Finanzas

Cómo elegir una tarjeta de crédito

No todos los plásticos funcionan igual. Descubre cuál te conviene según tus necesidades y objetivos.
Cómo elegir una tarjeta de crédito
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

La misión de elegir la tarjeta de crédito ideal para ti es casi tan complicada como importante. Si uno se sentara a analizar detenidamente las 176 opciones de tarjetas de crédito que existen en México no alcanzaría la vida para nada más. Bien elegida, una tarjeta puede convertirse en una importante aliada de tus finanzas personales. Sin embargo, una decisión equivocada  puede hacer que termines ahogado en deudas o incluso con una mala calificación en el Buró de Crédito.

Escapar de las tarjetas de crédito tampoco es una buena opción, pues si no cuentas con una, no generas historial crediticio, lo que significa que si en algún momento necesitas un préstamo para pagar un auto, casa o por alguna emergencia, la mayoría de los bancos te cerrará las puertas y te verás a merced de instituciones “patito” o que cobran intereses altísimos. Tener una tarjeta de crédito te ayuda a tener un buen historial de crédito, que sirve para darle confianza a los bancos, instituciones o incluso futuros empleadores sobre tu cumplimiento.

La pregunta más importante que debes hacerte al momento de elegir una tarjeta de crédito es ¿cómo y para qué voy a usar la tarjeta?, pues es lo que define qué factores debes tomar en cuenta para tu decisión. Aquí te presentamos algunas opciones

1) Como forma de pago
Si planeas usar tu tarjeta de crédito como método de pago diario y prefieres pagarle al banco el 100% del adeudo antes de la fecha límite, entonces eres lo que se conoce como “totalero”. Si es así -y sólo si es así-,  la tasa de interés por adeudo no es tan importante para ti. En cambio, debes tomar en cuenta cifras como la anualidad por tener tu plástico o los beneficios especiales de cada tarjeta. De todos modos no bajes la guardia al usarla, presta atención a las comisiones que cobran los bancos para algunas operaciones, como el retiro de efectivo en cajeros automáticos.

2) Como extensión de tu salario
Un uso muy común de las tarjetas de crédito es para “pagar por adelantado” y luego saldar la deuda con el banco. Si piensas usarla para comprar artículos que sabes que no puedes pagar rápidamente, entonces debes tener cuidado en que la tarjeta que elijas tenga una baja tasa de interés. Además de que a mayor interés se va incrementando tu deuda, si te retrasas con los pagos mínimos el banco te cobrará una cuota de pago tardío y así es como se da el primer paso para tener una mala calificación en el Buró de Crédito. Aquí lo importante es elegir bien y saber medirte al usarla.

3) Para ocasiones especiales
Ahora que si piensas utilizar la tarjeta esporádicamente, sólo para emergencias o compras de temporada, el interés es importante pero también presta atención a que tenga una baja cuota anual.

Algunos bancos te ofrecen gratis el primer año y después cobran cuota anualmente, así que ojo con eso. También revisa que no te estén cobrando comisión beneficios o seguros que no utilices, pues no todos son gratuitos y de nada sirve pagar por algo que nunca vas a usar.

Otros factores a tomar en cuenta son tus ingresos, gastos, el tiempo que llevas con tu empleo actual, si cuentas con créditos vigentes o un historial crediticio previo, pues de esto dependerá si el banco aprueba tu solicitud o no.

Como verás, se trata de una decisión que debe meditarse detenidamente. No es recomendable quedarse con una tarjeta sólo porque te la ofreció un ejecutivo del banco, ni irte por la que tenga el menor CAT o los mayores beneficios si no es lo que más te conviene. Una decisión apresurada te puede costar mucho dinero a futuro e impactar negativamente tu historial crediticio.

Escrito por Daniel Rojas, CEO de Rocket.la