Consultoría

5 hábitos de atletas que puedes aplicar al trabajo

Aquí, cinco prácticas provenientes del mundo del deporte que mejorarán tu salud y rendimiento en la oficina.
5 hábitos de atletas que puedes aplicar al trabajo
Crédito: Depositphotos.com

Un atleta se acerca a la zona de salida en el Estadio Olímpico. Se estira, respira profundamente y sacude sus músculos. Miles de personas vitorean mientras se le presenta, pero sus ojos nunca se mueven del camino que está a punto de recorrer. Cuando suena el pistoletazo de salida, estalla en una acción de alto rendimiento.

¿Cómo podemos aplicar este escenario a una situación de negocios? Las mismas técnicas que emplean los atletas para desempeñarse bajo presión permiten a los líderes de negocios sobresalir en el ámbito profesional. Aquí, cinco prácticas provenientes del mundo del deporte que mejorarán tu salud y rendimiento en el trabajo.

1. Adoptar una postura de poder

Antes de una competición, los atletas a menudo se yerguen con los hombros hacia atrás y la cabeza en alto. Adoptar ciertas posturas mejora el rendimiento, pues modifica los niveles de hormonas en tu cuerpo. Una investigación llevada a cabo por la doctora Amy Cuddy de la Escuela de Negocios de Harvard demostró que adoptar una “posición de poder” incrementa los niveles de testosterona, una hormona encargada de reparar y regenerar, y que además reduce el cortisol, la hormona del estrés.

2. Relajarse con ejercicios de respiración

El estrés y la tensión minan el rendimiento y contribuyen al desarrollo de enfermedades crónicas relacionadas con el estrés. Tomar algunas respiraciones profundas y exhalar suavemente puede cambiar drásticamente tu estado psicológico y mejorar tu rendimiento. Así que detente y realiza un par de respiraciones profundas y relajantes para recuperar el control de tu propio cuerpo y mente.

Relacionado: 5 lecciones de corredores aplicadas a los negocios

3. Se enfocan

En cualquier deporte, mantener la concentración es fundamental para el éxito. La ciencia de la fisiología nos dice que los humanos simplemente no pueden concentrarse en varias cosas al mismo tiempo. Vivimos en la era de la distracción, en la que estamos bombardeados con correos electrónicos, mensajes en redes sociales y mensajes de texto durante todo el día. Para rendir al máximo, es fundamental que encuentres tiempo para centrarte exclusivamente en los proyectos y las tareas más importantes. Dedica por lo menos una hora de tal actividad al día.

4. Hidratarse

Los atletas saben que el agua es fundamental para su rendimiento. Un cuerpo y un cerebro deshidratados son lentos tanto en la pista como en la oficina. La cafeína puede ayudarte si la consumes con moderación –una o dos tazas de café al día, de preferencia 30 minutos antes de una tarea demandante–. Además de eso, toma suficiente agua para mantenerte atento y vigoroso.

5. Ser "1 por ciento mejores”

Un atleta con un rendimiento increíble en las eliminatorias está mostrando el resultado de miles de horas de práctica. Podemos hacer lo mismo con nuestra comida, sueño, ejercicio, pensamiento y trabajo. Busca ser 1% mejor cada día. Un cambio de 1% puede parecer poco, pero esas pequeñas mejoras diarias cambiarán notablemente tu vida. Es como ganar un interés compuesto para tu cuerpo y mente.

Todos podemos aprender de los atletas de élite en cualquier disciplina, incluso de áreas muy diferentes a las nuestras. ¿Tienes alguna técnica que te permita desempeñarte de la mejor manera posible?