Consultoría

¿Cómo comunicar que eres una ESR?

Toma nota de lo que debe incluir toda afirmación de responsabilidad social para evitar caer en el greenwashing.
¿Cómo comunicar que eres una ESR?
Crédito: Depositphotos.com

El número de empresas que quiere dar a conocer a sus consumidores y otros grupos de interés sus acciones responsables está creciendo, y eso es una buena noticia. Sin embargo, esto a la vez ha aumentado la dificultad para identificar aquellas afirmaciones que son válidas y aquéllas que sólo son mero greenwashing, lo cual ha generado una gran confusión (e incluso incredulidad) entre los consumidores.

ISEAL Alliance es una organización que tiene por objetivo fortalecer los estándares de Responsabilidad Social Empresarial (RSE). Como parte de su trabajo, lanzó la herramienta Challenge the Label (“Reta la etiqueta”), la cual enlista cinco características que debe tener cualquier afirmación sobre la sustentabilidad de una empresa. Por “afirmaciones” o “claims“, ISEAL se refiere a palabras o imágenes que se usan para destacar los productos, procesos, negocios o servicios de una empresa.

A continuación, las 5 cualidades que debería tener toda comunicación corporativa relacionada con la sustentabilidad:

Claridad

Se refiere a que la empresa especifique con claridad cuáles son las acciones que está tomando en cuenta para cuidar el entorno, en qué se basa su afirmación y de qué forma el proceso fue verificado.

Esto no quiere decir que toda la información deba incluirse en el empaque o etiqueta; puede consultarse en otros medios, como en el sitio web de la marca. Si los consumidores se sienten confundidos al recibir el mensaje, entonces este requisito no se cubre.

Veracidad

Las compañías únicamente deberían difundir información que ha sido probada, y cuya evidencia está al alcance de todos. Hay que procurar que el mensaje sea lo más preciso posible; es decir, especificar exactamente qué componente, parte o porcentaje del producto es sustentable, siempre que esto también pueda comprobarse. Ten cuidado: si un dato parece “demasiado bueno para ser verdad”, lo más probable es que los consumidores lo rechacen.

Relacionado: ¿Cómo promover el comercio justo en tu empresa?

Relevancia

¿Las acciones que estás llevando a cabo realmente generan un impacto en la sociedad? ¿Son parte de un esfuerzo mayor o acciones aisladas? No son pocas las compañías que tratan de obtener “victorias fáciles” publicitando acciones o productos que no tienen relevancia alguna, generando una situación contraproducente. Por ejemplo, si un producto electrónico habla de material reciclado en su empaque pero no de la eficiencia energética, no se trata de una afirmación relevante.

Transparencia

¿En qué criterios se basan las afirmaciones de la empresa? ¿Cómo pueden los consumidores o grupos de interés conocer más sobre las acciones de responsabilidad de la empresa, así como sus métodos de verificación? Es importante que el sitio web de la compañía contenga un apartado que incluya toda esta información.

Solidez

Una afirmación es robusta cuando está respaldada por una tercera parte, como una OSC, una ONG, una agencia gubernamental o algún otro experto en el campo. 

Y tú, ¿qué acciones de responsabilidad social llevas a cabo en el seno de tu empresa? ¿Cómo las comunicas a tus consumidores?

Esta nota se publicó originalmente en Expok News.