Consultoría

6 tips para dormir todo lo que necesitas

Los emprendedores muchas veces no pueden apegarse a una rutina de sueño. Estos "trucos" te pueden ayudar a descansar mejor.
6 tips para dormir todo lo que necesitas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Yo, como muchos emprendedores, trabajo demasiado y a veces mi tiempo de sueño se ve afectado. A veces trabajo 12 horas al día toda la semana y luego de pasar una o dos horas con la familia, no me queda mucho tiempo para descansar.

Si no tienes una buena calidad del sueño tu trabajo sufre, tu negocio sufre, tu salud sufre, tus empleados sufren y ultimadamente, tus clientes sufren.

Nadie merece eso, menos tus consumidores. He notado en el último año que mi cuerpo y mi negocio se dañan cuando duermo menos de seis horas cada noche. Simplemente ya no aguanto como lo hacía antes.

Sin embargo, hay maneras de dormir todo lo que necesitas aun cuando se tiene un horario caótico. Aquí hay algunos hábitos que me ayudaron a dormir mejor:

1. Oscurece tu habitación lo más que puedas. Hay algunas cosas que puedes controlar como unas buenas cortinas y persianas. Hasta la más mínima fuente de luz puede afectar tus ciclos circadianos.

2. Remueve todos los aparatos electrónicos. Mi esposa y yo tenemos una regla muy estricta: no entran celulares a la habitación. Esto ayuda a minimizar la luz y las distracciones. Hasta el foquito más pequeño puede perturbar el sueño y diversos estudios han demostrado que el simple hecho de tener aparatos cerca de ti puede ser contraproducente. Nosotros compramos un despertador antiguo y en los hoteles, metemos los aparatos que traemos en nuestras maletas y pedimos que nos despierten en la habitación.

3. Deja de ver pantallas dos horas antes de dormir. Esto es muy difícil para los que somos emprendedores. Yo batallo mucho con esto, pero es necesario. Tu cuerpo necesita tiempo para darse cuenta de que es hora de dormir. Ver una pantalla, ya sea de TV o de teléfono, hace que el cerebro se mantenga conectado dificultando conciliar el sueño.

4. Establece una rutina. Encuentra algo que te relaje antes de dormir, puede ser un buen té, un regaderazo o leer un libro por 30 minutos. Este es tiempo para ti y debes descubrir qué te ayuda a dormir. Tengo la rutina de lavarme los dientes, ir al baño y luego a dormir. Mi cuerpo ya lo identifica como el tiempo para empezar a relajarse.

5. Descubre cuál es tu cantidad de sueño necesaria. Idealmente, deberíamos ser capaces de despertar sin la necesidad de una alarma. Las horas de sueño que te tome lograr esto es lo que debes dormir diariamente. Por ejemplo, yo solo necesito siete horas mientras que mi esposa necesita 10. El promedio es ocho horas, pero puede que tus necesidades se muevan en un rango de seis hasta 12 horas.

6. Come bien. En teoría, no deberíamos comer al menos dos horas antes de ir a la cama y beber poco para no irse a dormir con la vejiga llena. Hay algunos alimentos que son más fáciles de digerir que otros. Los picantes, la cafeína y las comidas cremosas y pesadas pueden afectar tu descanso.

Para finalizar, recuerda que la única buena rutina para dormir es aquella que te funcione a ti. Juega con ella y perfecciónala, pero no dejes de dormir. De otra manera, no podrás concentrarte bien en los demás aspectos de tu vida.