Emprendedores

Los retos de ser madre y emprendedora

¿Se puede ser una madre responsable y dirigir un negocio sin morir en el intento? Una empresaria reconocida responde.
Los retos de ser madre y emprendedora
Crédito: Depositphotos.com

Durante largos años, la única prioridad de la mujer fue su familia –o, por lo menos, debía serlo–. El género femenino se dedicaba por entero al hogar, a cuidar a sus hijos y su esposo y a mantener la casa limpia. Pero en el siglo 21 las cosas han cambiado: muchas mujeres modernas están casadas, son madres y, no conformes con eso, deciden explorar el universo de los negocios.

Las preguntas inevitables son: ¿es posible encontrar un equilibrio verdadero entre ambas esferas?, ¿se puede ser una madre responsable y una empresaria exitosa sin morir en el intento?

Gilda Herrero, directora general de Impuestum y madre de dos hijos, confía en que esto es perfectamente posible. De acuerdo con la empresaria, las mujeres tienen una habilidad nata que les permite conciliar ambas esferas.  “Somos multifuncionales, y además, muy hábiles para adaptarnos a las circunstancias. Aunque nos cueste, encontramos siempre la manera de adaptar el emprendimiento a nuestra vida privada”.

Por supuesto, compaginar la vida empresarial con la privada conlleva varios retos. En primer lugar, está el de aprender a administrar el tiempo: y es que, al ser madre de hijos pequeños, resulta imposible planearlo todo. “Algunas veces te llamarán de la escuela para avisarte que tu hijo tiene fiebre, y tendrás que salirte de una junta para ir a recogerlo”, explica.

Por otro lado está el reto que implica aprender a manejar el tema de la culpa, pues las mujeres emprendedoras deben dividir su tiempo y energía en sus dos grandes proyectos de vida.

Entonces, ¿cuáles son las claves para ser una madre y empresaria exitosa? Dejemos que Gilda lo explique por sí misma.