Consultoría

5 tips para leer 100 libros al año

Todo emprendedor exitoso debe tener una buena biblioteca, pero no basta con tener los textos, hay que leerlos.
5 tips para leer 100 libros al año
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Muchas veces escuchamos que figuras como Bill Gates y Ben Carson se quedan en casa a leer cuanto pueden. Para ser un emprendedor exitoso debes aumentar la cantidad y la calidad de los libros que lees.

Es posible que la lectura no sea un hábito fácil de cultivar, pero es uno indispensable para hacer crecer tu negocio.

Cuando empecé a leer de verdad me tardaba mucho y no aprovechaba bien mis libros. Terminaba uno o dos obras por mes, pero no recordaba bien lo que había “aprendido”.

Mi bajo nivel de lectura de comprensión y mi poca velocidad me frustraban terriblemente.

Un día estaba batallando con un capítulo y me molesté tanto conmigo mismo que decidí averiguar cómo podría leer más libros, aprovechándolos al máximo, en el menor tiempo posible.

Con estos cinco tips que descubrí pasé a leer 10 libros al mes, más o menos un libro nuevo cada tres días.

1. Aprende a leer con velocidad

Asiste a un curso o compra un libro sobre cómo leer rápidamente. Hay varias fuentes en internet que te pueden ayudar, pero mi obra favorita sobre el tema es Breakthrough Rapid Reading, de Peter Kump.

Uso mi mano para guiarme en las páginas. Este método me permite disminuir mi subvocalización (leer en “voz alta” en tu mente). También empujo a mis ojos a leer más rápido a través de un escaneo visual. En lugar de leer 200 palabras por minuto, ahora puedo captar unas mil. Dicen que Josef Stalin leía cerca de 400 páginas por día y que John F. Kennedy alcanzaba las 1,200 palabras por minuto.

2. No leas de portada a contraportada

Uno de los grandes mitos de la lectura es que tienes que leer absolutamente todo lo que viene dentro de un libro. Si haces esto, inviertes demasiado tiempo en contenido trivial.

Los libros promedio ofrecen una o dos ideas principales, los buenos libros ofrecen entre dos y tres, mientas que los grandes libros entregan entre tres y cinco ideas. La mayoría de los libros son bastante promedio.

Un buen autor podría resumir sus ideas en 20 páginas, pero eso no vende, por lo que generalmente se agregan 200 páginas extra.

No me malinterpretes, no todos los buenos autores llenan sus libros de paja. Pero, ¿cuántos libros te has encontrado que merezcan ser leído “de cabo a rabo” una y otra vez?

Sin embargo, asumiendo que la mayoría de los libros son promedio – que lo son- , ¿crees que tiene sentido leerlos de principio a fin? ¡Definitivamente no!  Al contrario, puedes hojearlos por unos cinco minutos para captar la idea principal. Luego puedes utilizar el índice para entender cómo están acomodados los contenidos en el libro.

Anota las páginas que quieras revisar después, siempre y cuando sean libros de tu propiedad. Después, podrás leer con más profundidad por 30 minutos en tu segunda lectura para revisar las mejores partes del libro.  Finalmente, si el libro merece la pena, dale una tercera revisión. Si el contenido realmente te gustó, podrás recordar el material por un buen rato.

¡Imagina eso! Habrás leído un libro en menos de tres horas.

La clave aquí es que es más importante obtener la mejor información de 10 libros en el mismo tiempo que de uno solo. En un año entero puedes leer 120 libros.

3. Fija límites de tiempo

Fijar horarios y límites de lectura puede ayudarte a enfocarte. Date cuatro horas sin distracciones para leer de 200 a 300 páginas.

La clave aquí es saber qué quieres obtener de cada libro que leas. Si te obligas a sacar el máximo partido de un libro en cuatro horas, te garantizo que serás capaz de hacerlo. Sin embargo, si te das un mes y no mantienes un buen esquema de disciplina, no podrás mantener tu atención.

Muchas personas pierden el tiempo investigando mientras leen. Si te dedicas a descubrir qué significa una palabra mientras lees, tu atención se verá fragmentada y te tomará más tiempo acabar el libro. Si hay una parte que no entiendas, anótala para revisarla después.

4. Lee primero los libros “fáciles”

Este ejercicio te ayudará a generar más confianza. No podrás generar buena velocidad de lectura si empiezas a practicar con un texto académico de más de mil páginas.  Empieza con textos más cortos de 100 a 150 páginas. Trata de leer uno o dos a la semana y comprométete a ir aumentando la cantidad gradualmente.

Algunos libros son más complicados de digerir (las autobiografías y los temas esotéricos son así). Es mejor no empezar por estos textos. Empieza en pequeño y luego ve aumentando.

5. Sólo lee los mejores libros

Antes de dedicarle tiempo a un libro, asegúrate de que vale la pena. Evidentemente, elegiste el texto porque creíste que podría ayudarte en algún problema. En los primeros 10 minutos de lectura podrás identificar si el libro es lo que necesitas.

Puedes hacer un sistema de calificación del uno al 10, siendo “1” la calificación más baja y “10” la mejor destinada solo para las grandes obras. Como buen emprendedor tiene poco tiempo libre y no lo puedes desperdiciar en libros que no sean un “10”.

Esto también significa que debes organizar tus libros. Junta entre 10 y 20 libros al mes y elige los que vas a “sacar” de la pila para leer. Trata de mantener siempre tu cúmulo en esta cifra y agrega libros nuevos cuando vayas terminando de leer.

La lectura de libros conduce a magníficas experiencias. Disfruta de las historias, el lenguaje, chistes y preceptos expuestos por tus predecesores. Llénate de conocimiento útil y sabiduría.

3. Fija límites de tiempo

Fijar horarios y límites de lectura puede ayudarte a enfocarte. Date cuatro horas sin distracciones para leer de 200 a 300 páginas.

La clave aquí es saber qué quieres obtener de cada libro que leas. Si te obligas a sacar el máximo partido de un libro en cuatro horas, te garantizo que serás capaz de hacerlo. Sin embargo, si te das un mes y no mantienes un buen esquema de disciplina, no podrás mantener tu atención.