Recursos Humanos

Cómo impresionar a tu jefe (en 7 pasos)

Llegas temprano, trabajas muy bien, nunca te ausentas de la oficina, pero no te ascienden. ¿Qué estás haciendo mal?
Cómo impresionar a tu jefe (en 7 pasos)
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Todos queremos destacar, sin embargo, aun cuando parece que estás haciendo todo bien (nunca llegas tarde, rara vez te ausentas por enfermedad, siempre cumples con tu trabajo), los ascensos no llegan.  

Si estás trabajando bien, ¿por qué no te lo reconocen? La respuesta es simple: no se consiguen ascensos solo con cumplir con lo que el jefe espera de ti.

Hacer bien la labor para la que se contrató no es suficiente para destacarte. Te verás como alguien que simplemente cumple con los requerimientos mínimos de su trabajo y no como alguien que está buscando formar una carrera.

El truco para avanzar en tu empresa y recibir un aumento es agregar valor a tu puesto haciendo ciertas contribuciones que valgan más de lo que se te paga actualmente. Quieres destacarte de entre tus colegas y ser visto como alguien valioso, alguien indispensable para tu compañía.

Debes tratar de exceder las expectativas de tu jefe de tal manera que él se sienta como la persona más Inteligente del mundo por haberte contratado.

No es tan difícil como parece, de hecho, puedes lograrlo en siete pasos sencillos.

Paso 1: no solo desarrolles las habilidades necesarias para tu empleo, aprende de la industria de tu empresa, sus competidores, los últimos desarrollos y los obstáculos que enfrenta.

Es importante tener desarrollo profesional, pero no te detengas ahí. Si realmente quieres impresionar a tu jefe, trata de investigar todo lo que puedas de la industria. Por ejemplo, si eres un programador, no basta conocer sobre las nuevas prácticas, debes aprender cómo se están aplicando en tu industria.

Transferir tu conocimiento al contexto de tu empresa es una gran manera de agregar valor y destacarse. No solo sabrás cómo hacer tu trabajo, también demuestras conocer por qué tu compañía importa.

Paso 2: en lugar de siempre tener la respuesta correcta, prevé la pregunta

Se siente muy bien cuando puedes dar respuestas correctas al jefe, pero si realmente quieres destacarte debes anticipar qué quiere o necesita. Ahorrarás tiempo y energía y demostrarás mucho entusiasmo.

Paso 3: en lugar de solo aceptar tus errores, hazlos notar antes que otra persona lo haga

La responsabilidad es un arte perdido. Muchas personas prefieren esconder sus errores porque temen las repercusiones que ser honestos les pueda traer. Muéstrale a tu jefe que no temes aceptar tus fallas y lo sorprenderás. Cuando te equivoques, avísale y ten preparada una solución. Aún mejor, dile qué medidas ya has tomado para mitigar el problema.

Todos cometemos errores. Te distinguirás al mostrar que a diferencia de los demás, eres creativo y proactivo al tomar responsabilidades por los tuyos.

Paso 4: en lugar de pedir entrenamiento, hazlo por tu cuenta

Un consejo típico dice que debes pedirle a tu jefe que te mande a clases o talleres para mejorar tus habilidades. Pero tú no quieres ser típico.

Busca entrenamiento por tu propia cuenta en tu tiempo libre. No tiene que ser muy caro, hay cientos de cursos accesibles y hasta gratuitos en internet. Cuando los demás le pidan a tu jefe que los mande a entrenar, tú podrás demostrarle lo que ya sabes. Tu iniciativa será recompensada y habrás adquirido nuevas habilidades.

Paso 5: sé proactivo

Casi todas las personas pueden hacer lo que se les dice que hagan. Para impresionar a tu jefe debes ser proactivo. Si ves un problema, arréglalo. Si ves que algo necesita una reparación, hazlo. Desarrolla una guía para las personas que se integren a tu equipo, documenta tu proceso y descubre cómo puedes hacerlo más eficiente.

Los jefes suelen apreciar la visión y aman descubrir que un empleado puede ser muy útil para la empresa a largo plazo.

No olvides decirle a tu supervisor de tus avances; solo es adulación cuando tratas de hacer más cosas para hacer quedar mal a tus compañeros. No hay nada de malo en tomar responsabilidad por tus logros.

Paso 6: construye relaciones con otros departamentos

Está garantizado que en algún momento tu área necesitará el apoyo de otra en la empresa. Una manera excelente de asombrar al jefe es tener contactos por toda la compañía. Puedes ganar el agradecimiento de tu superior al decir “Yo me encargo de verlo. Conozco a alguien en ese departamento que podría ayudarnos”. 

Paso 7: sé la persona más clamada en tiempos de crisis

Pocas cosas llaman más la atención de un jefe que la habilidad de manejar las malas situaciones. Ya sea un conflicto con dos personas, asustarse por un cambio de directriz, asegúrate de siempre ser la persona más calmada. Tu habilidad para pensar con claridad demostrará que tienes potencial de líder. Y los líderes son quienes obtienen ascensos.

Las personas que logran avanzar más son aquellas que agregan valor. No olvides que de eso se tratan lo negocios, de obtener una ganancia. Necesitas hacerle ver a tu jefe que está obteniendo lo mejor con el dinero que están invirtiendo en ti.