Emprendedores

Munchery, gastronomía con tecnología

Esta empresa de entrega de comida encontró cómo descifrar los gustos exactos de sus clientes y una gran estrategia de expansión.

Conrad Chu no es un restaurantero, ni un crítico de gastronomía. Pero en lo que se refiere a inteligencia sobre tendencias gastronómicas en dos de las Mecas de comida de Estados Unidos, es el hombre. “En San Francisco todo el mundo adora la col rizada, mientras que en Seattle hay una verdadera afinidad por la comida italiana”, asegura.

La empresa de entrega de comida de Conrad, que tiene cuatro años de operación y se llama Munchery, al principio descubría esa información mediante un proceso de prueba y error, una estrategia costosa que debía replicar en todo mercado nuevo al cual buscaba acceder. Su grupo de asesores, se esforzó por saber por qué algunas de sus comidas gourmet, preparadas por chefs, no se estaban vendiendo. La escasa y básicamente anecdótica información sobre los clientes que fueron capaces de recopilar vía correo electrónico y otros canales, los dejaron hambrientos de datos más jugosos sobre los antojos de la gente.

Por lo que concentraron sus esfuerzos en Desk.com, del gigante del software Salesforce. Esta plataforma se enlazó, sin mayores complicaciones, con el sistema de la empresa para registrar el histórico de las órdenes de los clientes y las preferencias de comida, así como las menciones de la compañía en Twitter y otras redes sociales. Todo esto ayudó a descubrir y responder a las macroten-dencias en relación con los sabores, como la manía de la col rizada.

Hoy, el emprendedor está satisfecho con que las estadísticas de Desk.com le hayan permitido a su negocio ajustar rápidamente los menús. Sin embargo, fue la exactitud y rapidez para identificar y hacer frente a los aspectos conflictivos que reportan los clientes, como entregas tardías o equivocadas, lo que le confirmó que tomó una buena decisión. Gracias en parte a esta aproximación y a que en 2014 se expandió a Seattle, Munchery ha crecido 400% en seis meses. Ahora sigue la ciudad de Nueva York.

Una segunda opinión

“La inteligencia constructiva que proviene de este tipo de estadísticas tiene un potencial enorme”, señala Bill Bishop, fundador de Brick Meets Click, una firma de consultoría de la industria de alimentos con sede en Barrington, Illinois, EE.UU. Y agrega: “Munchery puede obtener grandes beneficios al concentrarse en sus clientes más valiosos”.

En lo que se refiere al abasto, las estadísticas conducen a efectuar un plan de compras más acertado, “lo cual ayuda a reducir costos de merma y desperdicio, y a incrementar la eficiencia de las cadenas de abastecimiento”, advierte el experto. Justo la clase de información que Conrad necesitará cuando su negocio se enfrente a los múltilpes apetitos de Nueva York este año.