Consultoría

La rutina nocturna de 4 personas exitosas

Aquí, un vistazo revelador a las rutinas nocturnas de cuatro de las personas más exitosas de la actualidad.
La rutina nocturna de 4 personas exitosas
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

¿Sabías que Mariah Carey duerme alrededor de 15 horas por noche? Así es, el doble de lo mínimo recomendado. La estrella de pop ganadora del Grammy pasa más de la mitad del día en la cama con una sola finalidad: alcanzar los tonos altos que la han vuelto famosa. Y, al parecer, le funciona. Suena disparatado, pero ella afirma que es la mejor forma de asegurar su carrera.

Carey no es la única famosa con hábitos de sueño extraños. Donald Trump prácticamente no duerme; el multimillonario de bienes raíces pega el ojo de 3 a 4 horas por noche. Eso, dice, lo lleva a ser mucho más competitivo.

Pero también hay personas exitosas que tienen hábitos de sueño más comunes, por ejemplo, dormir ocho horas al día. Otras duermen dependiendo de su carga diaria de trabajo. Sin embargo, algo que tienen en común estas personas es que sus hábitos están en nuestra mira.

Aquí, un vistazo revelador a las rutinas nocturnas de cuatro de las personas más exitosas de la actualidad.

1. Elon Musk

El personaje que inspiró a Tony Stark en la cinta Iron Man evita ingerir cafeína antes de ir a dormir. Afirma que dejar atrás esta costumbre le costó mucho trabajo. El multimillonario admitió que bebía hasta ocho latas de Coca de dieta por día, además, por supuesto, de sus dos tazas reglamentarias de café. Se detuvo cuando se percató de que estaba viviendo de forma muy acelerada. Hoy día bebe una o dos latas, y se abstiene de hacerlo seis horas antes de ir a la cama.

Musk, el visionario fundador de Tesla Motors y SpaceX, es un amante irremediable de la noche. Suele dormirse alrededor de la 1 am y despertar a las 7. En una entrevista reciente, el empresario de 44 años reveló que hace un seguimiento de sus horas de sueño –de seis a seis y media, en promedio– con su celular, el aparato que lo acompaña a todas partes. Así es: Musk va a la cama con el amor de su vida: su Smartphone.

Relacionado: Elon Musk, ¿el Tony Stark de la vida real?

2. Arianna Huffington

En 2007, dos años después de lanzar el Huffington Post, una Arianna Huffington fatigada colapsó en su casa. Una noche, después de desvelarse para completar algunas tareas, cayó al suelo, se golpeó el cráneo y quedó tendida sobre un charco de sangre. Ésta fue, a decir de la empresaria, una fuerte llamada de atención. No tuvo más remedio que dejar de trabajar 18 horas al día y aumentar sus horas de sueño.

Ahora, la empresaria grecoamericana es una férrea defensora de “descansar en tu camino al éxito”. Y con eso se refiere a dormir por lo menos ocho horas ininterrumpidas por noche, lo que ella hace a toda costa. La workaholic en recuperación también ha prohibido todos los aparatos electrónicos en su habitación con la finalidad de eliminar la tentación de revisar sus correos y redes sociales. “Sólo tengo libros en mi cama”, explicó en entrevista con The Atlantic. “Libros reales, no ediciones digitales ni iPad. Nada de eso”.

Relacionado: 7 hábitos de sueño para emprendedores

3. Bill Gates

Gates, un lector ávido, disfruta leer todas las noches antes de dormir. El cofundador de Microsoft devora desde biografías inspiradoras (de Warren Buffett y Franklin D. Roosevelt, por ejemplo) hasta tomos exhaustivos de historia (del desarrollo de las vacunas y la bomba atómica), textos filosóficos y también ensayos políticos. “Leo por lo menos una hora por noche”, explicó el emprendedor al Seattle Times. “Es parte de mi estrategia para quedarme dormido”.

El multimillonario de 59 años cree que siete horas de sueño son suficientes para maximizar su creatividad el día siguiente. “Aunque sea divertido pasar la noche en vela, si quiero ser realmente creativo necesito dormir por lo menos siete horas. Puedo dar un discurso sin dormir demasiado, puedo trabajar algunas cosas, pero el pensamiento creativo necesita ese tiempo de descanso”.

4. Barack Obama

Como seguramente imaginarás, el jefe de estado estadounidense no es muy regular con sus horarios de sueño. Y es que, obviamente, está algo ocupado. Para quitarse de encima el peso de dirigir una nación, Obama evita llevar su BlackBerry –sí, todavía usa un BlackBerry– cerca de su cama.
Con frecuencia, Obama se queda despierto hasta tarde realizando videoconferencias con su equipo. El presidente nocturno suele ser visto a medianoche y hasta la madrugada leyendo documentos, firmando papeles y redactando informes.

Cuando el líder de 54 años deja de trabajar lee libros clásicos que no tienen que ver con política o relaciones internacionales. Como fanático de Jon Stewart, ve The Daily Show cada vez que puede. Pero, antes que nada, arropa a dos sus hijas en la cama, apaga las luces y platica un rato con ellas.

¿Y cuando por fin decide dormir? Sus hábitos varían dependiendo de lo que suceda en el mundo. Sin embargo, casi siempre se despierta a las 8 am. La personalidad de TV y radio Ryan Seacrest le preguntó si solía apagar su alarma para dormir más tiempo, a lo que Obama respondió que una operadora de la Casa Blanca suele llamarlo para despertarlo. “Si no despierto a la primera, simplemente siguen llamando”.

Si quieres conocer algunos hábitos extraños de las personas exitosas, lee esta nota. Sólo procura no hacerlo en la cama, ¿OK?