Consultoría

4 preguntas para encontrar tu nicho en 60 minutos

Crear una propuesta de valor que atraiga a clientes e inversionistas no es sencillo. Afortunadamente, hay formas para encontrar tu target.
4 preguntas para encontrar tu nicho en 60 minutos
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Generar una propuesta de valor que resulte atractiva para los consumidores e inversionistas no es sencillo.

Después de todo, tienes que esforzarte por diferenciar tu marca de cientos de otras startups que compiten contra ti todos los días.

Lo cierto es que los consumidores están equipados más que nunca para hacer compras informadas, por lo que tu habilidad de entregar algo innovador será probada constantemente.

Este tipo de demanda puede ser agotadora. Se requiere tener un liderazgo personal muy fuerte y una gran seguridad en tu proyecto para soportar ser cuestionado diariamente. Sin embargo, si sabes qué te motiva, qué te gusta y para qué eres bueno, podrás triunfar.

La resistencia es importante, pero es un músculo que necesita ejercitarse y que puede agotarse. Cuando eso sucede, también disminuye tu tolerancia y es cuando se cometen errores fuertes.  

Afortunadamente, puedes reducir el gasto emocional que conlleva lanzar un producto sin saber si gustará al mercado al encontrar a tu nicho. Es decir, esa parte del público que acogerá con gusto tu oferta y estará dispuesta a pagar por ella.

Dedica 15 minutos para responder cada una de las preguntas que a continuación te presento para que puedas detectar cuáles son las aptitudes que tienes y que pueden gustarle a tu público meta.

1. Identifica cuáles son tus talentos y habilidades

Sé honesto contigo mismo en esta respuesta porque es el punto de partida hacia las demás. Reconoce la diferencia entre las cosas en las que eres realmente bueno y aquellas en las que desearías destacar más.  

¿Qué tan posible es que desarrolles una habilidad en el futuro? Es momento de definir cuáles talentos tienes hoy por hoy, no si estas cualidades pueden llevarte a algún lugar en específico.

2. De las habilidades que describiste arriba, ¿cuáles disfrutas más?

Si tu cerebro y corazón no están en el mismo lugar, entonces no estás en equilibrio. Cuando eso sucede es como si el pecho le dijera a la mente “Esto se siente correcto”, pero tu cerebro respondiera “No, haz esto mejor ¡tiene más sentido!”

Estudia muy bien lo que determinaste en la Pregunta 1 y acomoda esas habilidades por orden de cuáles disfrutas más y cuáles menos.  Ahora observa tu listado. ¿Hay algunas capacidades que desearías sacar de esa clasificación?

3. De esos talentos y habilidades que disfrutas, ¿cuáles son necesitados por la gente?

Si una de tus destrezas es mover tus orejas, felicitaciones, tienes un servicio para una audiencia de una sola persona. Aquí es donde hacer un poco de investigación de mercado puede ayudarte a enfocarte en cuáles habilidades son realmente valiosas y cómo podrías explotarlas.

4. De las necesidades de la pregunta anterior, ¿cuáles son las que pueden generar más dinero?

La clave aquí son las palabras “más dinero”. Claro, tu familia puede darte algo de capital para apoyarte, pero seamos honestos, no será suficiente para pagar las cuentas.

La pregunta es, ¿cuál de esas necesidades es escalable? Si ves que una persona está dispuesta a pagar por una de tus habilidades, lo más probable es que otra también lo esté. Piensa muy bien si esta habilidad responde a la necesidad del mercado que detectaste en la Pregunta 3.

Cuando resuelvas estas preguntas deberás saber para qué eres bueno, si eso te gusta realmente, si responde a una necesidad del mercado y si es monetizable. Sé honesto contigo mismo y estudia muy bien todas las posibilidades antes de lanzarte a emprender. No es una decisión que debas tomar a la ligera.

Responder a las preguntas de arriba no debe tomarte más de 60 minutos, si te conoces lo suficientemente bien. Pero si te toma más tiempo, no te preocupes. Tómate el tiempo de identificar qué es importante para ti hoy para que no te pierdas mañana.