Startups

8 “gastos” que todas las startups deben hacer

Muchos empresarios quieren hacer todo ellos mismos para ahorrarse unos cuantos pesos. Error.
8 “gastos” que todas las startups deben hacer
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Muchos emprendedores creen que la mejor manera de iniciar un negocio es usar solo el capital propio, de esta manera, tienen la libertad de hacer lo que quieran con su dinero sin tener que reportar a un inversionista o a un socio.

A veces al hacer esto, deciden ahorrarse algunos servicios o inversiones que son necesarias porque las consideran costosas. Aquí te dejo algunos de estos “gastos” –que en realidad son inversiones- que tienes que hacer para impulsar el crecimiento de tu negocio.

1. Mercancía
Es cierto, muchas startups no piensan en las plumas que van a regalar en la próxima convención, pero lo cierto es que el material promocional es una gran manera de empezar conversaciones y de hacerse notar en el mercado.  Invertir un poco en mercancía con tu marca puede hacer que te destaques de la competencia y que llames la atención de un inversionista.

2. Un buen software de análisis
No se puede mejorar lo que no se tiene medido por eso recomiendo fuertemente que inviertas en un buen programa de análisis de datos.

Los servicios de este tipo te pueden decir qué aspectos de tu negocio simplemente no están funcionando. Un buen emprendedor conoce las cifras que su compañía produce para así, tomar mejores decisiones.

3. Ayuda legal
Los abogados no son baratos, pero para una startup tener un buen consejero legal es esencial.  Encuentra a un abogado que se especialice en tu industria y págale para que te aconseje para mantener tu negocio a flote.

Tener un abogado a la mano puede parecer un gasto excesivo, pero cometer un error legal puede salirte mucho más caro a la larga. Incluso puede quebrar tu compañía.

4. Consejo financiero
A menos que tengas un negocio de planeación financiera, tu experiencia probablemente radica en otras especialidades.  Por ese motivo debes asegurarte de tener los mejores consejos para manejar tu dinero y saber invertirlo para hacer crecer tu negocio.

Tener ayuda de un consejero financiero puede darle fuerza a las cuentas de tu negocio y te evitará futuros dolores de cabeza, pues asegurará el flujo de efectivo. No subestimes la importancia de la planeación financiera para la vida de tu negocio.

5. Un contador
Simple y sencillamente jamás debes olvidar que tienes que darle a Hacienda la parte que le corresponde. Para una startup puede ser difícil y confuso separar el dinero necesario para pagar sus impuestos. ¿Sabes cuáles de tus gastos como empresa son deducibles de impuestos? No desperdicies tu dinero y no te metas en problemas con el gobierno, mejor invierte en un buen contador.

6. Investigación de mercado
Una encuesta entre 100 emprendedores de startups fallidas encontró que el 42 por ciento atribuyó la falta de éxito de su empresa a una falta de necesidad del mercado por su producto. No pierdas el tiempo asumiendo que sabes lo que tu público objetivo quiere, invierte dinero en descubrirlo realmente.

Las investigaciones de mercado pueden ser tardadas y costosas, pero lanzar un producto o servicio a un mercado poco interesado es mortal.

7. Atención al cliente
No se puede sobreestimar el valor de una buena atención al cliente. Un estudio de Marketing Metrics reveló que el 71 por ciento de las experiencias de atención al cliente son instrumentales para medir el éxito de un negocio.

La satisfacción del cliente es un gran indicador de su lealtad, su retorno al producto y su apoyo a tu marca al recomendarla a otras personas. Invierte un poco de tiempo y dinero en asegurarle una buena experiencia a tu consumidor porque a la larga esto será lo que le dé vida a tu empresa.

8. Soporte técnico
Como fundador de una compañía, la tecnología puede no ser tu fuerte. Incluso si lo es, puede que quieras empezar a tercerizar algunas de tus necesidades tecnológicas. Tú debes concentrarte en lo que te gusta y eres realmente bueno y asegúrate de tener expertos que mantengan en buenas condiciones la operación diaria de tu negocio.

Las horas que inviertes dando mantenimiento a tus equipos o construyendo tu propia página web podrían ser mejor invertidas en otras áreas de tu empresa. Para que un negocio funcione es esencial que sus equipos estén trabajando en orden, por lo que el soporte técnico es más que necesario.

Tener una startup es una aventura excitante y muchos fundadores quieren hacer todo ellos mismos. No hay nada de malo en involucrarse en el crecimiento de tu empresa, pero es indispensable saber cuándo hay que hacer gastos necesarios.