he descubierto:

1. Lo importante es la aventura
En la serie, Gokú y sus amigos solían emprender grandes viajes para poder invocar al poderoso Shen Long y pedirle un deseo. Pasaban aventuras tan grandes que al final, los deseos que les pudo cumplir este ser mítico eran lo menos importante.

El crecimiento de un emprendedor puede ser igual de divertido. Si sólo te fijas en el resultado final no disfrutarás de las lecciones, personas y habilidades que deberás adquirir en el camino al éxito.

No se trata de que no veas el éxito como fin, pero no olvides que el viaje a ese punto es lo que más enseñanzas te dejará.

2. Los maestros pueden transformarte
¿Qué hubiera sido de Gokú y Krillin si no hubieran ido a entrenar con el Maestro Roshi? Seguramente jamás hubieran alcanzado ese gran poder.  

Los mentores son fundamentales al momento de desarrollar tus capacidades como emprendedor. Ellos ya pasaron por las mismas batallas que tú y tienen la experiencia necesaria para ayudarte a superar los obstáculos que se presenten. No sólo eso, te ofrecen una perspectiva diferente del mundo que te puede ayudar a entender puntos de vista que nunca antes hubieras considerado.

¿Te imaginas si Piccolo no hubiera entrenado a Gohan? Uno de los más grandes peleadores del mundo se hubiera quedado como un niño llorón.

3. Un gran equipo se hace con personas diferentes
Los Guerreros Z eran los guardianes de la Tierra, los que siempre defendían al planeta de las amenazas del espacio. No se parecían en nada, de hecho, incluso eran de razas diferentes. Pero sus habilidades se complementaban al momento de luchar.  Tal vez Vegeta era el menos adecuado para relacionarse con otras personas, pero esa era una habilidad que a Gokú le sobraba.

Una persona de éxito sabe rodearse de un equipo efectivo con habilidades diferentes que complementan las debilidades que él pueda tener. No se trata sólo de tener buenos amigos, sino de reconocer la excelencia latente en otras personas y potencializarla.

No sólo eso, el enemigo de hoy puede ser el amigo de mañana. No desprecies los contactos que puedes hacer en tu camino pues nunca sabes quién podría ayudarte en el futuro.

4. La competencia no es mala
Un tema recurrente en Dragon Ball es la aparición de villanos cada vez más fuertes que obligaban a Gokú y compañía a entrenar cada vez más duro para poder derrotarlos.

En el mundo de negocios es igual. No tener competencia no es algo positivo, sólo significa que tu nicho de mercado es pequeño. Carecer de un contrincante puede hacer que te vuelvas complaciente y dejes de intentar ser mejor.

Son Gokú no se hubiera convertido en el Guerrero Legendario si no hubiera tenido que enfrentar tantos enemigos, y lo mismo va para tu negocio.  Permite que tu competencia sea tu motivación.

5. Es posible cambiar de dirección
En la serie tenemos dos ejemplos de antihéroes que decidieron cambiar sus malos hábitos y que terminaron por volverse aliados del héroe: Vegeta y Piccolo.

Es posible cambiar de dirección cuando te has equivocado. Tal vez cometiste un error en redes sociales o necesitas cambiar la percepción de tu marca, no debes dudar en hacer un replanteamiento de tu estrategia si crees que es necesario.

Sólo no olvides que va a requerir mucho trabajo y buenas acciones para cambiar la precepción que el público pueda tener de tu marca.

6. El orgullo puede motivarte
Hablando de Vegeta, el príncipe de los Sayayines era una persona tan orgullosa que nunca pudo soportar el hecho de que Gokú lo venciera. Sin embargo, utilizó esta derrota como motivación para ser mejor cada vez -e incluso lo llevó a formar una familia en la Tierra-.

Esta es una gran lección. Es importante tener orgullo y ambiciones, pero no debes dejar que estas te cieguen sobre lo que tienes que hacer para alcanzar la excelencia.

El orgullo puede ser una debilidad porque te hace creer que no necesitas a nadie y te limita al momento de pedir ayuda. Sin embargo, en dosis controladas, saber cuánto vales también te da la confianza necesaria para funcionar día a día.

7. Nunca pierdas tu inocencia
Gokú es uno de los personajes más queridos de la animación japonesa porque es una persona sumamente inocente, incapaz de hacer trampa, y que siempre se admira de la fuerza de sus oponentes.

Estas características son esenciales para ser feliz. Ser capaz de maravillarte de las cosas simples de la vida te ayudará a ser innovador. Por otro lado, si eres lo suficientemente abierto puedes hacer muchos amigos, aliados y colegas de los que podrás aprender cosas increíbles.  

Por último, y no menos importante, jamás hacer trampa y dar lo mejor de ti harán que seas reconocido por tu ética profesional y por lo tanto, alguien que otras personas buscarán para colaborar.

¿Veías Dragon Ball? ¿Cuáles crees que son otras enseñanzas que deja esta serie?