Tecnología

Reduce tus gastos con la tecnología

Aquí, algunas claves que te ayudarán a restar costos en tu compañía.
Reduce tus gastos con la tecnología
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Sin importar lo lucrativa que sea tu empresa, siempre existe “ese algo” que puede recortarse para crear una versión más rápida, brillante y eficiente del negocio. La tecnología es una gran aliada para recortar gastos innecesarios y mantener el presupuesto bajo control.

Aquí, algunas claves que te ayudarán a reducir costos en tu compañía.

Automatiza cuando te sea posible

La Revolución Industrial nos enseñó cuánta diferencia puede hacer la automatización a la hora de reducir costos e incrementar la productividad. Hoy día, podemos aplicar esta ideología de automatizar los procesos industriales a la rutina laboral.

Herramientas como FreshBooks o Xero pueden ayudarte a reducir tu plantilla. Tareas como llevar cuentas, calcular impuestos o facturar pueden realizarse con una sola herramienta, liberando recursos económicos y permitiendo usar ese tiempo para expandir el negocio.

Mueve toda tu información tecnológica a la nube

Ya seas un dentista con un sitio web sencillo o un comercio electrónico con un sitio multilenguaje y herramientas para realizar transacciones, necesitas servidores para sostener tu sitio web. El software que utilizas para administrar los diferentes aspectos de tu negocio necesita estar alojado en algún sitio. Asimismo, requieres resguardar toda la información de tu negocio en un lugar seguro. Históricamente, para administrar esto se compraban y mantenían servidores físicos, pero esto requiere una gran inversión. En la medida en que un negocio crece y la red de computadoras se expande, se requiere actualizar toda la maquinaria… a un costo bastante alto.

Con la llegada de la nube, esa preocupación ya no tiene cabida. Ahora puedes alojar tu sitio web en servidores administrados por terceros, como GoDaddy o HostGator, y pagar conforme los uses. Cuando aumenten tus necesidades, simplemente tendrás que actualizar tu paquete a uno más amplio y pagar la diferencia. Tu información podrá alojarse de manera segura en un sistema basado en la nube como DropBox o Google Drive.

Por otro lado, puedes optar por plataformas en la nube “todo en uno” como Microsoft Azure o Amazon Web Services para dar soluciones prácticas a tus necesidades de infraestructura. ¿La mejor parte? La seguridad de tu información depende de principio a fin de un proveedor externo, lo que te permite enfocarte en lo más importante.

Opta por apps y herramientas gratuitas

Además de ahorrar al subir tu información a la nube, puedes reducir costos al buscar alternativas a softwares costosos. Si buscas con cuidado, encontrarás una versión gratuita disponible para prácticamente cualquier software que use tu negocio a diario. ¿Un ejemplo? La fabulosa versión gratuita de Google Analytics, o las herramientas de videoconferencias como Skype y FaceTime. O, para los envíos de correos electrónicos, los servicios de MailChimp.

Invierte en tecnología verde

Escuchamos con frecuencia cuáles son los enormes beneficios de llevar una vida verde en todos los aspectos. Sin embargo, puedes ver las ventajas de adoptar una vida verde no sólo en tu vida personal, sino también en tu negocio.

Las empresas pueden ahorrar millones de dólares al año al invertir en tecnologías ecológicas. Las lámparas CFL y LED utilizan 75 por ciento menos energía que las bombillas incandescentes. Una sola bombilla CFL puede ahorrar varios dólares en su vida. Multiplica esto por el número total de bombillas que tienes en tu oficina y verás que tiene sentido invertir en este producto más caro, pero que permite economizar en el largo plazo.

Por otro lado, existen aparatos que permiten reducir el consumo de energía, así como la huella de carbono. Los interruptores de luz sensibles con temporizador automático pueden apagar las luces durante el día cuando está iluminado afuera, así como eliminar el esfuerzo humano de apagarlos. Incluso algo tan sencillo como imprimir las hojas por los dos lados en lugar de uno puede salvar miles de árboles y, al mismo tiempo, reducir costos. ¡Todos salen ganando!