Tecnología

Lecciones de disrupción de Amazon y Apple

Estas y otras empresas tecnológicas transformaron su mercado al crear un producto o servicio como ningún otro.
  • ---Shares

Parece extraño comparar a Uber, WhatsApp, Amazon y Apple, ¿no? Realmente, no tanto. Todos ellos son disruptores de mercado. Pero, ¿qué es lo que los hace tan especiales?

A pesar de que operan en diferentes industrias, estas compañías tienen algo en común: todas y cada una han desarrollado tecnologías que reducen los costos de bienes o servicios, o bien, crearon un nuevo tipo de suministro de productos.  El resultado es que estas empresas han abierto accesos para una gran parte de la sociedad.

El concepto de hacer disrupción no es nada nuevo. Ha estado presente desde el inicio de los tiempos: la creación de telares industriales para tejer, la imprenta de Gutenberg, la desmontadora de algodón de Whitney, el internet, etcétera. La humanidad siempre está tratando de hacer que las tareas sean más fáciles y eficientes, y ese instinto ha resultado en un aumento de la oferta que reduce los precios, es decir, causan disrupción en el mercado.

La disrupción tecnológica de Uber aumentó el número de proveedores de transporte privado disponibles para los usuarios. WhatsApp mejoró el acceso a la comunicación móvil al reducir los precios de los mensajes; Amazon ofreció una nueva alternativa de comercio de bienes a precios más bajos y Apple, desde sus orígenes, permitió que las personas comunes tuvieran una computadora propia.

A diferencia del mundo de hace 30 años, mucha de la tecnología que tenemos hoy en día está basada en los desarrollos logrados por disruptores previos. Los nuevos jugadores han aprendido que no siempre es necesario “descubrir el hilo negro”.

Uber, WhatsApp y Amazon se levantaron en plataformas de programación que ya existían antes de su nacimiento.  Y claro, Apple demuestra que algunos disruptores sí tienen que desarrollar nuevas tecnologías, pero hay muchos ejemplos de colaboración.

Tomemos como ejemplo a Uber: la ubicuidad de los teléfonos inteligentes le permitió crear una plataforma tecnológica que conecta rápida y cómodamente a casi todos los que quieran prestar servicios de transporte con las personas necesitadas de estos servicios, al tiempo que reduce los costos de los proveedores.

Del mismo modo, la prevalencia de los smartphones permitió que WhatsApp desarrollara aplicaciones que dejan a las personas hablar entre sí a través de redes IP en lugar de utilizar mensajes SMS. Estas plataformas han provocado un aumento de servicios de mensajería de bajo costo.

El acceso generalizado a la web en todo el mundo hizo que Amazon creara una tienda digital para vender productos a cualquier persona en el planeta y al mismo tiempo, eliminar la necesidad de los emprendedores de tener tiendas físicas. Amazon no es innovador al utilizar este modelo: Sears ha estado vendiendo por catálogo desde finales de 1800, pero la tienda virtual definitivamente mejoró la propuesta.

La disrupción de Apple, por su parte, es mucho más general y menos específica que la de Uber, WhatsApp o Amazon. Esta empresa permitió un mayor acceso a la tecnología informática para que las personas pudieran sistematizar sus negocios y sus vidas.

Aunque el desarrollo de nuevas tecnologías puede tener sus beneficios - Apple hoy en día es la empresa más grande y rentable del mundo por un amplio margen - todavía se puede tener un gran éxito en el desarrollo disrupciones tecnológicas que lleguen a cuestas de plataformas tecnológicas maduras.

Pregúntenle a Uber, WhatsApp y Amazon.