Consultoría

Cómo manejar los retos de una empresa familiar

Las empresas familiares presentan obstáculos únicos para los emprendedores. Descubre cómo manejar el negocio sin afectar la relación.
Cómo manejar los retos de una empresa familiar
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Dicen por ahí que, entre más alejados estén los negocios de la vida familiar, mejor. Pero esto no tiene por qué ser una regla inquebrantable: miles de empresas han sido creadas con éxito por familias, y su solidez se ha debido, en gran medida, a la estrecha relación existente entre sus miembros.

Una cosa es cierta: crear una empresa familiar y mantenerla a flote puede ser todo un reto. Si bien el conocimiento transmitido por generaciones puede ser la fortaleza del negocio, éste también puede presentar retos únicos, como una delegación inadecuada de tareas, roles mal definidos y el riesgo de terminar con la relación entre los miembros debido a malas decisiones empresariales.

Si has emprendido con tus familiares, sigue estos consejos para superar los obstáculos y triunfar:

1. Define cargos según las habilidades de cada miembro

Definir roles, límites, responsabilidades y liderazgos puede determinar si el negocio triunfará o fracasará. En una empresa familiar, el orden es más importante que en cualquier otro tipo de negocio.

2. Mantén los asuntos personales fuera del negocio

Por lo general, los miembros de una familia se conocen entre sí con profundidad mayor que cualquier otra clase de socios. Por lo tanto, es mucho más fácil cruzar la línea del profesionalismo.

Es más fácil perder los estribos con alguien con quien tienes una relación personal y mayor confianza. Por eso, debes dejar fuera las emociones y recordar que tus familiares son tus colegas cuando estás en la oficina.

3. Entiende la brecha generacional

La brecha generacional puede crear algunas tensiones. Por ejemplo, un joven probablemente estará mucho más familiarizado con las tendencias digitales que su padre o su abuelo, pero estos últimos podrían aportar gran sabiduría en torno al trato hacia los clientes o la contabilidad. Aprecia la sabiduría que cada miembro puede aportar al negocio y encuentra un balance entre las formas nuevas y las antiguas de hacer las cosas.

4. Separa el tiempo personal del profesional

Aunque idealmente se debe actuar como familia en la casa y como profesionales en el trabajo, muchas empresas familiares operan en ambos niveles todo el tiempo. El negocio debe dirigirse de forma distinta a una familia, por lo que muchos expertos recomiendan establecer límites de tiempo en las discusiones de negocio en la casa para permitir que todos los involucrados tengan un descanso del trabajo.