Marketing

El atractivo de los videos cortos en marketing

Vine e Instagram Video son apps para tomar y compartir videos de seis y 15 segundos, respectivamente, y son ideales para cautivar clientes.
El atractivo de los videos cortos en marketing
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Cuando se trata de hacer marketing de tu marca o negocio en internet, ¿puedes contar tu historia en 15 segundos? ¿Y qué tal en seis?

Ése es todo el tiempo que tienes disponible cuando usas alguna de las aplicaciones para tomar y compartir videos, disponibles para dispositivos con iOS y Android. Vine fue la primera de estas apps de video, misma que te permite grabar y cargar videos de no más de seis segundos, los cuales se repiten una y otra vez. Instagram después añadió la posibilidad de compartir videos en su app de fotografía digital, y aumentó el tiempo límite de grabación a 15 segundos por videos. La diferencia es que éstos no se repiten.

También está MixBit, que te permite tomar videos cortos pero también editar múltiples clips para convertirlo en uno más largo de uno o dos minutos. El servicio, creado por los fundadores de YouTube, apenas fue lanzado la semana pasada.

Todos estos servicios están diseñados únicamente para móviles, con videos tomados y compartidos desde iPhones u otros dispositivos mobile. Vine e Instagram Video están probando ser muy populares. Vine consiguió 13 millones de usuarios en sus primeros cuatro meses en el mercado. Instagram Video estuvo disponible inmediatamente para los 130 millones de usuarios de la app, los cuales subieron más de cinco millones de videos en las primeras 24 horas.

¿Pero y cuál es el alboroto por estos videos cortos? ¿Los seis y 15 segundos son cantidades arbitrarias de tiempo? ¿O existe algún método detrás de esta locura?

La estrategia de los videos cortos está diseñada para ofrecer a los usuarios una experiencia muy diferente a la que entregan los tradicionales videos largos. Por un lado están los videos de seis segundos de Vine, los cuales son inmediatos y sin pretensiones. También son lo suficientemente cortos para cargarse y verse rápidamente, incluso con conexiones lentas. Instagram apostó por crear videos un poco más largos, de manera que fuera fácil para las empresas subir comerciales de 15 segundos.

En términos prácticos, los videos de Vine inspiran mayor creatividad. Debido que puedes iniciar y detener la grabación de múltiples tomas, muchas compañías están creando interesantes animaciones stop-motion que demuestran sus productos. La naturaleza reiterativa de Vine también puede resultar en atractivos efectos ya que los videos se regresan e inician nuevamente. Por ejemplo, este video de GAP:

En la otra mano, Instagram está atrayendo a videos promocionales más tradicionales. No necesitas ser tan creativo para adecuar tu mensaje a un contenedor de 15 segundos, y muchas empresas agradecen estos nueve segundos extra para contar su historia y mostrar sus productos.

 

Open House Today: 5-7pm, 1 Main Street, DUMBO, Brooklyn, New York

Un vídeo publicado por The Corcoran Group (@thecorcorangroup) el 21 de Ago de 2013 a la(s) 6:40 PDT

Debido a que ambos, tanto Vine como Instagram, motivan el compartimiento social, los buenos videos pueden viralizarse fácilmente. No es inusual ver videos populares en Vine e Instagram aparecer en las actualizaciones de noticias de Twitter y Facebook. La naturaleza social de estos servicios entrega un gran potencial para cautivar a los clientes.