Marketing

5 tips para hacer marketing de video online

La tendencia es clara, hay que hacer video. Sin embargo hay que saber cómo hacerlo bien para impactar a la audiencia.
5 tips para hacer marketing de video online
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Los profesionales del marketing, periodistas y curadores de contenido estamos, una vez más, reconociendo el valor del video en línea. En realidad, probablemente nunca nos fuimos. Por el contrario, nuevas tendencias en las comunicaciones en línea han estallado y desvanecido mientras que el vídeo online ha construido poco a poco su audiencia.

El regreso a la prominencia del video en línea ha provocado que expertos en relaciones públicas y gerentes de marca se vuelvan locos para producir contenidos multimedia. Pero muchas de esas personas harán un mal video. Por lo menos no va a ser tan bueno como necesita ser para poder destacarse de la gran cantidad de videos en la red.

Aquí te dejamos cinco tips para hacer buenos videos en línea.

1. El valor de producción: hace dos años desayunaba con Chris Anderson, fundador de TED, la plataforma mundial para compartir ideas. Le pregunté por qué creía que TED se había convertido en un fenómeno cuando el formato de videocharlas existía desde hace tanto tiempo. Me dijo “El valor de la producción. Invertimos mucho para que los videos se vean bien”. Explicó que tratan cada presentación como si fuera un video musical, con una muy buena iluminación, diferentes ángulos de cámara, gráficos interesantes, mezclas de audio, etcétera.

No hay duda, los videos de TED se ven sumamente profesionales. Y la lección para los marketeros modernos es invertir para tener un video que se vea de calidad.

2. Audiencia: la primera regla del marketing y la comunicación es ser lo más claros posibles con tu audiencia. No inviertas en hacer videos online sólo porque “todos los demás lo están haciendo”. Sé muy claro respecto al público que buscas impactar con tus contenidos. ¿Estás vendiendo algo o sólo quieres atraer público a tu marca? ¿Aumentar el conocimiento de tu empresa o llegar a un sector demográfico específico?

3. Sé profesional: si no puedes hacerlo tú mismo, contrata a alguien que sí tenga los conocimientos. Ciertamente este es un gran consejo que se aplica desde a la plomería hasta la cirugía, pero también es pertinente en este caso.

Contratar a un equipo que sepa hacer videos cuesta dinero, pero también puede ayudarte a ahorrar tiempo, generar más creatividad sobre cómo alcanzar tus metas y permitirte concentrarte en la imagen completa en lugar de los problemas de producción.

4. Arco argumental: uno de los aspectos más importantes de un buen video – uno que la gente de hecho vea – es contar una buena historia.
Los gatitos siempre generan vistas pero difícilmente estarán alineados con la narrativa de tu estrategia de marketing. Cuenta una buena historia con personajes agradables, detalla sus viajes y dales una conclusión fuerte. Por ejemplo, evita poner a tu vicepresidente enfrente de la cámara y mejor cuenta una buena historia de un cliente.

5. Locación, locación, locación: no puedo decirte a cuántas juntas de marketing y comunicación he asistido donde alguien propone hacer un video. Invariablemente siempre digo “Buena idea, ¿qué vamos a hacer con eso?”.

Un buen ejemplo de una estrategia de video que sabe conectarse con su audiencia es la de la startup HearNotes. Hicieron esta campaña para su proyecto en Kickstarter donde destacaron el valor y la historia de su producto.

“Sabíamos la importancia que tenía sacar una buena campaña de video”, dijo Patrick Donohue, director de HearNotes. “Es por eso que invertimos tiempo para desarrollar una historia única con una producción de calidad que ofreciera una buena imagen de la compañía”.

Tener video, incluso buen video, no es una victoria. Para triunfar, tu audiencia objetivo debe verlo, lo que significa que debe tener un lugar donde lo puedan encontrar. Las mejores y más exitosas campañas de marketing de video online están diseñadas con un destino en mente, ya sea plataformas como YouTube, Vimeo, Vine, Instagram, etcétera.

Cuando la idea de producir video salga en la próxima junta, asegúrate de responder estas cinco preguntas en orden: ¿Quién es tu audiencia?, ¿Qué quieren lograr con el video?, ¿Pueden contratar servicios profesionales?, ¿Qué dirá la historia? y ¿Cómo pueden aumentar el valor de la producción?