Plan de Negocios

Guía para hacer tu plan de negocios

Este documento te servirá como brújula. Las emprendedoras de Fábrica Social te dicen cómo hacer el tuyo.
Guía para hacer tu plan de negocios
Crédito: Depositphotos.com

Ya sea para iniciar una nueva empresa o hacer crecer la que ya tienes, necesitas tener un plan de negocios. Se trata del mapa que te permitirá establecer metas, detallar la estructura de tu organización, su forma de operar, y hacer un presupuesto de apertura, operación y publicidad, entre otros aspectos.

Este documento es la carta de presentación de todo negocio. En él, además de los puntos mencionados, detallarás la misión, visión y objetivos de tu empresa, así como sus alcances. Los expertos advierten que contar con uno puede ser la diferencia entre tener éxito o fracasar en un emprendimiento.

A decir de Alex Osterwalder, creador del método del Canvas y coautor junto con Yves Pigneur del libro Generación de modelo de negocios, el plan de negocios debe definir la manera en que una organización crea, entrega y captura valor.

El reto es plasmar un concepto sencillo, relevante y entendible sin hacer de menos las complejidades que implica operar un negocio. Por tanto, deberás incluir en él todos los detalles de tu emprendimiento como lo son el nombre, giro, producto o servicio, mercado al que va dirigido, estrategia de marketing y publicidad; metas financieras y estructura de costos.

Existen varias metodologías para elaborar un plan. Osterwalder y Pigneur señalan que son nueve los componentes que describen un modelo de negocios. Estos son: segmento de cliente, propuesta de valor, canales, relación con el cliente, flujos de ingreso, recursos clave, actividades clave y estructura de costos.

En conjunto, estos bloques forman el “canvas” o lienzo de modelo de negocios, que permite abordar de una manera clara los fundamentos de negocio de una empresa.

Fue precisamente esta herramienta la que usaron Dulce Martínez, Paola de la Rosa y Daniela Gremión para hacer el plan de negocios de Fábrica Social, una empresa dedicada a la comercialización de piezas elaboradas por mujeres artesanas bajo los estándares del comercio justo.

Dulce Martínez, Paola de la Rosa y Daniela Gremión

Aunque las emprendedoras operan desde 2006, no fue sino hasta el año pasado, que tuvieron la necesidad de buscar inversionistas, cuando se decidieron a elaborar el documento.

“Contar con un plan de negocios en ese momento era de suma importancia, pues dejamos de ser una empresa chica para operar sin él y no éramos lo suficientemente grandes para sobrevivir a una mala decisión”, detalla Paola.  

Fábrica Social se fundó hace siete años como una organización civil que entonces brinadaba capacitación a las comunidades indígenas del suereste del país. Tres años más tarde comenzó a comercializar los productos y hace un año se formalizó como empresa. “Decidimos elaborar nuestro plan de negocios aunque ya estábamos operando la empresa, porque nos dimos cuenta que era necesario estructurar lo que queríamos hacer”, dice Dulce. Y es que aunque primordialmente se trata de una empresa social, Dulce, Paola y Daniela buscan hacer que el proyecto realmente tenga impacto, trascendencia y que además sea rentable.

De esta manera, con el libro Generación de modelo de negocios, la asesoría de la aceleradora de negocios Agora Partnership y la ayuda de inversionistas de Helikon, fueron dándole forma a lo que hoy es su modelo de negocio.

Además, el proyecto resultó uno de los cinco finalistas de un concurso del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Contar con la visión de otros agentes ha sido importante, pues son alianzas estratégicas que las ayuda en áreas donde no tienen tanta experiencia.

Planea antes de operar

Las empresarias aseguran que a ellas les funcionó elaborar el plan a partir de la experiencia que habían obtenido del negocio. Redactar este documento las obligó a revisar cada aspecto de su compañía y a tomar en cuenta elementos que pasaban desapercibidos, como la propuesta de valor, marketing, operaciones, estructura financiera y de personal.

 Sin embargo, que elabores tu plan antes de iniciar las operaciones de tu negocio puede resultar más efectivo. La razón es que determinarás con mayor claridad tus objetivos, quién es tu mercado, tu competencia, y hasta hacer cálculos y proyecciones del dinero que requerirás para operar.

Por ejemplo, si dentro de tus proyecciones calculas que al cabo de dos años tu estrategia de mercadotecnia habrá atraído a 10,000 clientes, pero en tu esquema de personal sólo contemplas a dos vendedores, te verás forzado a revisar y ajustar tu propuesta. Analizarás alternativas como crear alianzas, buscar distribuidores e incrementar tu volumen de ventas.

“Para nosotros, los puntos clave en el plan de negocios fueron: el tema de la producción, la escalabilidad, fijar precios y encontrar que los socios compartan nuestra visión”, asegura Paola. No obstante, hubo otros elementos que no podían faltar, como los siguientes.

Resumen ejecutivo. Contiene información del mercado, los beneficios de tus productos o servicios, la experiencia de los emprendedores, el estado actual del negocios y factores que pueden potenciar su éxito. Además, señala cuáles son los requerimientos financieros, el uso que se le dará al dinero y los riesgos que pueden afectar el desempeño de la empresa. “Esto es sobre todo importante cuando lo que se requiere es financiamiento”, dice Daniela. Esta parte de tu plan de negocios no debe superar las dos páginas.
Descripción de actividad. Por lo regular, la descripción del negocio comienza con una breve visión general de la industria. Al hablar de ésta, se deben tocar temas como el panorama actual y sus posibilidades futuras. También debe proporcionar información sobre todos los diferentes mercados dentro de la industria, incluyendo los nuevos productos o desarrollos que beneficien o afecten tu empresa.
Estrategias de mercado. Son el resultado de un análisis meticuloso, el cual debe obligar al empresario a familiarizarse con todos los aspectos de su mercado. Así definirás tu target y tu compañía podrá posicionarse para empezar a lograr las ventas esperadas. “Parte importante de nuestro marketing es comunicar nuestro proyecto social. A través de redes sociales y clientes que hablan de nosotros, el mercado conoce nuestra historia y la de las artesanas con las que trabajamos”, comenta Dulce.
Análisis de la competencia. Determina las fortalezas y debilidades de los competidores dentro de tu mercado, las estrategias que te darán una ventaja, los obstáculos que se pueden presentar y tus puntos débiles dentro del ciclo de desarrollo del producto. De acuerdo con las socias, Fábrica Social se ha diferenciado de su competencia gracias a los vínculos que crean con las comunidades con las que trabajan. Esto les permite ofrecer productos únicos, de calidad y tradición.
Diseño y desarrollo. Debe proporcionar a los inversionistas una descripción del diseño del producto, su desarrollo en cuanto a la producción y comercialización, y crear un presupuesto que permita a la compañía alcanzar sus objetivos. Este es un punto clave para la Fábrica Social, ya que sus procesos de producción son artesanales. De ahí que capacitan constantemente a las mujeres artesanas para que sean productivas y eficientes.
Operaciones. El plan de gestión está diseñado para describir cómo funciona el negocio día con día. Aquí se deben destacar con detalle la logística, las responsabilidades del equipo, las tareas asignadas a cada división dentro de la empresa y los gastos relacionados con las operaciones diarias del negocio.
Estructura financiera. Aunque se coloque en la última parte del plan de negocios, este apartado no es menos importante. Los inversionistas se fijarán en los cuadros, tablas, fórmulas y hojas de cálculo en esta sección.

Lograr un balance entre el enfoque social y de negocios de Fábrica Social no siempre ha sido fácil. Es la determinación y visión de estas tres mujeres lo que le ha permitido al proyecto tener éxito.

Actualmente la compañía tiene un showroom en la Colonia Roma de la Ciudad de México y puntos de venta en el hotel Downtown, de Grupo Habita, en el Centro Histórico de la capital del país; en San Miguel de Allende, Guanajuato y Playa del Carmen, Quintana Roo.

A nivel internacional, la empresa surte pedidos hasta ciudades como Tokio, Japón; París, Francia y Nueva York, EE.UU. Ahora las emprendedoras trabajan en su modelo de expansión, con el objetivo de ampliar su red en el exterior.

Ideas claras

Los expertos recomiendan lo siguiente a la hora de redactar tu plan de negocios. Así te resultará más fácil ver cristalizadas tus ideas.

- Utiliza notas adhesivas (post-its) para cada uno de los componentes básicos del modelo de negocios. Las ideas deben ser móviles.
- Usa palabras e imágenes para describir todos los bloques. De esta manera, será  más sencillo entender el panorama completo.
- Emplea diferentes colores para todos los elementos relacionados con cada segmento de clientes. Así tendrás mayor claridad al expresar tus ideas.
- No te enamores de tu primera idea. Plantea modelos de negocios alternativos para el mismo producto o servicio; después, decide cuál es el más adecuado.
- Mapea y registra todos los modelos de negocios nuevos e innovadores que encuentres. Busca comprender, aprender y aplicarlos al tuyo.
- Cuenta una historia. Al explicar tu modelo de negocios, empieza desde cero.

Tecnología Para Crecer

Conoce estas cuatro herramientas que te ayudarán a materializar tu idea.

1. Enloop. Basándose en la información introducida, esta app automáticamente genera una proyección de ventas, ingresos y egresos, flujo de efectivo y hoja de balance general, lo que completa con gráficas y otros elementos visuales. Existen versiones gratuitas o de paga, dependiendo lo que necesites.

2. StratPad. Una app de planeación estratégica que ayuda a los emprendedores en el proceso de toma de decisiones. Enfocada principalmente a quien está redactando por primera vez este documento. Ofrece herramientas multimedia para guiar durante todo el proceso al usuario. La aplicación está diseñada para iPad y cuesta de US$9.99 a US$54.99.

3. Business Plan Premier. Te ayuda a escribir y organizar tu plan de negocios de manera detallada y, una vez terminado, permite mostrarlo a una red de más de 3,000 posibles inversionistas. El archivo final se exporta a un documento de Word que puedes editar, imprimir, mandar por mail o subir a Dropbox. Diseñada para iPad con un costo de US$7.99.

4. EBP Plan de Negocios. Permite generar planes de negocios de manera intuitiva a través de su asistente para la introducción de datos. Con esta aplicación podrás hacer un análisis de precios por canales, segmentos o zonas, considerando su incremento y márgenes de beneficio. Además, generar balances y estados de resultados, entre otros.