Emprendedores

7 idiomas para crecer en otros países

Conoce los lenguajes que, aparte del inglés, más ayudan en el mundo de los negocios.
7 idiomas para crecer en otros países
Crédito: Depositphotos.com
  • ---Shares

Hace tiempo, Bill Gates aseveró que uno de sus mayores remordimientos era solo ser capaz de hablar inglés. Un lamento un poco extraño para un empresario millonario, fundador de una de las mayores compañías del mundo.

En contraste, emprendedores jóvenes como Mark Zuckerberg han demostrado entender el pulso del mercado moderno al aprender a hablar de manera fluida lenguas como el mandarín. El fundador de Facebook mostró que la clave para desarrollar relaciones de negocios en diferentes mercados es la comunicación.

Hablar inglés ya no es un lujo y desde hace tiempo es una habilidad que todas las personas deben tener, sean emprendedores o no. Sin embargo, ¿qué otros idiomas vale la pena conocer?

Aquí van siete idiomas aparte del inglés que el emprendedor que quiere expandir su negocio por el mundo debe considerar aprender.

1. Español
Si estás leyendo estas líneas, quiere decir que ya lo hablas. Su importancia para el mundo es que algunos países latinoamericanos están demostrando ser un gran campo de crecimiento para startups. Países como México y Colombia son economías muy ricas en desarrollo. Tampoco hay que olvidar a España y por supuesto, la creciente y poderosa comunidad hispana en Estados Unidos.

Es por ello tener un buen manejo de este idioma, aun si es tu lengua materna. Nunca está demás tomar cursos de dicción y redacción para pulir las habilidades y evitar que algo como una falta de ortografía te cause una vergüenza.

2. Portugués
Es el cuarto idioma más traducido del mundo. Esto no se debe a Portugal, sino a Brasil, un mercado que pese a la desaceleración que ha sufrido en los últimos años, sigue siendo preponderante. Su creciente población, recursos naturales y comunidad tecnológica hace que aprender portugués sea necesario para crecer en América.

3. Chino
Hay una docena de lenguas y dialectos en China, pero el mandarín es el más hablado. De hecho, 1.1 mil millones de personas lo usan para comunicarse. Es el idioma con más hablantes en el planeta. Gran excusa para aprenderlo.

4. Francés
La relación franco – mexicana se encuentra en su mejor momento tras las visitas de Estado que se han dado en el último año. Hay un gran interés de Francia por participar en mercados mexicanos, en particular en la industria aeroespacial, por lo que es indispensable conocerlo.

 “Es el segundo idioma más enseñado del planeta. No solo es importante para desarrollarse en el mercado francés, también es usado en otros países europeos y del norte de África. Hay que recordar que 50% de las palabras del inglés tienen su origen en el francés”, dijo Marie José Leduc, directora general adjunta de la Alianza Francesa de México.

Además, al ser una lengua romance, comparte muchas similitudes con el español, lo que facilita su aprendizaje.  No hay que desaprovechar este idioma que puede abrirte las puertas de varios mercados europeos.

5. Rusia
Este gigante tiene una fuerte industria de tecnologías de la información. No solo eso, su idioma es hablado en varios países que formaron parte de la Unión Soviética (unos 300 millones de personas). No hay mejor manera de ganarse la confianza de los empresarios de la zona que hablarles en su lengua. Además, podrías leer a Dostoievski y a Tolstoi en su versión original.

6. Árabe
Cientos de millones de personas hablan este idioma que es el quinto más usado en el mundo. Es un mercado de gran tamaño que todavía no tiene versiones en su idioma de servicios como Amazon o Alibaba, lo que significa que tiene un gran potencial para las empresas digitales. Es una excelente oportunidad de tener un negocio transcontinental de lujo.

7. Alemán
Es uno de los idiomas más importantes en el mundo de negocios ya que es la lengua de la economía más estable del planeta.  Además, su mercado es hogar de grandes innovaciones tecnológicas.

Aprender otro idioma puede parecer un lujo y una gran inversión de tiempo y energía, pero hablar alguna de estas lenguas, aunque sea de forma rudimentaria, puede llevar a tu negocio a éxitos que no habías soñado.