Tecnología

10 lecciones para emprender con un negocio digital

Ya te has decidido a emprender con un proyecto en línea. Una vez que has definido tu giro y modelo de negocio, ¿cuáles son los pasos a seguir?
10 lecciones para emprender con un negocio digital
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Ya te has decidido a emprender, y crees que la plataforma digital ofrece las mejores posibilidades de hacer despegar tu proyecto. ¿Ahora qué sigue? Una vez que has definido tu giro y modelo de negocio, ¿cuáles son los pasos a seguir?

Platicamos con Jonathan Serrano, cofundador de beldot.com –una mesa de regalos en línea basada en un sistema de crowdfunding–, sobre las claves que todo emprendedor debe tener en mente para arrancar y consolidar su negocio digital.

1. Innova, pero no despegues los pies de la tierra

En un entorno tan competido como el actual, podría parecer que innovar “porque sí” es el fin último de cualquier producto o servicio. Sin embargo, toda innovación debe partir de una necesidad real del mercado. Los creadores de beldot.com aprovecharon la gran demanda de las mesas de regalos virtuales, pero optaron por darle un giro a su proyecto: se basaron en un modelo de crowdfunding o financiación colectiva. De este modo, los invitados aportan una cantidad determinada de dinero, y al final de la colecta, los novios reciben el dinero en efectivo en lugar de los regalos en especie. “A muchos novios no les gusta la idea de pedir dinero a sus invitados, y prefieren hacerlo a través de un sitio web que disimule la situación. Ahí es donde entramos nosotros”, explica Serrano.

2. Busca financiamiento

Arrancar un negocio, aunque sea a través de un medio digital, puede suponer una inversión fuerte: el desarrollo del software, el diseño del sitio, las campañas de promoción en redes sociales, los gastos de constitución, el hosting… Actualmente existen varias opciones de financiamiento para las startups tecnológicas, entre ellas el crowdfunding y el Venture Capital.

3. Acude a cuanto evento se cruce en tu camino

Para obtener apoyo financiero, los creadores de beldot.com acudieron a Grupo Nummorum, una asociación que invierte en startups tecnológicas. Conocieron a uno de sus representantes en Startup Drinks, un evento de networking organizado en varias ciudades de México y que se lleva a cabo en Puebla cada mes. Esta persona se interesó en el proyecto y les aportó financiamiento para su campaña de marketing, así como apoyo para el diseño de su sitio y asesoría.

4. Promuévete con tus amigos, familiares y… todos tus conocidos

Al principio, un negocio digital debe ganarse la confianza de la gente, y esto sólo se logra con recomendaciones de boca en boca.
En los albores de un proyecto, tus conocidos jugarán un papel muy importante: ellos probarán tu producto o servicio, te ofrecerán retroalimentación y, si se sienten satisfechos con el resultado, lo compartirán con su propio círculo. De este modo, se convertirán en tu principal vehículo de promoción.

Al lanzar el sitio web, Serrano y sus socios ofrecieron promociones a sus amigos que estaban por casarse. Ellos recomendaron el servicio a sus propios amigos, y poco a poco, el círculo se amplió.

Después de unos tres meses, el negocio empezó a caminar y recibir registros de personas que no estaban relacionadas con los fundadores.

5. Hazte a la idea de que todos harán de todo

Por supuesto, para que un negocio camine es preciso que exista una definición de roles. Pero al principio lo más seguro es que todos los miembros del equipo tengan que hacer de todo: solucionar aspectos técnicos, supervisar asuntos de contabilidad, responder correos, asistir a eventos, tratar con los clientes…

“En esta etapa los tres socios aún hacemos de todo. Pero la idea es que conforme tome forma el proyecto, podemos distribuir las responsabilidades”, explica el emprendedor.

6. Contrata a un contador

Ahorra en lo que se te ocurra, pero nunca en la cuestión administrativa: ésta es el fundamento de cualquier negocio, y de no manejarse con todo el cuidado que merece, podría derrumbar el proyecto entero. Si no tienes conocimientos de contabilidad, contrata a un contador que lleve un control minucioso de los ingresos y egresos de la compañía, así como de los pagos de impuestos. ¡Lo agradecerás después!

7. Gánate la confianza de la gente

Éste es uno de los grandes retos de los negocios incipientes, y sobre todo, de las startups tecnológicas. “Los novios y sus invitados confían en las tiendas departamentales grandes, en los negocios establecidos. ¿Por qué le darían su dinero a un desconocido?”, se preguntaron Serrano y sus socios al emprender. La estrategia es, una vez más, acudir a los familiares y amigos para que recomienden el negocio y así formar una especie de “cadena de confianza”.

8. Busca cercanía con tus clientes

Por otro lado, un negocio digital requiere una gran inversión de tiempo y esfuerzo para construir una relación cercana con los clientes. Es importante que, aunque nunca se vean cara a cara, los hagas sentir que detrás de la pantalla hay personas de carnes y hueso. Encuentra la forma de personalizar la experiencia en tu sitio web, de brindarles confianza.

“Al principio, en nuestro sitio toda la comunicación con los clientes es por correo electrónico. Una vez que crean su mesa de regalos les doy mi teléfono celular y les digo que pueden llamarme cuando quieran. Los añado a Whatsapp y así mantenemos una comunicación constante y más personal”, explica Serrano.

9. Apóyate en las herramientas digitales

Ésa es una de las grandes bondades de los negocios digitales: que pueden ser administrados desde cualquier lugar. Pero también puede ser un arma de doble filo si no se organizan bien las tareas y no se mantiene una comunicación cercana con el resto del equipo.

Las herramientas digitales son un must para todo emprendedor que trabaje desde casa. ¿Las básicas según los creadores de beldot.com? “Dropbox para compartir archivos, Evernote para organizar nuestras tareas y Slack para mantenernos en contacto”.

10. Conforma alianzas con agentes de tu campo

Detecta a las autoridades de tu campo, los llamados influencers, y acércate a ellos para establecer alianzas y expandir el prestigio de tu marca. “Nosotros creamos un programa de afiliados que beneficia a ambas partes: contactamos a wedding planners, fotógrafos, floristas, en fin, gente que está en el medio, y les ofrecimos colaborar con nosotros. Les otorgamos un código y, si nos recomiendan con sus clientes, les damos un porcentaje de las ganancias. Así todos salimos ganando”, comparte Serrano.

¿Qué otra cuestión consideras básica al emprender con un negocio digital?