Emprendedores

Satoru Iwata: 5 lecciones del ex CEO de Nintendo

Recogemos cinco enseñanzas básicas del antiguo presidente ejecutivo de Nintendo, quien falleció víctima de cáncer.
  • ---Shares

En 2002, tan solo dos años después de haberse sumado a Nintendo como un programador de videojuegos, Satoru Iwata fue confiado con el máximo cargo de la compañía. Su llegada a la presidencia marcó el inicio de una etapa de innovación y crecimiento acelerado, aunque plagada de retos (y con un par de tropiezos en el camino).

Recogimos cinco enseñanzas básicas del antiguo presidente ejecutivo de Nintendo, quien falleció recientemente víctima del cáncer.

Involúcrate en todos los procesos

Una de las cualidades más recordadas de Iwata fue su interés por involucrarse en todos y cada uno de los procesos de creación y desarrollo de videojuegos. Y es que, tal como él demostró, un buen líder no se limita a emitir órdenes desde su oficina.

Iwata, un reconocido ingeniero en sistemas, era además un gamer aficionado, por lo que conocía a la perfección los productos de su empresa. Comenzó su carrera profesional en Nintendo como un programador, y al ser nombrado presidente ejecutivo, continuó desarrollando videojuegos de manera personal. Las populares series de Pokémon fueron resultado de su creatividad y trabajo.

Poco antes de morir, declaró en una entrevista con la revista Time: “mi experiencia en el campo de la tecnología me ayuda bastante, pues significa que los ingenieros no pueden engañarme”.

Si fracasas, corrige el rumbo

En 2001 salió al mercado una videoconsola que sucedió al Nintendo 64: el GameCube. A pesar de que vendió 22.6 millones de unidades a nivel mundial, no alcanzó el éxito esperado. Además, fue rápidamente desplazado por el Xbox, la videoconsola de la competencia.

Iwata –quien recién había tomado el mando de la compañía– sabía que tenía que actuar rápido para revertir el daño. Tenía un triple reto por delante: desarrollar una consola innovadora, fácil de usar y a un precio accesible. Tenía que recuperar el terreno perdido.

Así fue como los ingenieros de Nintendo desarrollaron Wii, que se convertiría en la videoconsola más exitosa de la industria. Estrenada en 2006, Wii superó a sus competidores en cuanto a ventas y obtuvo ganancias sin precedentes para la compañía.

¿Su principal acierto? El Wii Remote, un mando de control miniatura ligero, amigable y capaz de detectar movimientos en un plano tridimensional.

Adáptate al entorno (y, de preferencia, no tardes demasiado)

Con frecuencia, Iwata fue criticado por reaccionar con lentitud ante las tendencias del mercado. Durante muchos años, el presidente de la compañía se mostró reticente a desarrollar juegos gratuitos o de bajo costo para smartphones u otros dispositivos móviles.

Sin embargo, esta resistencia pronto se desvaneció: Iwata tuvo que reconocer que era momento de que Nintendo se moviera a nuevas áreas. “El mundo está cambiando, y cualquier compañía que no se adapte al cambio desaparecerá”, declaró.

En marzo de este año Iwata reveló planes de la compañía para aliarse con una empresa japonesa de videojuegos móviles. ¿La idea? Desarrollar juegos para smartphones basados en los populares personajes de Nintendo.

Algunos críticos afirman que Nintendo reaccionó con lentitud ante las tendencias de la industria. Pero otros consideran que encontrar la forma de pivotear una compañía de manera apropiada no es algo que suceda de la noche a la mañana.

Mantente cercano a tus clientes

Iwata era un genio de las relaciones públicas. Gracias a su personalidad juguetona, refrescante y espontánea, se convirtió en un líder querido y respetado por la comunidad de los videogamers. En 2011 participó en el lanzamiento de una videoserie llamada Nintendo Direct, en la cual revelaba personalmente algunas grandes sorpresas de la compañía. Asimismo, solía sorprender a sus fans al aparecer disfrazado de algún personaje animado en presentaciones públicas.

Por otro lado, el ex presidente ejecutivo de Nintendo creó la serie Iwata Asks, en la cual entrevistaba al equipo de desarrolladores de algún videojuego, ofreciendo a los aficionados un vistazo a su historia y algunas anécdotas.

Pero Iwata también entendía la importancia de escuchar las críticas negativas de sus clientes. Cuando los aficionados respondían de manera negativa a alguna idea, cambiaba rápidamente de estrategia. Así sucedió recientemente con un juego de Nintendo DS que generó críticas negativas en una expo tecnológica: inmediatamente, Iwata tuiteó un mensaje en el cual agradecía a sus fans sus comentarios y prometía cumplir sus expectativas.

Acepta tu responsabilidad

Este año salieron a la luz rumores de que Nintendo perdería grandes sumas de dinero. Esto como resultado de varios factores, entre ellos las bajas ventas de algunos productos recientes, como las nuevas versiones de Wii y la consola 3DS, así como a la caída del yen frente al dólar.

Ante esta situación, los inversionistas no se encontraban nada contentos, y muchos especularon que el trabajo de Iwata podría encontrarse en riesgo. Como parte de su estrategia para enfrentar la crisis, el directivo rápidamente aceptó en público su responsabilidad por los tropiezos de la compañía.

Pero no sólo eso: anunció que reduciría su sueldo a la mitad durante cinco meses y se privaría de algunos bonos para buscar resarcir el daño. “Me siento responsable por haber dañado la confianza de nuestros clientes, por haber impactado de manera significativa los pronósticos financieros, por que los dividendos anuales hayan sido menores de los esperados… Con estas reducciones buscamos mostrar una actitud sincera de que aceptamos nuestra responsabilidad. Es nuestro deber recuperar nuestro rendimiento financiero y llevar a Nintendo de vuelta a una posición destacada en el mercado”.

A muchos CEO no les vendría nada mal asumir esta lección de responsabilidad e humildad… ¿verdad?