Finanzas

Levanta capital a través de LinkedIn

Aprovecha tu presencia en la red profesional para encontrar inversionistas.
Levanta capital a través de LinkedIn
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

El emprendedor Dave Gowel ha levantado US$3 millones en tres años desde que arrancó RockTech, una empresa establecida en Cambridge, Massachusetts, EE.UU., que opera una plataforma de capacitación para tecnologías en la Nube. Los 29 inversionistas ángeles que se han subido a bordo tienen un denominador común: “cada relación que tengo con un inversionista se originó por medio de LinkedIn”, dice Dave.

“Un ejemplo claro de lo anterior sucedió cuando uno de mis inversionistas listó su relación con RockTech en LinkedIn, y entonces otro ángel que vio la actualización de estado me contactó”, continúa el CEO de RockTech. “El segundo ángel tenía un profundo respeto por mi inversionista original, quien había puesto al día su perfil, y se convirtió en un inversor en seis meses. Incluso trajo otro ángel para invertir junto con él”.

LinkedIn es una potencial veta para identificar y abordar con un pitch a inversionistas. Sin embargo, es un juego regulado y con matices. En México, “la ley dice que ninguna persona podrá ofrecer valores mediante medios masivos de comunicación o a una persona indeterminada”, explica Marc Segura, abogado y fundador de Play Business, una plataforma Web que permite hacer inversiones colectivas en empresas.

“No creo que las peticiones generales como primer contacto sean el camino adecuado”, señala por su parte, Dave. En lugar de eso, él y otros emprendedores recomiendan usar LinkedIn como una herramienta de reconocimiento para mejorar las interacciones en el mundo real. He aquí cómo lograrlo:

Adopta la búsqueda avanzada. Si no estás dando clic al enlace “Avanzado” junto a la barra de búsqueda del sitio y cazando por industria, compañía, ubicación, alma mater, grupos a los que perteneces o palabras clave específicas, estás per-diendo tu tiempo, advierte Dave, quien, además de operar RockTech, es el autor de El poder de un link: abre puertas, cierra tratos y cambia la manera de hacer negocios usando LinkedIn.

Toma en cuenta que “hay más de 300 millones de usuarios en LinkedIn. Y las búsquedas avanzadas te ayudan a eliminar el barullo y concentrarte en la gente adecuada que hay que conocer, en todos aquellos que realmente podrían aportar credibilidad a tu negocio”.

Después, sigue la página de la compañía de un inversionista potencial. Únete a cualquier grupo de LinkedIn relevante al que tu objetivo pertenezca. Explora su perfil y sus publicaciones para familiarizarte con el portafolio de dicha persona, su tesis de inversión, afinidades y aversiones, aconseja Seth Knapp, un emprendedor de Milwaukee, quien está tomándole la medida a inversores para su app de mercadotecnia social, Chitter. “Contactar a un inversionista sin haber hecho la tarea le dice todo lo que necesita saber de ti y nada de ello es bueno”.

Aprueba y sé aprobado. Resiste el impulso de aproximarte de inmediato a inversionistas que parezcan ser el calce perfecto. En lugar de eso, pídele a contactos en común que te digan su percepción sobre ellos, aclara Dave. No quieres asociarte con un inversionista que es conocido por ser difícil o que no cumple con la definición de un inversor calificado (ver recuadro de la izquierda).

Si decides ir adelante, evita contactar al inversionista en frío. En cambio, una introducción con un contacto en común puede catapultarte a la cima de su pila de correspondencia pendiente. Además, será más natural la relación que entablen.

“Lo único que no puedes fabricar es una relación fuerte”, afirma Dave. Y agrega: un conocido mutuo puede saber cómo y cuándo el inversionista prefiere ser contactado.

Sé paciente. Las asociaciones no se construyen de la noche a la mañana. “Tu proyecto y cualquier información que envíes caerá en oídos mucho menos sordos si desarrollas pacientemente una relación con el inversor”, advierte Seth.

Por supuesto, la mayoría de los inversionistas ángeles no invertirán, sin importar lo mucho que les guste tu discurso, considera Brandon Bruce de Cirrus Insight, quien vende complementos de software a Salesforce.

No obstante, una relación cultivada cuidadosamente puede resultar en inteligencia de mercado, asesoría estratégica y, lo más importante, referencias a otros inversores potenciales. Las búsquedas avanzadas te ayudan a eliminar distracciones y concentrarte en la gente adecuada que hay que conocer.

La letra “chiquita”

Antes de que comiences a entrarle a tu red de LinkedIn para publicitar tu levantamiento de capital, consulta a un abogado para cerciorarte de que tu pitch y, sobre todo, la forma en que estás abordando a inversionistas potenciales sean legales.

Marc Segura, de Play Business, recomienda dirigir mensajes directos, incluyendo el nombre y algún rasgo distintivo del remitente (como la empresa en la que trabaja) para asegurarse de que ante la ley estés dirigiéndote a una persona determinada.

También necesitarás familiarizarte con la definición de inversionista calificado. Se trata de una persona que cumpla con una de estas dos condiciones:

Mantenga en promedio durante el último año inversiones en valores por un monto mayor o igual a 1.5 millones de unidades de inversión (udis), que equivalen a unos $7.9 millones.

Haya obtenido en cada uno de los dos últimos años, ingresos brutos anuales iguales o mayores a 500,000 udis (alrededor de $2.6 millones).

Por otro lado, Segura señala que si un emprendedor se acerca solo a esta clase de individuos, estará en desventaja sin la asesoría legal adecuada. Normalmente, los inversionistas están aconsejados por abogados y su prioridad es defender los intereses del fondo. Por eso recomienda usar LinkedIn para saber si el inversionista forma parte de un club de inversionistas ángeles, y luego acercarse mejor a dicho club o plataforma de financiamiento, el cual –en principio– velará por los intereses tanto del socio entrante como del fundador de la startup.