Consultoría

Qué sí y qué no hacer con tu foto de LinkedIn

Una buena imagen siempre hace la diferencia. ¡No cometas los errores más comunes!
Qué sí y qué no hacer con tu foto de LinkedIn
Crédito: Depositphoto.com
  • ---Shares

Nunca subestimes el valor de una foto de perfil en LinkedIn. La forma en la que decides presentarte en un pequeño recuadro quizá no diga mil palabras, pero ciertamente dice algo de ti a empleados potenciales, socios y clientes. Claro que tu CV es importante, pero tal como cualquier encuentro en el mundo real, la imagen siempre forma una primera impresión.

Aun así, LinkedIn está lleno de fotos vergonzosas con pésima calidad. Catherine Fisher y el fotógrafo profesional Donald Bowers se han topado con un par de errores comunes.

A continuación, qué hacer y qué no hacer con tu foto de perfil.

1. Sí ten una foto de perfil

Tal vez se escuche muy obvio, pero hay personas que utilizan LinkedIn con la silueta azul que viene predeterminada y ese es un gran problema. El simple acto de agregar una foto aumenta tu visibilidad en el sitio 14 veces, así que si ya tuviste que crear una cuenta, no tienes excusas para no subir una foto.

2. No olvides el contexto

LinkedIn es una plataforma para profesionales, así que a menos que seas un veterinario nunca  incluyas a tu mascota. Existen muchos perros y gatos en el sitio, y no solo eso: también fotos víctimas de un recorte agresivo. Por favor: a menos que seas un modelo de traje de baño, no subas una foto en bikini. Sé profesional.

3. Considera la luz

Si no puedes gastar en un fotógrafo profesional, por lo menos pide a un amigo que  te tome la foto. Lo primero que debes hacer es asegurarte de que la fuente de luz provenga de un lado, ya sea el izquierdo o derecho, ya que el flash directo aplana la foto y por el contrario la iluminación lateral ofrecerá un aspecto más modelado. Procura tomar fotos en el interior contra un fondo blanco o gris. Si decides irte por un exterior intenta evitar el mediodía para no tener problema con las sombras.

4. Equilibra tu formalidad

No todas las fotos de LinkedIn tienen que verse iguales. Mientras un encuadre de cara sirve para la mayoría de las profesiones, es importante adaptar el estilo de la foto para el trabajo que estás buscando. Pregúntate: “¿cómo se vestirían las personas dentro de la compañía?”. La respuesta variará dependiendo de la industria.

5. Considera un fotógrafo profesional

Una fotografía profesional es una inversión que puedes aprovechar durante 5 años. Todos hemos sufrido estrés y falta de sueño, pero con un poco de aerografía se pueden minimizar las bolsas de los ojos, entre otras imperfecciones. El retoque ayuda: puedes verte un poco más joven y, seamos sinceros, para una primera impresión esto puede hacer la diferencia.