Recursos Humanos

¿Tu oficina está llena de gente insegura?

Te decimos qué hacer cuando te enfrentas a compañeros con poca confianza que requieran constante aprobación.
¿Tu oficina está llena de gente insegura?
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Para Ugur Guler, trabajar como asistente de ventas en la industria textil de Estambul demostró ser una gran lección de paciencia y frustración. Tenía un mánager que lo molestaba y siempre que les pregunta algo a sus colegas más experimentados, le decían que no podían ayudarlo o que no conocían la respuesta. Guler no estaba muy seguro por qué se comportaban así. Tal vez temían por sus propios empleos o no querían que el joven los sobrepasara, pero claramente había mucha gente insegura en su compañía. Era tan malo que Guler quería renunciar.

 “No sé cómo lidiar con compañeros con complejo de inferioridad”, me escribió Guler en un correo. “Estoy seguro de que tendré que enfrentar personas de este tipo en el futuro”.
Además de ir a extremos como renunciar a tu trabajo, ¿hay alguna otra cosa que puedas hacer para manejar las inseguridades de tus compañeros cuando empiezan a hacer tu vida miserable?

1. Es más común de lo que crees
Un buen lugar para comenzar es tratar de entender si tus colegas carecen de autoconfianza o simplemente son introvertidos o tímidos. Una persona introvertida solo busca cumplir con su día de trabajo sin ser notado, mientras que alguien inseguro necesita aprobación recurrente.

A veces, la inseguridad está fuertemente vinculada con el campo en el que trabajas y las personalidades que atrae. Algunos sectores generan trabajadores más aprensivos que otros. Por ejemplo, si un programador puede generar un software que funcione bien por sí mismo, es menos probable que se sienta igual de inseguro que un artista u otra persona cuyo trabajo debe ser valuado de manera colectiva.

2. No hagas a los demás…
Lo peor que puedes hacer con los colegas inseguros es hacerlos sentir más aprensivos. Ben Dattner, coach ejecutivo y fundador de Dattner Consulting, asegura que esto solo exacerbará la ansiedad del trabajador y generará comportamientos negativos. “Es mejor tratar de transmitir actitudes positivas y empezar por darles el beneficio de la duda”.

Alágalos cuando puedas. “Las personas que carecen de autoconfianza necesitan ser reconocidas”, dice la coach y autora Charlotte Hagard.

Una de las mejores maneras de impulsarlos es ofreciéndoles ayuda en tu área de conocimiento y pidiéndoles su apoyo en las partes en la que ellos se destacan. “Solicitar ayuda demuestra que es aceptable admitir que no se es perfecto y aumenta su sentido de competencia”, dice Teresa Amabile, profesora de Harvard Business School. “Por el otro lado, ofrecerles ayuda cuando lo necesiten, sin hacerlo de manera condescendiente, les permitirá mejorar sus habilidades colaborativas”.

Asegúrate de reconocerlos por un trabajo bien hecho. Puede ser de manera privada o pública y no tiene que ser muy elaborada. Una simple mención de tu apreciación por su trabajo puede hacer grandes diferencias.

3. Aprende trabajando
Puede que suene muy tentador ignorar a una persona insegura, pero casi siempre es valioso tratar de conocerlos. “Cultivar la paciencia con los compañeros de trabajo es indispensable, porque es casi seguro que hasta las personas más competentes lleguen a decepcionarte alguna vez”, dice Dattner.

4. Muéstrales respeto
Para Gabriel García, fundador de MailTrack.io, mandar reportes electrónicos al final del día ha ayudado a que todo su equipo se siente apreciado. Al principio, la compañía mandaba estos emails para comunicar a los distintos equipos lo que sus compañeros estaban haciendo, sin embargo, García pronto encontró que los mensajes también servían para otros propósitos. “Pronto me di cuenta de que esta rutina ayudaba a las personas a entender la importancia de todos y cada uno de los pasos para lograr nuestro objetivo frente al público”, dijo en un correo. “Cuando las personas te entienden, pueden ponerse en tu lugar, lo que mejora la calidad de la comunicación y la retroalimentación”.

5. Si todo lo demás falla
No debes estar solo cuando se trata de lidiar con este problema. “La situación con las personas inseguras es que en realidad es un problema de administración, no del trabajador”, dice Hagard. “Si tu director permite que las personas sean irrespetuosas entre sí, entonces es una cuestión que se debe manejar con el director. Los líderes siempre deben ser quienes fijen la cultura corporativa”.