Recursos Humanos

3 claves para liderar cambios en tu empresa

¿Cómo dirigir a tu equipo para que las adecuaciones que hagas en tu negocio sean efectivas?
3 claves para liderar cambios en tu empresa
Crédito: Depositphotos.com

En tu carrera como emprendedor, muchas veces necesitarás hacer cambios en tu negocio. Entrarás a nuevos mercados, lanzarás líneas de productos o modificarás tu estrategia de servicio al cliente. No queremos desanimarte, pero la realidad es que, de acuerdo con un estudio elaborado por Greg Shea, autor del libro Liderando el cambio exitoso, más de la mitad de las iniciativas en las empresas fracasan.

El experto ha pasado décadas ayudando a las compañías a implementar cambios de manera efectiva. Shea argumenta que las iniciativas de cambio fracasan debido a que los líderes dejan al margen un factor esencial: el comportamiento humano.

El cambio, entonces, debe diseñarse teniendo en mente el comportamiento humano. “Las personas suelen comportarse en una manera que tiene sentido para ellos”, dice Shea. “Se adaptan al entorno en el que se encuentran. Si el entorno no cambia, ellos tampoco”.

Por eso, para crear un cambio efectivo debes enfocarte en el papel de tus empleados en ese esfuerzo. “¿Qué tipo de comportamiento hará que las cosas sucedan?”, dice el experto. Y más allá de eso debes pensar cómo será el ambiente que motiva tales comportamientos.

Para responder a estas preguntas y liderar cambios efectivos en tu empresa, aplica estos tres consejos básicos:

Crea una escena

Para entender qué necesita cambiar, describe una escena de tu futuro ideal, explicando qué harán tus empleados después de que el cambio se implemente. Por ejemplo, si quieres que se generen ideas innovadoras de una forma más orgánica, entonces descubre cómo se vería el desarrollo de un producto de ser así. ¿Qué habilidades tendrá la gente? ¿Cómo comunicará la información? ¿Quién contribuirá con qué decisión? ¿Cómo se medirá y recompensará el talento? Piensa en cómo lucirá todo si logras implementar el cambio.

Algunas empresas crean escenas diversas antes de tener un panorama claro de cómo se verá un cambio, especialmente si éste es complejo e involucra a demasiados actores. Otras piensan que plantearse una única escena es suficiente. “Habrás terminado esta tarea cuando sientas que es lo suficientemente específica como para poder imaginar cómo generar ese comportamiento”, afirma Shea.

Relacionado: Cómo evitar ser un líder irresponsable

Habla con tu equipo

Una vez que hayas creado la escena, reúne a la gente cuyo comportamiento será afectado; aquellos que vivirán el cambio. Por ejemplo, si los administradores de un hospital quieren reducir el número de readmisiones, necesitan hablar con las enfermeras, doctores y trabajadores sociales, que son quienes generalmente tratan a esta clase de pacientes.

Dale al grupo la oportunidad de revisar y discutir las escenas que has creado. Pregúntales si son realistas, si existen obstáculos y qué añadirían a estos supuestos. Hacer esto no sólo te proveerá de ideas que te ayudarán a pintar panoramas más efectivos, sino también generará actividad de las personas responsables de ejecutar el cambio.

Reimagina el ambiente laboral

Guiándote por tus escenas y conversaciones, piensa cómo necesita cambiar el ambiente laboral para promover esos comportamientos. Establece un ambiente donde estos comportamientos sean incentivados y fáciles de realizar, mientras que aquellos que deseas evitar encuentren obstáculos. Por ejemplo, podrías incrementar la colaboración cambiando a un espacio laboral abierto, instalando paredes creativas donde la gente pueda preguntar y responder preguntas, estableciendo un sistema de chat interno y recompensando los proyectos colaborativos.

Mientras empiezas a implementar los cambios, revísalos en base a tus escenas para medir el progreso y hacer adecuaciones. Tus escenas no deben tomarse como dogma. Recuerda: el cambio es un proceso reiterativo.