Hide this Looking for English Content? Click here

Bella Weems y el pasatiempo millonario

Esta chica empezó a diseñar dijes para juntar dinero para comprar un auto. Hoy, su firma Origami Owl vende millones de dólares.
 Bella Weems y el pasatiempo millonario
Crédito: Origami Owl
  • ---Shares

Cuando Bella Weems tenía 14 años de edad quería comprar un automóvil a pesar de que le faltaban dos años para poder conducir legalmente. Muchos de sus amigos eran mayores y ya estaban haciendo sus exámenes de manejo, además una amiga le había prestado una camioneta, por lo que estaba muy emocionada por tener un vehículo propio. El problema fue que sus padres le dijeron que si quería un auto nuevo tendría que pagarlo por sí misma.

Como muchas jóvenes, Bella empezó a trabajar de niñera para ahorrar el dinero necesario pero después de varios meses sólo tenía un fondo de 350 dólares. De nuevo se acercó a sus padres para decirles que no había podido ahorrar lo suficiente a lo que los adultos respondieron diciéndole que igualarían sus ahorros con una donación para que pudiera empezar un pequeño negocio y así reunir el dinero necesario.

Bella se metió a investigar de lleno en línea para encontrar ideas de negocios hasta que decidió que podía intentar hacer dijes bajo pedido.  La joven y su madre iban algunos fines de semana a las tiendas de manualidades por lo que decidió aprovechar este gusto que ya tenía.

Cuando su madre le preguntó qué nombre le pondría a su negocio, Bella pensó en las cosas que más le gustaban: los búhos y el origami. Así nació Origami Owl, una compañía que hoy factura millones de dólares cada año de ventas en línea.

Para empezar, Bella y su mamá organizaron “fiestas” en su casa donde los invitados podían comprar cadenas por 22 dólares, dijes por hasta 46 dólares y adornos por 5 dólares, que después podían ser unidos en un diseño al gusto para hacer una pieza única que contara la historia del cliente.

Foto: Origami Owl. 

Tal fue el éxito de estos dijes que para noviembre de 2011, madre e hija ya tenían un quisco en un centro comercial. Ese diciembre vendieron cerca de 60 mil dólares en mercancía que, algo fundamental para su éxito futuro, fue enviada a todo el mundo como regalos de Navidad.

Pronto, Bella y su mamá empezaron a recibir pedidos de todo el país por lo que decidieron abrir una página web. Así su negocio explotó para incluir diseñadores independientes y vendedores que también organizan fiestas para vender los dijes.

La joven no olvidó sus inicios. El negocio cuenta con el programa “Owlettes” que permite que adolecentes de 12 a 17 años vendan los productos a cambio de descuentos especiales. Por 149 dólares, Origami Owl envía un paquete de inicio que contiene joyería de prueba y un sitio web personalizado para que comiencen a vender.

Hoy en día tienen más de 60 mil diseñadores independientes por todo Estados Unidos y Canadá y su siguiente paso es entrar en México y Europa.

La tienda de Bella ofrece diferentes colecciones, incluidas líneas especiales para fiestas como el Día de las Madres.  Es más, ya tiene convenios con Swarovski para hacer dijes más lujosos en diseños que ya están patentados.

Hoy Bella Weems tiene 18 años y asegura que la clave de su éxito es que ha evolucionado junto con su negocio26278.

“Aprendí a rodearme de personas que me inspiran y quieren elevarte, porque siempre tendemos a actuar como las personas que nos rodean. Esa es la clave, rodéate de personas que sean una influencia positiva. No importa tu edad, atrévete a ir detrás de tus sueños”, dice la joven quien por cierto, hoy maneja un Jeep al que nombró Alice en honor a su película favorita, “Alicia en el país de las maravillas”.