Finanzas

El ABC de la facturación electrónica

Recopilamos lo que necesitas saber para generar una factura electrónica y así cumplir con tus obligaciones fiscales. ¡Toma nota!
El ABC de la facturación electrónica
Crédito: Depositphotos.com

Si eres profesionista independiente o dueño de un negocio, la factura electrónica es un tema recurrente del que escuchas hablar. Sin embargo, quizá toda la información que exista al respecto pueda resultarte abrumadora. De ser así, no te preocupes: recopilamos lo que necesitas saber para generar una factura electrónica y así cumplir con tus obligaciones fiscales. ¡Toma nota!

¿Qué es una factura electrónica?

Una factura es un documento que detalla el costo de los servicios proporcionados por una persona física o moral, y que desglosa los impuestos que le corresponde pagar. Anteriormente se hacía en papel y requería un proceso algo complejo y tedioso; sin embargo, a partir del 1 de enero de 2014 el Gobierno volvió obligatorio el uso de la factura electrónica para todos los contribuyentes.

Así, la factura electrónica es la versión digital de las facturas en papel y es legalmente equivalente a éstas. Se presenta principalmente en dos formatos, el XML (el que tiene validez oficial, pero no es entendible a primera vista) y el PDF (la versión gráfica que suelen guardar las personas y empresas para imprimir y llevar un registro, y que no permite hacer modificaciones). Existen otros formatos menos utilizados, como .jpg, .doc, .txt y .gif.

Para que una factura electrónica tenga validez legal debe contener la Firma Electrónica Avanzada (Fiel), una especie de garantía de identidad que permite a todos los contribuyentes realizar transacciones electrónicas. Si quieres obtenerla es preciso acudir a las oficinas del SAT con una cita previa.

Beneficios de la facturación electrónica

¿De qué manera favorece la facturación digital? Éstas son algunas ventajas.

-Agilidad en el manejo, registro y localización de la información.
-Procesos administrativos más ágiles.
-Reducción de costos.
-Ahorro en el gasto de papelería.
-Facilidad en los procesos de auditoría.
-Mayor seguridad en el resguardo de los documentos.
-Menor probabilidad de falsificación.
-Reducción de espacios físicos para almacenar documentos.

Si es la primera vez que facturarás en línea…

1. Inscríbete al RFC con tu CURP en sat.gob.mx.
2. En este mismo sitio, date de alta en un régimen fiscal.
3. Utiliza el servicio de facturación electrónica gratuito del SAT o acude a un proveedor autorizado que te ofrezca un programa de facturación electrónica más completo.

FacturaDirecta, una opción para agilizar tu facturación

Existen algunas empresas digitales que agilizan la facturación electrónica, ahorrando a los pequeños negocios un tiempo valioso que puede invertirse en otras tareas.

Una buena opción es FacturaDirecta, un programa de facturación en la nube creado para trabajadores independientes y pequeñas empresas, que permite emitir facturas electrónicas, presupuestos, pedidos, gastos, notas de remisión y órdenes de compra; además de gestionar los contactos, tener la información de tu negocio siempre al alcance y emitir facturas recurrentes.

Este servicio electrónico es ideal para automatizar la gestión de tu negocio y hacer mucho más rentable tu operación. ¿Lo mejor? Puedes darte de alta y probarlo sin costo alguno.

Ya que muchos de los profesionistas y emprendedores modernos realizan sus movimientos a través de su smartphone, este servicio cuenta con una aplicación móvil para iOS y Android con la cual es posible trabajar desde cualquier lugar (aun sin conexión a internet). Puedes descargarla haciendo clic en este enlace desde tu smartphone.