Consultoría

4 dietas ideales para emprendedores

Te presentamos algunas opciones de alimentación "de moda" para aumentar tus reservas de energía y mantenerte saludable.
4 dietas ideales para emprendedores
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Como emprendedor, probablemente no prestes atención a las tendencias dietéticas, sin embargo, muchas de ellas vale la pena revisarlas.

Cada una de estas dietas ofrece algo a los empresarios que necesitan aumentar su energía y disminuir los riesgos de enfermedades cardiacas y crónicas como la diabetes, así como mejorar su bienestar en general. Recuerda siempre visitar antes a tu nutriólogo.

Dieta libre de gluten
Reconocida por usarse para bajar de peso, mejorar la digestión y prevenir enfermedades, anteriormente esta dieta sólo se recomendaba a celiacos o personas con sensibilidad al gluten pero actualmente es una opción dietética muy popular. “El gluten principalmente está en la cebada, el centeno y el trigo, así como en la mayoría de los alimentos procesados”, explica la dietista Ashley Koff.

Como muchos alimentos procesados contienen gluten, reducir su ingesta y reemplazarlos por frutas y verduras frescas mejorará tu nutrición y digestión, lo que aumenta el nivel de energía. Una dieta libre de gluten también elimina las grasas no saludables y los carbohidratos que comúnmente se encuentran en productos hechos a base de pan, disminuyendo los niveles de colesterol.

Dieta Paleo
La dieta Paleolítica también es conocida como “dieta del cavernícola”. Quienes la siguen consumen alimentos que imitan la dieta de nuestros antecesores de la era pre-agricultura y pre-alimentos procesados.

Fundada por Loren Cordain, científica especializada en nutrición, la base de esta dieta está en identificar como la causa de la obesidad y de la diabetes tipo II a la incapacidad de nuestro cuerpo de manejar las dietas modernas, comúnmente llenas de azúcar y alimentos procesados. En ésta se comen sólo frutas y vegetales frescos, nueces y semillas, huevos, pescado y carnes.

Uno de los beneficios de esta dieta es la reducción de azúcares añadidas y carbohidratos refinados como la harina, lo que reduce la carga del sistema digestivo. Esto también es beneficioso para tu sistema inmunológico; debido a que el 75% del sistema inmune se localiza en el estómago, tener una buena digestión ayuda a combatir enfermedades.

Si piensas seguir esta dieta, Koff recomienda examinar los nutrientes que se excluyen, quitando lácteos y granos de tu dieta y reemplazándolos por nutrientes que incluyen alimentos como los vegetales de hoja verde oscuro y frutos secos.

Dieta del jugo
Tomar jugos ha sido un remedio saludable por cientos de años, pero actualmente es muy popular como una forma de incrementar la ingesta de frutas y verduras. Koff afirma que tomar nutrientes de forma líquida es una buena opción para aquellos que no tienen tiempo de sentarse a disfrutar de la comida. “Cuando algo está en líquido, el cuerpo lo procesa rápidamente”, dice Koff.

Tomar un jugo durante una larga reunión o conferencia en lugar de ingerir una comida rápida de cinco minutos puede ayudarte también a estabilizar el azúcar en la sangre, lo que evita que tengas picos y caídas de energía.

Aunque las dietas de jugos sean muy populares, Koff dice que sólo deben ser un complemento a una dieta balanceada para incrementar la ingesta de frutas y verduras. La experta previene del consumo de smoothies, ya que aunque éstos tienen muchas calorías no deben ser sustitutos de la comida. 

Dieta Mediterránea
Koff dice que esta dieta tiene la lectura “ideal para emprendedores”. La dieta Mediterránea está llena de nutrientes que reducen la inflamación y mejoran el enfoque y salud cerebral. La dieta enfatiza en consumir frutas, vegetales, granos enteros, frijoles, nueces, aceite de oliva, hierbas y condimentos y grasas saludables como los ácidos grasos omega 3 que contienen el pescado y las nueces, terminando con un sorbo de vino tinto.

También, esta dieta se enfoca en el disfrute de la comida, los sabores y la textura, lo cual te fuerza a comer más lento y a reflexionar durante un día ocupado. “Todo esto realmente nutre a un emprendedor”, dice Koff.