Cómo ser más productivo

10 tips para trabajar menos y hacer más

Éstas son 10 cosas que hacen las personas exitosas para reducir su carga laboral y encontrar un balance.
10 tips para trabajar menos y hacer más
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Spencer Rascoff, cofundador de Hotwire.com y CEO de Zillow, encaja a la perfección en la definición de éxito. Con 39 años de edad y padre de tres hijos pequeños, Spencer es un hombre que se mantiene ocupado en la casa y el trabajo.

¿Qué es lo único que Spencer se niega a hacer el fin de semana? Trabajar –por lo menos en el sentido tradicional–. Dice al respecto:

“Nunca voy a la oficina los fines de semana, pero sí reviso mis correos en las noches. Mis fines de semana son importantes para desconectarme del día a día y tener la oportunidad de pensar con mayor profundidad en mi empresa y mi industria. Son una gran ocasión para reflexionar y ser más introspectivo sobre temas importantes".

Un nuevo estudio de Stanford demuestra que Rascoff está en lo cierto.

El estudio reveló que la productividad por hora disminuye bruscamente cuando la semana de trabajo supera 50 horas, y se reduce tanto después de 55 horas que trabajar deja de tener sentido. Así es: las personas que trabajan hasta 70 horas a la semana (o más) en realidad hacen lo mismo que las personas que trabajan 55.

Las personas exitosas saben lo importante que es cambiar de velocidad el fin de semana para relajarse y rejuvenecerse. Al igual que Spencer, utilizan este tiempo para que la semana siguiente sea aún mejor. 

Es más fácil decirlo que hacerlo, así que aquí encontrarás un poco de ayuda. La siguiente lista contiene 10 cosas que las personas exitosas hacen para encontrar un balance el fin de semana y comenzar el lunes con un 110% de energía:

1. Se desconectan

Desconectarse es la estrategia de fin de semana más importante de esta lista. Si no encuentras una forma de desenchufarte de tu trabajo desde el viernes por la noche hasta el lunes en la mañana, entonces nunca habrás realmente dejado el trabajo.

Estar disponible para tu trabajo 24/7 te expone a un bombardeo constante de estrés que te impide concentrarte y recargarte de energía. Si no puedes desconectarte el fin de semana entero de los correos de trabajo y las llamadas, intenta designar horarios específicos en sábado y domingo para revisar tu correo y escuchar los mensajes de voz. Por ejemplo, puedes revisar tus mensajes los sábados por la tarde, mientras tus hijos se cortan el cabello, o los domingos por la noche, después de la cena. Programar bloques de tiempo breves aliviará el estrés sin sacrificar tu disponibilidad.

Relacionado: 5 hábitos de fin de semana de las personas exitosas

2. Minimizan las tareas

Las tareas pequeñas suelen adueñarse por completo de los fines de semana. Sin embargo, cuando esto sucede, perdemos la oportunidad de relajarnos y reflexionar. ¿Lo peor? Si pasas todo el fin de semana terminando pendientes, al final te sientes como si trabajaras un día completo. Para evitar que esto suceda, programa las pequeñas tareas como cualquier otra actividad en tu semana, y si no logras terminarlas en el tiempo asignado, termínalas el fin de semana siguiente.

3. Reflexionan

La reflexión es una herramienta poderosa para mejorar. Aprovecha tu fin de semana para contemplar las fuerzas que le están dando forma a tu industria, tu organización y tu trabajo. Sin las distracciones de trabajo de lunes a viernes, deberías poder ver las cosas bajo una nueva perspectiva. Usa este conocimiento para modificar el enfoque de la semana siguiente y mejorar tu eficiencia en el trabajo.

4. Se ejercitan

¿No tienes tiempo para hacer ejercicio en la semana? Tienes 48 horas al final de ésta para hacerlo. Poner tu cuerpo en movimiento durante sólo 10 minutos libera GABA, un neurotransmisor calmante que reduce el estrés. Asimismo, el ejercicio es un excelente medio para obtener nuevas ideas. Las personas innovadoras y exitosas saben que estar al aire libre a menudo despierta la creatividad.

Por ejemplo, muchas de mis mejores ideas llegan a mí mientras estoy surfeando. Cuando estás en el océano, la combinación de una actividad vigorosa y el paisaje hermoso crean el escenario perfecto para que fluya la creatividad. Ya sea que corras, andes en bicicleta o hagas labores de jardinería, el ejercicio y la consecuente liberación de endorfinas favorecerán la introspección.

5. Tienen una pasión

Si haces algo que te apasione los fines de semana, podrías llevarte una agradable sorpresa. Perseguir tus pasiones es una gran forma de escapar al estrés y abrir tu mente a nuevas formas de pensar. Cosas aparentemente sencillas como escuchar música, leer, escribir, pintar o incluso jugar a la pelota con tus hijos pueden ayudar a estimular los diferentes modos de pensamiento, y hacer que obtengas ganancias importantes la próxima semana.

6. Conviven con sus familias

Pasar tiempo de calidad con tu familia los fines de semana es esencial para recargar energía y relajarse. La convivencia familiar es tan importante para Spencer Rascoff que vuela a casa al terminar la semana laboral, sin importar qué tan lejos esté, e incluso si tiene que regresar a la misma ciudad la semana siguiente. Los días de trabajo son tan agitados que la semana entera puede irse sin pasar tiempo de calidad con la familia. ¡No dejes que esto suceda también en tus fines de semana! Lleva a tus hijos al parque, sal a cenar con tu pareja a su restaurante favorito, ve a visitar a tus padres… Lo agradecerás después.

7. Programan mini aventuras

Compra entradas para un concierto u obra de teatro o reserva para ese hotel que acaba de abrir en el centro de la ciudad… En lugar de correr en una caminadora, planea una caminata en un bosque. Prueba hacer algo nuevo, o tal vez algo que no hayas hecho en mucho tiempo. Los estudios demuestran que planear actividades placenteras te hace sentir bien desde antes de hacerlas. Si sabes que el sábado te espera algo divertido, tu estado de ánimo mejorará durante la semana.

8. Se despiertan siempre a la misma hora

Dormir todo el fin de semana para recuperar el sueño suena tentador. Aunque seguro que se siente bien en ese momento, dormir más de la cuenta interfiere con tu ritmo circadiano. Los ciclos de tu cuerpo son una serie compleja de fases del sueño que te permiten despertarte descansado y refrescado. Una de estas fases prepara tu mente para que esté alerta, razón por la cual muchas personas se despiertan con frecuencia justo antes de que suene su alarma (su cerebro ya se siente listo). Cuando te despiertas más tarde en fin de semana, sueles sentirte con menos energía. Esto no sólo perjudica tu día de descanso, sino que también hace que tu lunes sea menos productivo, pues tu cerebro no se siente listo para despertarse a la hora planeada. Si necesitas descansar, mejor ve a la cama temprano.

Relacionado: 6 estrategias para ser un madrugador

9. Destinan las mañanas a estar consigo mismas

Conseguir tiempo para estar solo los fines de semana puede ser difícil, sobre todo si tienes familia. Sin embargo, encontrar una actividad que te apasione y que puedas hacer temprano te hará sentir muy bien y esclarecerá tu mente. Es también una gran forma de perfeccionar tu ritmo circadiano, pues te obligará a levantarte a la misma hora de la semana laboral.  Tu mente alcanza un rendimiento máximo de dos a cuatro horas después de que te despiertas, así que es una buena idea levantarte temprano para realizar alguna actividad física y después sentarte para enfocarte en alguna actividad mental.

10. Se preparan para la semana siguiente

El fin de semana es un buen momento para tomarse un tiempo y planear la semana próxima. Puedes destinar tan sólo 30 minutos para esto, y obtener con ello avances significativos en términos de productividad y reducción de estrés. Es más fácil lidiar con una semana cuando sabes qué te espera, cuando tienes un plan, pues únicamente te queda centrarte en su ejecución.