Consultoría

Haz productivos tus traslados

¿Pierdes muchos minutos en el camino de tu casa a la oficina? Aprovecha este tiempo para concentrarte y hacer algo que te gusta.
Haz productivos tus traslados
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Para muchos emprendedores con poco tiempo, el traslado de la casa a la oficina es una de las partes más frustrantes del día. Ya sea que manejes tu auto o tomes el transporte público, los traslados generalmente se perciben como una pérdida de tiempo. Pero la consultora en productividad empresarial Julie Morgenstern dice que, usados correctamente, pueden ser altamente productivos. Te compartimos cuatro técnicas para aprovechar al máximo los minutos antes del trabajo.

1. Haz algo que te encante
Usar tus traslados como tiempo personal en el que puedes escuchar música o leer un libro (o escuchar un audio libro), puede sentirse como tiempo útil. “El tiempo personal es muy difícil de tener (para los emprendedores), pero es muy satisfactorio”, dice Morgenstern. Haz de tu traslado una oportunidad para recargar baterías y enfocarte en ti, en lugar de las responsabilidades de la empresa y de tu vida familiar. “Podrías descubrir que los traslados son increíbles espacios para hacer cosas que no puedes realizar en casa ni en la oficina”, dice.

2. Calienta tu cerebro
“Casi todos mis clientes dicen que hay dos cosas para las que no tienen tiempo: leer para su desarrollo personal y profesional y pensar profundamente sobre grandes proyectos o resolución a problemas”, afirma Morgenstern. Usa tus traslados para prepararte para el día con ejercicios para pensar como leer un libro o un reporte de ventas, o preparándote mentalmente para una presentación, practicando para un pitch o haciendo lluvias de ideas.

3. No revises tu email
Aunque pareciera útil prepararte para el trabajo en tus traslados, Morgenstern advierte contra revisar tus emails antes de llegar a la oficina. “El email es algo completamente reactivo”, señala. “Cuando entras a tu mail estás viendo las cosas que los demás necesitan de ti”. Simplemente revisar el mail, aun sin contestar, llena tu mente y te distrae de los ejercicios para pensar. “Cuando inicias tu día de esa forma, puede ser muy difícil encontrar otro momento para tu mente y enfoque”, agrega.

4. Clarifica tu mente
Mandy Ingber, instructora de yoga de celebridades, dice que integrar la meditación a tu rutina matutina no sólo puede ayudar a hacer tus traslados menos estresantes, sino también a mejorar tu productividad en cuanto llegues a la oficina. “Tu cerebro funciona mejor y está más atento. Te haces más presente en el momento y puedes solucionar problemas sin esfuerzo”, afirma Ingber.

Si te trasladas en transporte público, cierra tus ojos y pon tus manos, una sobre otra, sobre tu corazón y respira con normalidad. “Esta técnica permite salirte de la cabeza y entrar a tu corazón”, dice Ingber. Aunque meditar mientras se maneja no se recomienda, los ejercicios respiratorios son fáciles de incorporar tanto en el auto como en el transporte público. Siéntate derecho con tus pies en el piso y la columna derecha. Inhala y cuenta hasta cuatro, sostén la respiración dos segundos, exhala cuatro y sostenla otros dos. Mantén la boca cerrada e inhala y exhala con la nariz.

Ingber también recomienda escuchar audiolibros espirituales o motivacionales como los de Deepak Chopra, o música meditativa como Storm of Prayers de Shaman’s Dream, mientras prestas atención a tus pensamientos y te conectas con la respiración.