Tecnología

¿Increíble? Microsoft aparece en el evento de Apple

En un movimiento que sorprendió a propios y extraños, la compañía de Bill Gates mostró la paquetería de Office para el iPad.
¿Increíble? Microsoft aparece en el evento de Apple
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

“¿Se congeló el infierno?”

Con esta curiosa frase, medios especializados como Mashable se asombraron de la presencia de Microsoft en el evento otoñal del año de Apple de este miércoles.  Y cómo no sorprenderse cuando el propio Steve Jobs aseguró una vez que la compañía de Bill Gates “tenía pésimo gusto”.

Durante la presentación del iPad Pro, la nueva tableta de Apple, se mostró la herramienta iPencil, un stylus que servirá para utilizar los programas de Microsoft.

Los críticos aseguran que el párrafo anterior es la encarnación de las pesadillas de Jobs: un aditamento que él absolutamente despreciaba para los productos de una compañía que era rival a la suya.

El iPencil trabaja con el iPad Pro de 12.9 pulgadas y ofrece características MUY similares a los que tiene la tableta Surface de Microsoft. Lo que hace más curioso todavía que el propio Kirk Koenigsbauer, vicepresidente corporativo del equipo de Servicios y Aplicaciones de Cliente para Office, haya estado presente en el evento.

No es la primera vez que Apple hace alianzas que en tiempos de Steve Jobs hubieran sido impensables. El año pasado, el gigante de Cupertino se unió con IBM para crear más de 100 aplicaciones de negocios.

La alianza con Microsoft no fue lo único que sorprendió a los fanáticos de Apple. En el evento de esta semana también apreció Eric Snowden, director de diseño de Adobe, para presentar la nueva versión de Photoshop para el iPad. Así es, la compañía con la que Steve Jobs peleó abiertamente al negar la presencia de Flash en sus sistemas operativos estuvo presente en el evento más importante de Apple.

Parece ser que la firma a cargo de Tim Cook está tratando de despegarse de la icónica figura de su cofundador, al menos de manera velada. Tabletas como el iPad Mini, más pequeñas de lo que le gustaban al famoso emprendedor (decía que el tamaño mínimo de estos dispositivos debía ser 10 pulgadas), smartphones más grandes de lo que prefería (se burló del Galaxy S de Samsung porque le pareció tosco) y cambios en sus diseños de alta calidad en la programación parecen querer remarcarle al mundo que, efectivamente, Steve Jobs ya no dirige Apple.