Recursos Humanos

3 incentivos para que tus empleados viajen

Muchas compañías grandes promueven las vacaciones internacionales, buscando alternativas viables para sus colaboradores.
3 incentivos para que tus empleados viajen
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Viajar a un país extranjero y conocer personas, lugares y costumbres es sin duda uno de los sueños que comparten casi todos los seres humanos. Esta experiencia ofrece una visión inigualable sobre la pluralidad, incrementa la tolerancia a la diversidad y abre la mente a nuevas posibilidades.

Además, a medida que exploran nuevos horizontes, los viajeros experimentan una enorme sensación de bienestar. Estos beneficios han llevado a muchas compañías grandes a promover las vacaciones internacionales, buscando alternativas viables para sus colaboradores. ¿Cuáles son algunas de ellas?

1. El modelo ThinkPARALLAX

Destinar un presupuesto para que cada colaborador viaje a un lugar desconocido es una excelente estrategia. De hecho, resultó la alternativa seleccionada por la consultoría para empresas con propósito ThinkPARALLAX, que creó el programa PARALLAXploration y determinó un total de 1,500 dólares más un día extra de vacaciones para cada uno de sus diez empleados con la única condición de que su destino represente un reto.

El viaje debe hacerse entre los meses de septiembre y diciembre. En una entrevista para Fast Company, el cofundador Jonathan Hanwit explicó que la restricción de tiempo responde a razones: porque sin una ventana de tiempo los proyectos no suelen concretarse, y para incentivar el trabajo en equipo, en el que todos cubren a la persona que está en su viaje.

Por su parte, Guusje Bendeler, directora creativa de la empresa, agregó que las aventuras de sus empleados tienen beneficios directos para la compañía, ya que si una persona vive experiencias nuevas y pierde el miedo esto se nota enseguida en su desempeño.

2. Vacaciones solidarias

Ya entrados en el objetivo de promover los viajes al extranjero con el fin de estimular la creatividad y la visión global de los colaboradores, ¿por qué no vincularlos con los esfuerzos de responsabilidad social? Un caso ejemplar es el de Telefónica, que implementó un programa de vacaciones solidarias. A través de este sistema los trabajadores dedican parte de sus vacaciones a realizar trabajo voluntario en comunidades vulnerables dentro de países extranjeros, lo que no sólo les permite disfrutar de un viaje realmente extraordinario, sino también generar un impacto social positivo e involucrarse con el compromiso de la empresa en la que colaboran.

3. “Hagamos equipo”

La empresa de comercio electrónico Betabrand ha generado un sistema de crowdfounding diseñado para costear el viaje de un colaborador diferente cada cuatro o seis semanas. Para ello, utiliza las millas de viajero acumuladas gracias a los gastos de la compañía, algunas donaciones de los trabajadores y un presupuesto destinado por la compañía.

El cofundador Chris Lindland desarrolló el sistema tras descubrir durante una happy hour con sus colaboradores que muchos de ellos no habían visitado nunca un país extranjero. Consolidó el gasto de la empresa en una sola tarjeta que pudiera acumular millas de viajero.

Con este sistema la empresa paga el transporte y cuatro noches de hospedaje en el lugar seleccionado por el ganador, mientras que una “recaudación para la diversión” realizada entre los trabajadores es destinada a cubrir otros gastos de las vacaciones. De esta forma todos se involucran de forma activa en los viajes y comparten la experiencia.

Este artículo se publicó originalmente en ExpokNews.