Consultoría

6 maneras de mejorar las malas situaciones

¿Fracasaste? Es momento de levantarse, sonreír y seguir adelante. Te decimos cómo aprovechar los malos ratos.
6 maneras de mejorar las malas situaciones
Crédito: Depositphotos.com

Las buenas y malas situaciones nos pasan a todos. Desafortunadamente, el obsesionarse con las cosas negativas es parte de la naturaleza humana. Nos frustramos y esto nos lleva por el camino del fracaso.

La verdad es que aquellas personas que hemos logrado algo en la vida hemos tomado la decisión consciente de aceptar nuestros errores para no dejar que nos limite. Así que la gran pregunta es qué hacer después de tener un fracaso. Con los años he encontrado seis maneras de transformar los errores en éxito.

1. Acepta los limones que te da la vida
Ya lo pasado, pasado. No tiene sentido vivir preocupado por los errores pues el pasado no puede ser cambiado. Es mejor usar esa energía para forjar el futuro.

2. Aprende de lo que salió mal
Considera el fracaso como una lección para que puedas aprovecharlo para hacer las cosas de mejor manera la próxima vez. En lugar de deprimirte por lo que salió mal, aprende de ello. Y no temas analizar tus acciones. Puede que no te guste lo que encuentres, pero sacaras una buena moraleja del asunto.

3. Analiza qué pasó
Estudia la situación y trata de responder las preguntas que surjan de la manera más honesta. ¿Creíste en ti mismo? ¿En qué momentos dudaste o temiste fracasar? ¿Estabas motivado? ¿Tenías la suficiente información para tomar una buena decisión?

¿Tus metas eran importantes o relevantes para tu plan de vida? ¿Cuándo y cómo las cosas empezaron a ir mal? Tal vez necesitas replantearte tus objetivos y considerar todas las desventajas que puedan tener. 

4. Trabaja más duro
La próxima vez debes estar más preparado. Usa la información que obtuviste de tu análisis y trata de no repetir las cosas que en tu opinión te llevaron al fracaso.  

5. No pierdas tu entusiasmo
El mejor momento para tratar con más ganas es justo después de fallar. Date una palmadita en la espalda por haber hecho un buen esfuerzo y trata más duro la próxima vez. Admira tu voluntad para seguir, tu deseo de triunfar, tu perseverancia. Mantén una actitud positiva y sé ecuánime. Recuerda ahora eres más fuerte, inteligente, más preparado, más experimentado y más motivado.

6. Sigue haciendo agua de limón
Si la vida ya te dio limones (algo malo), sácale provecho. Hazlo de nuevo. Hazlo hoy. Hazlo mejor. Termina lo que empezaste y celebra cada victoria, especialmente las más pequeñas.

En especial, recuerda que no eres la primera persona en fracasar y después triunfar. Hay muchos “fracasados” famosos que lo lograron gracias a su perseverancia como J.K. Rowling, Steve Jobs, Michael Jordan, Abraham Lincoln y el propio sir Richard Branson.

Hay lecciones increíbles que aprender de estas personas que triunfaron a pesar de tener errores.

Lo más importante para aprovechar las malas situaciones es aprender a recuperarse rápido, seguir tratando (sin importar cuántos fracasos y obstáculos que enfrentes) y aprender de tus fallas.  Con esto en mente, tu siguiente éxito será mucho más satisfactorio.